Portada del sitio > LA BOTA DE SUEÑOS > Narrativa > EL TEURGO
{id_article} Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo
- ¿Tienes miedo?-me preguntó.

- Sí -fue mi única respuesta. No valía la pena mentirle. Se llamaba Henoch o al menos así le decían. Había escuchado que por cierto vehículo mágico todos los enigmas de la Naturaleza le habían sido revelados. Quizás en otras circunstancias y lugar habría pensado que sólo era un embustero pero en aquel momento sentí una mezcla fatídica de respeto a sus pordioseras ropas y terror a sus extraños ojos.

Sonrió satisfecho. De sus andrajos extrajo lentamente una estrujada hoja de papel. La desdobló con cuidado y me la mostró. Había un dibujo hecho con creyones de varios colores casi todos pálidos y muertos. La figura representaba, a unos caníbales asando, presumiblemente la carne de una persona. Era grotesco y parecía haber salido de las manos de un niño pequeño.

- ¿Es de Pim?-interrogué recordando a mi hermano. Había viajado al Congo para estudiar las tribus salvajes, una obsesión que lo dominaba desde la infancia.

El viejo, risueño, se limitó a asentir con la cabeza.

- Resulta curioso-dijo-lo que nos evocan las imágenes, hasta las más ingenuas, pueden proporcionarnos el más profundo horror. Sólo hay que reflexionar sobre el hecho de que la haya efectuado un niñito, como en su diminuta mente ya se gestaban las más siniestras escenas. Aunque, después de todo, los grabados tienen un gran simbolismo por eso, antaño, existieron libros como la. Hipnerotomachie Polyphyili, sólo a bases de rótulas... De alguna manera el de tu hermano Pim me revitaliza, es hermoso, pero peligroso...

Inquieto gracias a aquellas palabras le inquirí que a qué quería llegar y el demoníaco, que ahora lucía como el archidiablo Belfangor, volvió a sonreír ambiguamente llevándose su semblante de aquellos predios.

Quedé solo en el parque y hubiera preferido quedarme allí para siempre porque luego, al presentarme en casa, lo supe. Pim había muerto devorado por salvajes en el curso de una investigación...

Luego recordé unos venerables versos que había leído en alguna parte, según creo, de un tal Alano de Lille, que hablan del significado de cada suceso en el mundo: Omnis mundi creatura/quasi liber et pictura / nobis est in speculum. / Nostrae vitae, nostrae mortis, nostri status, nostrae sortis fidele signaculum.

Este artículo tiene © del autor.

889

Comentar este artículo

   © 2003- 2017 Mundo Cultural Hispano

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 17

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3433758 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 538 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0