Portada del sitio > LITERATURA > Cuentos > Las Anomalías (I)
Grabar en formato PDF Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

Las Anomalías (I)

Primera Parte: Las Anomalías

Elias Troche

Paraguay



El agudo sonido silbante en sus tímpanos lo despertó. Mientras recuperaba el sentido, una extraña sensación de cosquilleo le recorría cada átomo de su pasmado cuerpo, como si su estructura molecular fuese reorganizando su patrón genético, dándole nueva forma, renaciéndolo. Aturdido y con gestos de agonía en el rostro, intentó incorporarse, pero el constante dolor en diferentes órganos internos lo doblegó, obligándole a mantenerse sentado, acurrucado al borde de la cama y con los párpados fuertemente cerrados. Respiró profundamente por unos segundos, tembloroso, y pudo sentir en su organismo, como la corriente sanguínea iba recuperando su cause, en cada vena, cada arteria, normalizándose y el hormigueo se desvaneció, lentamente. Todavía lánguido, se puso de pie, frotándose los ojos, y su retina fue despejando la nubosidad que la cubría, aclarando su visión. Lanzó un relajado suspiro.
-Creo que esto es lo más cerca a un ataque cardiaco que he tenido. Me estoy volviendo viejo, maldición...
Recuperándose, sus finos y prolongados pies, dieron unos tambaleantes pasos hasta la extensa pantalla plana incrustada en la pared, que en ese momento, desplegaba la imagen vívida de un atardecer en pleno océano. Los cetáceos que se observaban en ese horizonte marino, en forma constante, lanzaban chorros de agua al cielo, en una melódica bocanada sonora que se disipaba por toda la habitación. El escenario acuático se reflejó en sus ojos azulados, relajándolo. Lanzó una boqueada y con una todavía aletargada voz, se dirigió a la pantalla.
-Agenda... lunes 24... cualquier hora... consulta con el cardiólogo... alarma... guardar... cerrar...
 Inmediatamente, su agenda personal se deslizó en el centro de la plácida imagen, archivando los datos recibidos, mediante los comandos de voz que él había emitido al aparato. Posteriormente la lámina que mostraba la agenda, se fue haciendo transparente, desvaneciéndose en la gran masa de agua salada.
 La sensación de apetito en su estómago, le recordó aquel sueño en el que devoraba un buen trozo de carne asada, y como una reacción automática, se frotó delicadamente el abdomen. Dejó el cuarto. Debía encontrarse solo en la casa. Marie, su esposa, debió haberse levantado temprano esa mañana. Era catedrática universitaria y la elaboración de los tests de rendimiento la habían mantenido ocupada toda la semana. Sus hijos Nathan y Marcie debían haberse ido a la Galería, como era de costumbre los días sábados, lo que significaba que debía prepararse el desayuno él mismo. Caminó por el estrecho pasillo dirigiéndose hacia las escaleras, cuando algo bastante anormal le hizo girar la cabeza a un costado: las paredes desnudas.
-Pero... que es esto?
 Aquellos indelebles momentos con su familia, en distintos episodios festivos y vacacionales, plasmados en los cuadros digitales que solían ornamentar las paredes, misteriosamente no estaban. Tampoco pudo encontrar el mini-mural digital con las obras de Monet, regalo de su hermano en su último cumpleaños.
-Pero en que momento Marie reacomodó esto y donde habrá llevado todo?.
 Con entera extrañeza, bajó las escaleras, y el nerviosismo le hizo resbalar en más de un escalón. Su sentido de percepción le advertía que las rarezas no terminarían allí y en efecto al bajar a la sala se encontró con una decoración totalmente diferente a la acostumbrada. Los jarrones, las plantas y todo el giftware de cerámica que con tanto esmero Marie logró acumular, habían desaparecido. En su lugar, unas frías esculturas de metal fundido se erguían solemnes, alrededor de la gran sala.
 - Pero que demonios...
 Con un temple ya casi desesperado, entró a las demás habitaciones: la biblioteca, el comedor, la cocina. Todo diferente...desconocido.

