Portada del sitio > LITERATURA > Artículos literarios > Pretextos para un encuentro
Grabar en formato PDF Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

Pretextos para un encuentro

Marie Rojas Tamayo

Cuba



Pretextos para un encuentro

Por Sonia Franco Cervera
Fotos Andrés Barca

Una vez más, y sin importar los 400 años que cubren sus páginas, El Quijote vuelve a ser motivo de relectura, análisis y reflexión. En esta ocasión, la oportunidad llegó bajo las alas de la XIV Feria Internacional del Libro de La Habana con la Conferencia de Literatura y compromiso social titulada "La razón crítica de Cervantes a través de la locura de Don Quijote", ofrecida por el teólogo, escritor y periodista brasileño Frei Betto.

"Sabemos que toda obra de arte vale por su belleza y no necesita explicaciones. No hay obra de arte de izquierda y de derecha, o es bella o no lo es. La obra de arte es polisémica y cada persona la aprecia a partir de su sensibilidad, pues todo punto de vista es la vista a partir de un punto". 

Y es precisamente El Quijote una de las obras con mayores puntos de vista, de interpretación e incluso de aceptación, a lo largo de la Historia de la Literatura Universal. La arista de la obra, expuesta por Betto, fue la crítica al Imperio Español del siglo XVI y, más importante aún, su consonancia con una sociedad que, separada por cuatro siglos, sigue viviendo en el feudalismo de la razón. 

En su ponencia, Betto parte de la idea de que todo texto es mejor comprendido cuando está situada dentro de su contexto, por tanto la crítica social presente en El Quijote podría ser mejor percibida al recordar que el autor fue súbdito de la monarquía absolutista de Felipe II, y la obra redactada bajo el reinado decadente de Felipe III. 

"La Mancha de Don Quijote es el retrato de la decadencia de un reino, donde el desempleo multiplicaba por los poblados y caminos, pícaros, mendigos, vagos, charlatanes, bandidos, en fin todo una clase de marginados y excluidos, cuyos harapos desentonaban con las vestimentas de los oficiales del rey y de los héroes de caballerías". 

Más adelante, haciendo honor a la universalidad del texto de Cervantes, el escritor brasileño nos presenta una visión quijotesca del siglo XXI , una versión trasvolada que incluye Imperio, molinos, pastos de ovejas...: "Hoy el imperio es Estados Unidos de América y donde hay apenas pequeñas instalaciones industriales y plantas petrolíferas vislumbra armas de destrucción masiva; donde apenas hay familias trabajadoras, él ve terroristas; donde hay solamente hombres y mujeres que practican con devoción su Fe musulmana, Estados Unidos y el gobierno de Estados Unidos aprecia fanáticos y fundamentalistas. ¡Donde andarán los Cervantes capaces de derrotar con sus penas aquellos que nos miran con sus armas".

Finalizada su ponencia, el autor de Fidel y la Religión abordó problemáticas de trascendencia internacional como el significado de la palabra utopía: "Yo tomo la utopía como un proyecto que primero se idealiza en nuestro deseo de vivir todos con dignidad, como hermanas y hermanos. La utopía es como el horizonte, caminamos y caminamos, y se nos sigue alejando. Pero no caminamos en vano, lo hacemos para avanzar"; economía mundial, capital especulativo, la concentración monopólica provocada por el FMI, la interrelación monopolios de mercado-medios de comunicación y transporte; el hambre como la principal causa de muerte prematura en el mundo; identidad cultural; globalización y neoliberalismo; y la desaparición de valores en la sociedad capitalista.

Otro tema expuesto por el teólogo brasileño fue el de la Revolución Cubana, su importancia como única sociedad realmente socialista en el hemisferio Occidental capitalista, un ejemplo de la historicidad y los avances posibles en la historia. "La obra de la Revolución cubana es una obra evangélica".

En el evento se realizó también una exposición de 27 ediciones diversas, en más de 10 idiomas del texto Fidel y la Religión, obra que en el presente año cumple 20 años de publicada su primera edición.

Al encuentro asistieron Ricardo Alarcón, Presidente de la Asamblea Popular, Abel Prieto, Ministro de Cultura, Roberto Fernández Retamar, presidente de Casa de las Américas, Iroel Sánchez, presidente del Instituto Cubano del Libro, representantes de la Embajada de Brasil en Cuba, familiares y amigos de Frei Betto entre otras personalidades de la literatura y la cultura, nacional y foránea.


Ver en línea : Cuba Literaria

Este artículo tiene © del autor.

519

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 Mundo Cultural Hispano

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 11

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3369208 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 561 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0