Portada del sitio > ARTES PLÁSTICAS > ARTISTAS > ARTE Y MENTE
Grabar en formato PDF Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

ARTE Y MENTE

Alejandro Carpintero



CHICA EN LA PLAYA
60 x 60 cm
Óleo sobre lienzo
2008

Retrato de Christine Young. Leí en Internet sobre su historia y me conmovió bastante. Christine Young saltó a la fama como actriz en la subcultura del porno en Internet. Tenía 18 años cuando empezó a hacer películas aunque lucía el aspecto de una preadolescente. Esto la hizo triunfar. Ella sabía que su aparente juventud era su estrategia de seducción e intentó mantenerla cuanto pudo. Aunque pasasen los años siempre decía tener 18. Pero su cuerpo comenzó a cambiar y engordó. Ya no resultaba tan atractiva y había perdido su aspecto Teen. Fue quedándose sin adeptos hasta que se retiro hace dos años con 23. Hoy sigue vendiendo el material que filmó en su época dorada.

Encontré una foto suya, de su última etapa, en la que ella aparece en la playa y me pareció una imagen poderosa. Una mezcla entre belleza y tragedia que me recordó a las famosas fotos que George Barris tomó a Marilyn Monroe en la playa. Retratarla me permite hablar sobre las vías del éxito y el fracaso. Sobre la condición humana, la juventud, la belleza y el paso del tiempo. Cuando comencé a trabajar en mi pequeño cuadro, tuve que modificarlo bastante para crear una sensación de imagen congelada que representa una realidad fugaz que es contemplada desde un presente pesimista. Al mismo tiempo que pintaba, como una nube, pululaba toda la información que yo sabía sobre Christine y que en la foto no estaba. Podemos imaginar que la sola presencia de su cuerpo en el paisaje modificaría la percepción de quien lo observase añadiendo densidad a la atmósfera e intensificando la emoción. Convertí el fondo marino de la imagen en una masa oscura y acechante y forcé su horizontalidad para que la composición resultase mas narrativa añadiendo un carácter temporal de paso del tiempo. También privé a la imagen de cualquier aspecto anecdótico. Simplemente los suprimí para crear un sentido de estereotipo, de imagen conocida (una familiaridad falsa con el espectador) al mismo tiempo que emblemática.


Mas allá de lo que vemos

El hecho de elegir modelos bastante jóvenes, aunque me ha sido criticado, me permite hacer innumerables referencias a la tradición artística centro europea. No solo a mi admirado Lucas Cranach, a quién muchos sabrán que pasé casi un año versionando o copiando directamente -fruto de lo cual creé una serie de pinturas de pequeño formato que exhibí en la Facultad de Bellas Artes de Madrid en 2007 en la exposición “Miradas-, sino a tantos y tantos pintores que llegan hasta nuestros días.

En los pequeños retratos holandeses del 1500 las modelos son prematuramente jóvenes pues su propia vida también era prematura. Las modelos cortesanas retratadas durante la época de Holbein, que muchas veces eran retratadas en la cumbre de su fama, contaban con 16 años o menos. La vida, y sobre todo, la belleza se marchitaba mucho antes que en nuestros días. Algo parecido a lo que le pasó a Christine Young hoy.


El arte suele jugar con la polaridad de los significados, y hablar de juventud es otro modo de tener presente la mortalidad humana. Esta polaridad es clave para mi concepción de la pintura. Cuando elijo mis modelos es siempre porque algún elemento me permite adentrarme en otra realidad mucho mas grande que la representada. Todas mis imágenes tienen un carácter puramente metafórico. Todo el arte, incluso el mas concreto lo tiene a mi modo de ver. Mis creaciones están pensadas para ser fragmentos de un mundo mas grande que no somos capaces de percibir en su totalidad. Una vez que consigo ver ese mundo -lo cual implica el gasto de bastante tiempo y pintura- hago desaparecer aquellos elementos que hacen que el espectador penetre en él conscientemente. Utilizo la ausencia activa. Me he dado cuenta de que cuando queremos conseguir una reacción en alguien -una emoción-, el hecho de manifestarlo directamente suele generar resistencias. Si, en cambio, se utilizan formas que la mente consciente no capta, hacemos que el espectador se sumerja de lleno en esta emoción; sin resistencias. Confío plenamente en la capacidad evocadora del espectador. Cada vez mas, concibo mis pinturas como estrategias de seducción. Uso el método indirecto y juego con la ambigüedad; como buen seductor. En mis obras, el erotismo -y no la sexualidad- no es mas que un amplificador del verdadero contenido, una herramienta. Aunque, como digo, ninguno de mis cuadros trate este tema de manera explicita. Me resulta divertido ver como una y otra vez pone al espectador en evidencia.