 Lo más desconcertante era que no podía hallar ninguna reminiscencia de sus hijos ni de su esposa, que solían estar regadas por toda la casa. Ningún rastro que indique sus existencias. Ya helado, ya con lágrimas resbalando en la cara y humedad en todo el cuerpo, subió velozmente las escaleras y como una estampida atropelló la puerta de la habitación de sus hijos. Nada... vacía, la habitación se encontraba vacía. La invasión de polvo y telarañas parecían indicar que nadie había ocupado ese cuarto en meses, incluso tal vez años. La locura, sin delegar espacios al miedo y a la incertidumbre, lo poseyó y jugaba perturbantes hipótesis en su mente. Posó sus rodillas en el piso empolvado y abatido se tomó la cabeza con las manos. La fría ráfaga de viento que se metió por el vidrio roto en la ventana, le erizó la piel.
 ************
 El recinto era amplio, decorado finamente con tonos pastel. La ensanchada mesa rectangular de aleación mineral, dibujaba en su centro aquel logo inconfundible que hablaba de la más famosa de las utopías - la unión de los colores y emblemas-. El aparatoso y particular mobiliario, era el que caracterizaba a las salas de reuniones especiales de las Naciones Unidas. La gigantesca pantalla de plasma líquido en la pared, desplegaba una imagen global del planeta, con pequeños puntos oscuros que se distribuían aleatoriamente en la geografía terrestre. Los parámetros y estimaciones numéricas a un lado de la pantalla, iban cambiando de tiempo en tiempo y bajo ella, los funcionarios emitían comandos de voz a las pequeñas consolas que se encontraban enfrente de ellos, recepcionando datos e informes que llegaban de diferentes regiones del planeta.
 En la mesa central, la conversación se tornó más acalorada...
-Eso es inaceptable... La teoría de los agujeros de gusano es una quimera. Primeramente, los rayos x y gamma jamás permitirían que pasara ningún ser vivo a través de un agujero negro y menos un ser humano. Ud., sabe bien Dr. Hains que hay reportes de objetos que aparecen y desaparecen y personas totalmente desorientadas recorriendo las calles, personas que afirman que no corresponden a este lugar... Además, los últimos estudios autorizados en este campo, nos dicen que la materia que ingresa en el horizonte eventual de un agujero negro, en realidad aumenta de masa y con el tiempo la energía equivalente a la masa sería devuelta al universo, pero en forma de radiación, es decir esta materia sería reciclada.
 Pequeñas ráfagas de humo se escapaban de la boca del Dr. Coopers, mientras hablaba. Entre sus dedos sostenía un fino pitillo que lo hacia descansar en sus labios de vez en cuando. Era un físico tradicionalista y para él, las especulaciones que refutaba no escapaban de la mera ficción, a pesar de que no podía explicar con su filosofía clásica, la repentina aparición de las anomalías que afectaban al planeta.
-Dr. Coopers... Podemos decir que los agujeros de gusano son irremediablemente, tal vez hasta ahora, uno de los pocos fenómenos en la historia de la ciencia, en el que la teoría se desarrolla casi completamente como un modelo matemático, un teorema, antes de que haya alguna evidencia de que los cálculos tengan validez. Debemos abrirnos a una perspectiva más amplia, tomando en consideración toda teoría posible, señor. Entonces, admitiendo que la propiedad elemental de la relatividad general, es la simetría temporal, y aplicando esta ley a las ecuaciones que describen a los agujeros negros, su versión del tiempo invertido, daría como resultado la existencia de agujeros blancos...
 El brillo en los oscuros ojos del Dr. Hains, denotaba su convencimiento. La astrofísica siempre le había fascinado, a pesar de las restricciones que habían sobre la investigación de varias áreas de este campo. Era el más ferviente defensor de la teoría de los agujeros de gusano para explicar las anomalías. Aunque no lograba probar en concreto como se habían iniciado y cuando las opciones lógicas se acaban, sabia que debía empezar a analizar las opciones ilógicas.
