Portada del sitio > LA BOTA DE SUEÑOS > Poesía > Selección de poemas de José Miguel Rodriguez Ortiz
{id_article} Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

Selección de poemas de José Miguel Rodriguez Ortiz

José Miguel Rodriguez Ortiz

Cuba



Desde el corazón (enero 2005)


Se desborda el amor por mi sonrisa

me descubro y no lo puedo evitar.

Se esboza en mi alegría tu alegría,

tus besos y tu andar.

 

Haberte visto es lo mejor del día

es energía, es carga, es voluntad,

felicidad a pulso, en demasía

o quizás ganas de vivir, no más.

 

Te conviertes en el único motivo

sincero y puro que me hace despertar,

tú y tu risa que enamora mis oídos

y me obliga a volar.

 

Te has convertido

en mucho más de lo que eras,

y eres todo a lo que muchas

aspiran sin cesar,

pero ellas solo desean y desean,

mientras tú coges lo que quieres,

sin siquiera preguntar.

 

Para mañana (2003)
 

Cuando nada funcione, y todo esté agotado,

y no nos quede nada porque todo se ha ido

y nada ha regresado, y la vida es inútil

porque estamos desnudos y tenemos miedo

de morir encallados en tierra de nadie,

solo dame un beso y un apretón de manos

y si eso no funciona, al menos para darte:

el aliento perdido, la confianza olvidada,

la esperanza marchita que perdiste en la vida

entonces, solo entonces, cuando no sientas nada

y mi beso no sirva, será cuando descubras

que solo hay dos respuestas:

o ha cesado mi amor o es que tú no me amas.

 

Invierno (2004)
 

Tengo los labios secos de este frío

cruento e inevitable que me invade,

inevitable es el tiempo cuando pasa

mientras tu boca mojada no ha llegado.

 

Tengo la piel blanca, y marchitada

el alma está de palabras y sonrisas,

árida esta mi piel de tus caricias

y de tus manos, inefables, que me incitan.

 

Tengo el rostro inmóvil, y fecundos

son estos días de soledad y viento,

de lecturas incesantes, y es el tiempo

la única esperanza a mi tristeza.

 

Monotonía (2004)
 

Me aburro de las cosas a menudo

como ahora que me aburro de la vida,

no es optimista mi pensar, (lo siento),

pero le falta movimiento a mis pupilas.

 

A mis manos, a mi boca, a mis secretos,

que se aburren de que nadie los conozca,

a este corazón, ahora inmutable,

que está ajeno de emociones y tristezas.

 

A mi cuerpo que no expresa lo que siente,

ni mata sus deseos y sus ansias,

de amar y de saciar todas su ganas,

sin límite al placer de la confianza.

 

Son momentos de paz en demasía

por los que paso en estos días de nostalgia,

donde falta movimiento a mis pupilas,

a mis manos, a mi cuerpo y a mis ganas.

 

Espera (2004)
 

Minutos que transcurren

y el papel sigue en blanco,

momentos de silencio

aquí en mi habitación,

ideas que se escurren

por entre el pensamiento,

y mi pluma en vigilia

ante cualquier situación.

 

No hay corriente, ni música,

ni se escucha una voz,

no hay estruendos o golpes,

ni nada alrededor,

solo vuelan las moscas

por esta habitación,

donde espero algún día

me regrese el amor.

Tu manera de placer. (2004)
 

Toda la concepción de mi mirada

no calma la revolución de tus pupilas,

sin embargo, mis caricias “ubicadas”,

te dejan cada vez más sorprendida.

 

Todas mis palabras y poemas

no te contentan, ni te gustan nada,

sin embargo, cuando utilizo mis manos,

te quedas totalmente agasajada.  

 

Todas las flores que te había enviado

muertas quedaron en tu alfombra gris,

excepto aquellos pétalos morados

que hicieron magia al frotarlos sobre ti.

 

Por eso vengo hoy sin concepciones,

sin poemas, ni flores, ni palabras,

solo traje a mi cuerpo y a mis ganas,

“¡Tú, descuida, que con eso basta!”

 

Amor temprano (dic 2004)

 

Se arrastra el aire puro por mi piel sofocada

un bocado del mismo ha tomado mi cuerpo,

aparece tu imagen otra vez renovada,

por mis sanos recuerdos.

 

Escucho tus latidos por entre el sentimiento

de una noche tranquila descubriendo tu cuerpo,

deshilándote toda como si fueras viento

como si fueras tela o quizás tiempo.

 

Caminamos felices sobre un mundo distante,

solo nosotros mismos construimos recuerdos

olvidamos a todos apenas por instantes

que fueron más que eso. 

 

Miradas coincidentes o torpezas absurdas

denotaron ternuras nítidas y sinceras,

espontáneos deslices dejaron cicatrices,

que aún están a la espera.

 

Advierto en la distancia de un porvenir cercano

un adiós tormentoso, una total ruptura,

porque me siento tuyo y tu te sientes mía,

mas no sabemos nada.

 

Y mientras no sabemos, te respiro en el aire,

te extraño a carcajadas  que animan la partida

de un beso caprichoso que trasciende a mis labios

y espera de tu boca, loca mujer perdida.

 

Jose Miguel Rodriguez Ortiz
Cuba
josemiguel@lab.matcom.uh.cu

 

Ilustraciones: Ray Respall Rojas
Estudiante de la Academia de Bellas Artes San Alejandro
Cuba

Este artículo tiene © del autor.

3294

1 Mensaje

  • > Selección de poemas de José Miguel Rodriguez Ortiz 24 de noviembre de 2006 16:13, por Reina Torres Pérez

    Con una fuerte carga emotiva, desborda de sí este autor, que recurre a lo personal para crear un ambiente de complicidad porque somos muchos los que desde el corazón decimos o escribimos lo que estamos sintiendo. El amor más que símbolo es escudo y cobija en sus versos.

    repondre message

Comentar este artículo

   © 2003- 2018 Mundo Cultural Hispano

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 26

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3641553 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 458 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0