- Si... la teoría siempre ha estado ahí Dr. Hains. Una región en el espacio en donde nada puede caer...
 El Dr. Jennings, completaba el argumento, pero con un tono imparcial. Era el menos exaltado entre todos los presentes, pensaba que su posición de Presidente del Instituto Real de Tecnología del Reino Unido, debía exigirle una participación activa pero conteniendo la incertidumbre que creaba el suceder de las incógnitas.
-Así es Dr. _replicó Hains_, si un agujero negro es una región en el espacio de la cual ninguna materia alguna puede escapar, un agujero blanco, podría considerarse a una región en el espacio en donde nada puede caer. Tal como un agujero negro puede absorber materia, un agujero blanco solo puede expulsar materia... Por ende podemos tener en cuenta que un agujero negro en su interior podría estar unido a un agujero blanco, lo que formaría un camino, un túnel de espacio-tiempo. Este agujero blanco podría estar en un universo-paralelo, que sería diferente en cuanto a la organización de nuestra existencia en este mundo.
-Puras congeturas!. Dr. Hains, no explica como evitaría la materia, digamos un ser humano, ser incinerado o aplastado por las fuerzas de marea al atravesar el horizonte de un agujero negro _continuó Coopers, siempre escéptico y con una leve sonrisa sarcástica en el rostro.
-Bueno, no sería un agujero negro como el que se forma con los despojos de una estrella, tampoco uno supermasivo, tal vez uno rotatorio, un mini agujero negro rotatorio, ya que se ha observado que en éste, en su ergósfera, afuera del horizonte, los objetos pueden entrar y salir...
 Más cuidadoso, el Dr. Popoff, presidente de la Comisión de Emergencia recientemente formada, cuestionaba la sugerencia.
- Su teoría para la explicación de las anomalías que atacan nuestro mundo es bastante original, Dr. Hains, pero no es nueva, toda esta sofisteria del agujero de gusano ha sido bastante discutida. Ahora bien, como explica la multi-formación de este fenómeno alrededor de nuestro planeta, del día a la mañana, sin que algún instrumento lo haya detectado previamente?. Es bien sabido de las prohibiciones. Personalmente no creo que alguna nación se haya aventurado nuevamente a crear en laboratorio un cierto tipo de agujero negro, después de lo que pasó en la estación espacial, hace 40 años.
 Jennings se refería al primer Colicionador de Iones Pesados, puesto en órbita y acoplado a la Estación Espacial Internacional en la década de los 30, que intentó duplicar las condiciones que prevalecieron milisegundos antes del Big Bang, creando con esos eventos de alta energía, minúsculos agujeros negros. Pero la estabilidad y el tamaño de éstos no pudo ser controlada y literalmente la Estación Espacial se devoró a sí misma, aniquilando a los intervinientes en el experimento, hasta que el fenómeno se evaporó, liberando radiación que afectó permanentemente a la atmósfera terrestre. Toda reanudación del proyecto fue prohibida a nivel mundial. 
 El Dr. Hains, vacilando, terminaba su planteamiento, perdiendo la mirada en la pantalla que dibujaba la distribución de las anomalías en el mapa mundial.
- Tal vez no fuimos nosotros señor. Me refiero a que la anomalía tal vez no se inició en nuestro universo...
 **********
 Afuera, los altoparlantes repetían el mismo mensaje grabado.
-El Gobierno ha decretado el Estado de Queda. Esta área poblacional ha sido clausurada temporalmente. Todas las personas deben salir del recinto en donde se encuentren y acercarse a los vehículos militares de ayuda. El permanecer en esta zona puede resultar peligroso a su salud. Si se encuentra desorientado o perdido por favor acérquense en forma ordenada y pacífica, Lo ayudaremos...
 
 Decidió salir a la calle por fin, y nervioso asomó lentamente la cabeza fuera de la puerta. En segundos, el ciclópeo vehículo militar que transportaba a las personas desorientadas en las calles, avanzó hacia su encuentro. Los jardines desbaratados y las casas vecinas maltrechas, aparentaban haber sufrido el azote de un gran vendaval. El sonido mecánico del movimiento del artefacto se detuvo frente suyo y con un silbido hidráulico dejó ver una fisura en su hermética estructura. Los apretados uniformes laboratoriales de los hombres que descendieron, no dejaban ver ninguna parte de sus cuerpos. Uno de ellos se dirigió hacia él, pidiéndole que se acerque, pacíficamente, mientras levantó el instrumento de mano que portaba y el aparato disparó un haz de luz violáceo que fue recorriendo su cuerpo. En unos segundos fue desplegando en el minúsculo visor, la estructura de su ADN y por ende su identidad. El otro hombre mediante un diferente dispositivo, buscaba huellas de algún tipo de radiación, quebrando el silencio después, con un tono fatigado.
- Otro más... Coldd, Jonas...
- Soy yo. Pero...
- Debe acompañarnos. Lo ayudaremos...
 Sin más palabras, dudoso, subió con miedo. En el interior del vehículo, las personas casi en estado catatónico, no emitían voz alguna. En sus mentes turbadas, las líneas de la razón oscilaban casi hacia el desvarío y sus miradas lejanas se perdían en perennes interrogantes. El único contraste en sus figuras era su vestimenta. El estilo de prendas que los cubría, no parecía haber venido del mismo lugar, ni siquiera del mismo tiempo. Coldd descansó su pesado cuerpo en uno de los asientos, levantando la mirada hacia una pequeña ventanilla superior en la impenetrable pared del móvil y divisó un claroscuro atardecer que se movía despacio. Dibujó el rostro de sus hijos en ese pedazo de cielo, también el de Marie. Dónde estarían?. Se hallarían a salvo?. Los volvería a ver algún día?, y perdió el sentido del tiempo en esa lejanía...

 En la sección de control del vehículo, uno de los hombres programaba el destino mediante pulsaciones táctiles en el panel central que mostraba un detallado plano de la ciudad.
-Este es el número 125 en esta zona... cada día aparecen más...
-Tenía unos primos en las afueras de la ciudad. El Tte. Perkings me informó que están en su lista. Esto es una maldita pesadilla...
-Cree que terminará pronto teniente?
-Esos idiotas del gobierno no tienen la menor idea.
-Es peor que la maldita guerra.
-Solo que no fuimos entrenados para esto...señor.
 **********
 Mientras bajaba del vehículo, divisó la instalación totalmente fortificada. Decenas de personas, tal vez cientas, eran acomodadas en forma metódica y dirigidas a diversos hangares, que se esparcían en el vasto terreno. Uno de los hombres uniformados que portaba un instrumento de reconocimiento se le acercó.
- Coldd, Jonas... Venga conmigo por favor.
- Pero... mi familia... necesito...
- No se preocupe por ellos... Lo llevaremos a un lugar seguro en donde obtendrá todas las respuestas.
 Ingresaron a uno de los hangares y caminaron por un estrecho pasillo.Una fila de compactas habitaciones se esparcía a los lados. En la puerta de cada una de ellas se hallaba adherida una etiqueta con una identidad y un número de serie. De pronto el hombre se detuvo, programó su instrumento y uno de los accesos se abrió, iluminándose su interior.

-Señor Coldd, aquí encontrará todas las comodidades que necesite mientras resolvemos esta situación. También hallará un dispositivo de red global, mediante el cual se le responderá a sus interrogantes y se le informará todo adelanto en las investigaciones. No se preocupe si no sabe utilizarlo, el asistente intuitivo le ayudará. Tranquilícese, estamos haciendo todo lo posible para que vuelva a casa.
-Pero no sabe nada de mi familia? ... como puedo?...
 -Por favor señor... es todo lo que puedo hacer por usted hasta el momento, como puede imaginarse no es la única persona afectada. Pase adelante...
 La puerta se deslizó lentamente tras suyo y se oyó el sonido de la cerradura electrónica al trabarse con un tono seco. El hombre adherió una etiqueta a la puerta y se retiró. El sólido e improvisado habitáculo, era pequeño pero confortable. Una cama totalmente ergonómica; las estándares que se utilizan en el ejercito; un pequeño excusado y una ducha. Hacia un lado, un asiento y una mesa, y en una de las paredes la pantalla del sistema de red global, que mostraba el logotipo de los diferentes medios y las opciones de comunicación disponibles. Desde su implantación a escala mundial, la red global combinó los distintos medios con todos los sistemas de transacción y comunicación personal y los aglutino en una sola señal. El bajo costo de cada dispositivo y su versátil uso; ya que respondía a comandos de voz como también a señales táctiles en la pantalla; permitieron su rápida difusión en todos los hogares y favoreció a la globalización de la información, la educación, el comercio y el entretenimiento. Reposó su debilitado cuerpo en la cama y la pantalla en su frente cambió de imagen. Con una voz casi metálica, el asistente intuitivo, que en este caso lo representaba el rostro de una mujer, le fue desglosando las características del mecanismo, así como las opciones habilitadas. Coldd tomo coraje y se dirigió a la parlante pantalla.

-Cancelar asistente intuitivo... acceder a la red global...
-Accediendo...
-Media...
 Ansioso fue explorando la red global, y las diferentes agencias de comunicación fueron exhibiendo todas las hipótesis manejadas acerca de las anomalías. sorprendido, y ya casi espantado, dio nuevos comandos al versátil aparato.
-Cancelar... Acceder al Departamento Central de Censo...
-Accediendo...
-Buscar... Coldd, Jonas
-Buscando... 1 archivo encontrado...
-Acceder archivo...
-Accediendo... Nombre: Coldd, Jonas, edad: 45 años, estado civil: soltero, .profesión: Gerente de Relaciones Públicas, Everest Corporación Mineral...
-Soltero... Dios mio...
Se quedó unos segundos atontado por la información en la pantalla. Luego reaccionó.
-Cancelar... Comunicaciones...
-Accediendo Comunicaciones...
-Buscar... Sam Coldd
-Buscando... 1 item encontrado
-Llamar
-Llamando...
 La mujer que contestó la vídeo llamada, sorprendida al ver el rostro de Coldd en la pantalla, pegó un alarido y corrió fuera de la habitación.El hombre que ingresó al cuarto, lentamente se acercó a la cámara, con la mano tapándose la boca.

-Jonas... Santo Cielo, eres tú?
-Sam... quisiera decirte que soy yo, pero ya no se ni quien soy...
-No... tu no eres mi hermano... tu eres... Entonces es cierto... Eres idéntico...
-Tú también eres idéntico a mi hermano... pero esta no es mi realidad... Aquí tengo el mismo nombre, la misma profesión, la misma casa, pero según los registros soy soltero...
-Lo que dicen los medios... es cierto...
-Soy Jonas Coldd y tu eres Sam Coldd, verdad?
-Sí... mi hermano... es soltero...
-Yo tengo una esposa y dos hijos maravillosos. No sabes cuanto los extraño.
-Pero que paso con mi hermano?...
-Quizás fue en mi lugar, y debe estar tan desorientado como yo.
-Pero como pasó esto?...
-No lo se. Pero aquí hay cientos de personas que como yo, al parecer, no pertenecen a este lugar. Dime que dijeron las autoridades acerca de tu hermano?
-Solo dicen que se encuentra desaparecido... que fue víctima de un extraño fenómeno natural y que están haciendo todo lo posible para que regrese...
-No creo que sepan nada de esto y es cualquier cosa menos un fenómeno natural. No creo que sepan como hacer volver ni enviar a nadie. Esto esta fuera de su control...
 **********
 De pronto, la ventana principal de todos los dispositivos de red global alrededor del mundo, cambió de aspecto. El logotipo de las Naciones Unidas en un flamear virtual, indicaba que un mensaje oficial estaba por ser transmitido. Todas las personas comunes en sus hogares y las diferentes autoridades desde su dispositivo portátil, dondequiera que se encontraban, habían estado esperando este momento. Una explicación formal acerca del fenómeno que afectaba al mundo. El lujoso traje del Secretario General de las Naciones Unidas, Henry Alvares, no podía esconder al público la expresión de nerviosismo en entorno facial. Tampoco las pequeñas gafas de lectura que se calzó para dirigir la mirada al tablero digital en la cabecera del pedestal.
- Me dirijo a todos los ciudadanos del mundo y el mensaje que traigo es un mensaje de tranquilidad, contra la incertidumbre que seguramente los agobia minuto a minuto. Todo ser humano de este planeta se encuentra al tanto de las anomalías registradas desde hace unos días en nuestro ordenamiento de vida. Algunas personas han desaparecido de sus hogares sin rastro alguno, otras han aparecido en su lugar, de la misma apariencia física, pero con otros recuerdos, otras vidas, muy extrañas a las que sus familiares y amigos han conocido. Asimismo estructuras conocidas en nuestro entorno, hasta edificios enteros se han desvanecido y otras construcciones han tomado su lugar en forma aparentemente inexplicable. La Organización de las Naciones Unidas, inmediatamente, ha formado una comisión de emergencia para el estudio de estas anomalías, con la activa participación de todos los países. Les aseguro que ninguna colaboración ha sido rechazada. Esta comisión ha encontrado la explicación a las anomalías, la cual la describiré de una forma sencilla y detallada, para el entendimiento del ciudadano común. Mucho se ha especulado en los medios de comunicación. Ciudadanos del mundo, la verdad es la siguiente: El universo no es uno solo. Existen otros planos de existencia, parauniversos, en donde aparentemente cada ser tiene su igual y a cada persona no precisamente pudo haberle sucedido los mismos acontecimientos en un universo y en otro. En nuestro universo, nuestro planeta ha sido afectado por lo que la astrofísica ahora reconoce como un agujero de gusano, que podría describirse en términos simples como un túnel tiempo-espacio, una conexión entre los parauniversos. Las condiciones y el porque de la formación de estos agujeros de gusano corresponden a especificaciones técnicas que no serán fáciles de asimilar por cualquier ciudadano, así que no incursionaré mucho en ese punto. Estos agujeros de gusano han absorbido a toda persona y objeto que se ha posicionado en su radio de acción y los ha trasladado de un universo a otro. En su lugar, ha trasladado a su igual de otro universo a nuestra realidad de existencia. Pero luego del análisis del fenómeno, la Comisión de Emergencia ha llegado a la conclusión de que todo proceso de cambio es reversible y el orden de las cosas deberá volver a su estado habitual en un lapso de tiempo que aún no se ha definido. Según los últimos informes que hemos recibido, este proceso de restauración ya se ha iniciado y tengo en mi poder datos de personas que han regresado de su viaje parauniversal, sin daño físico alguno... Somos plenamente conscientes del caos que han ocasionado estas anomalías, más aún en los países con menos capacidad de desarrollo. Esta organización en total sintonía con los gobernantes de cada país unen sus esfuerzos para apaciguar los daños causados. Rogamos seguir las directivas de las autoridades de su localidad. Queremos dejar en claro que esta situación no fue originada en este plano de existencia, en nuestro universo, y aquí no existen responsables, solo víctimas. Esto no es el fin del mundo como lo conocemos, sino el comienzo de una nueva era de paz, una era de coordinación planetaria. La humanidad prevalecerá...
 **********
La suave brisa acariciaba su rostro dormido y revoloteaba en su pelo. Su cuerpo casi sin peso reposaba en el fresco pasto que se desdibujaba en la dilatada superficie. Abrió los ojos y vió a Nathan y Marcie saltando en la lejanía. Sus rostros pueriles lanzaban carcajadas al cielo, mientras se tomaban de la mano, dibujando con los brazos círculos en el aire. Se levantó como pudo. Apresuró la marcha al encuentro de sus hijos, invocando sus nombres en un sollozante alarido que hizo eco en la tenue atmósfera. Pero por más que corría, siempre estaban a la misma distancia, allá en el ápice de la empastada lomada. Jamás los alcanzó. Se quedó parado por unos instantes, solo observando sus formas. De pronto vió a Marie. A su lado un hombre le tomaba de la mano. Este llamó a Nathan y Marcie por sus nombres y ellos se le acercaron en una corrida que termino en un fuerte abrazo. No podía creer lo que le mostraban sus ojos. Observó fijamente el rostro del hombre, era él. Este le dirigió la mirada y fue como si se estuviese viendo en un espejo. Sin inmutarse el hombre rodeo sus brazos a su familia y dio vuelta la cara. Coldd corrió de nuevo hacia ellos, llamando a su esposa hasta desgañitarse, pero se perdieron en la indiferente distancia. La enérgica voz del Secretario de las Naciones Unidas, lo despertó. El mensaje grabado se repetía constantemente en la red global. La pantalla se dividía en diversos cuadrantes que informaban los últimos acontecimientos. Algunos medios ya ofrecían datos sobre personas que volvieron de su travesía para-universal, detallando sus anécdotas. Ciertas empresas, intentando recuperar las pérdidas en su variada economía o tal vez solo aprovechándose del momento de inestabilidad, ofrecían en línea un nuevo servicio de Seguro contra Traslados Para-universales, aludiendo que tal vez el fenómeno podría repetirse.
 **********
Las dolorosas contracciones la obligaron a respirar profundamente. Levantándose dificultosamente del sofá, lloriqueando, trató de alcanzar su dispositivo de red global que reposaba en la pequeña mesa, pero en el intento, hizo tambalear la escultura de cerámica que se erguía en el centro, que cayó triturándose en el piso. Nathan acudió desesperado. Sus finos pero fuertes brazos sostuvieron a su madre y la mantuvieron de pie.
-Lláma a tu padre hijo... pronto... y ven conmigo.Yo voy por el auto...
-Si mamá...
 El niño dio los comandos de voz al dispositivo y el hombre se mostró en la pantalla, preocupado al ver el pálido rostro del muchacho...
-Nathan que sucede...
-Papá... papá... mamá está teniendo al bebé...
-Donde esta ella?...
-Fue por el auto...
-Acompáñala al hospital, yo llego enseguida...
 Solo unos pocos minutos después, exasperado, ingresó al recinto circular. La liviana sonrisa en el semblante de la mujer sentada en el centro que manipulaba una pequeña consola, no lo calmó.
-Mi señora... está teniendo un bebé...
-Si señor... Su nombre por favor...
-Jonas Coldd
-Sra. Coldd... si... puede pasar a la sala de la derecha...
 Sin más palabras, presuroso, se dirigió a la siguiente sección. Tras el ventanal, los niños recién nacidos descansaban en cómodas reposeras que se esparcían por toda la sala. Una de las asistentes se le acercó con un pequeño aparato de registros en la mano.
-Señor...
-Soy Jonas Coldd... mi esposa...
-Si... felicidades señor Coldd... Es un varón...Venga por aquí, su señora lo espera...
 **********
De pronto su cuerpo se estremeció. Saltó de la cama retorciéndose de dolor y cayó al suelo. Miró al techo, gimiendo, pero un grisáceo horizonte cubrió sus ojos. Sintió cada átomo de su cuerpo desperdigarse en espiral, como diminutas lentejuelas de colores arrojadas al viento, en un zumbido ensordecedor. Tuvo tiempo para un último respiro y luego perdió el conocimiento.Despertó en el pasto fresco y el aroma de flores silvestres, le obligó a levantar la cabeza pero su visión nublada no le permitió distinguir lo que veía. Se levantó como pudo y sus ojos divisaron el jardín. Su jardín. Ese lugar sagrado de Marie, en el que ella con tanto esmero, había dedicado sus ratos libres. Se apoyó tambaleante en la puerta de la entrada a la casa, y con la fuerza que le quedaba intento abrirla pero estaba bajo llave. Con las dos manos la golpeó con todas sus fuerzas, y segundos después, se abrió. Era Marie, con esos ojos de siempre, cándidos como el mar en calma. Un pequeño niño a su lado, jugaba con su suelta falda. Ella lo miró a los ojos y desmayó. Hacían dos semanas que no la veía. Pero para ella habían transcurrido seis años de los fenómenos.
-Llegué... a... casa_ balbuceó, atontado.

Este artículo tiene © del autor.

850

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 MUNDO CULTURAL HISPANO

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 46

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3335644 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 611 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0