Arte y mente

Desde mis primera etapa en la faculta de Bellas Artes se puede decir que mis procedimientos de pintura han cambiado radicalmente. El descubrimiento de ciertas disciplinas que estudian los procesos mentales y ha sido una de las aficiones que mas pasión me han despertado en los últimos tiempos. Desde que se me han dado las herramientas, me he convertido en un autentico obseso de dominar la tecnología que produce mis procesos mentales a fin de modificarlos a voluntad. Intuyo que la aplicación de estas técnicas a cualquiera de las disciplinas del arte es solo cuestión de tiempo. Es el camino del futuro diría yo. Yo mismo me produzco cambios de percepciones a voluntad antes de abordar mis proyectos artísticos y experimento cambios radicales en mi percepción y en mi proceso pictórico. Incluso hago cosas que no creía poder hacer y alcanzo una percepción de extremada agudeza. Juego con distintos tipos de trance mientras pinto. Entre las técnicas que utilizo están las ordenes directas a mi inconsciente, reencuadres, posesiones, autohipnosis, cambios de historia personal, anclajes de estados de máximo rendimiento, etc…He llegado incluso a pintar en un trance profundo casi dormido mientras mi mano se movía inconscientemente con movimientos espasmódicos y he obtenido resultados interesantes. Hoy en día estoy en el punto en que mi proceso pictórico no se parece si se asemeja en nada al que seguía hace unos pocos años. Es algo mucho mas personal, inesperado y excitante. También es el motivo de mis continuos cambios estilísticos -espero que esto no suene muy exotérico, nada mas lejos de la realidad. Suelo ser bastante científico trabajando-.
El estudio de la neurología me interesa sobremanera. El arte es expresión de la cosa mental. Cada artista, antes de empezar una obra, crea imágenes inconscientes que luego son totalmente decisivas en el resultado final de esta. Estas representaciones internas y sus procesos, son muchas veces las ordenes mas congruentes y poderosas que le ofrecemos a nuestro cerebro y es hasta donde nos suele dirigir finalmente. Y, parece ser, que todos estos procesos, para la mayoría de las personas, ocurren de forma totalmente inconsciente y en pocos segundos. El inconsciente suele ganar al consciente, por lo que, en realidad, por muchos esfuerzos que luego haga el artista por redirigir su pieza valiéndose de su pericia técnica muy difícilmente lo consigue con éxito. Lo que hace grandes a los mejores artistas que he visto es algo que hacen mucho antes de siquiera dar la primera pincelada. Es un estado, una forma de comunicarse consigo mismo. Pienso que quien sea capaz de dominar la tecnología para controlar estos estados mentales a voluntad puede llegar mucho mas lejos en el mundo de la creación. Es esta la verdadera técnica. La que no nos limita y la única a la que los artistas deberíamos ser fieles. Creo que el modo de conocer algo, tiene que ver mas con fijarse en su estructura que en su función. Considero, partiendo de esta idea, que los teóricos del arte deberían abrir la puerta al estudio del arte desde sus estructuras además de, como se viene haciendo, desde su temática, poética y posibles conexiones históricas. Considero que es un campo abierto a la exploración.

Mi intención es en el futuro sacar a la luz mis experimentos y conclusiones en el campo del estudio y modificación de procesos mentales aplicados a la creación artística. Quiero crear un conjunto de técnicas consistentes que ayuden a quienes le interesen a desvelar sus propias estrategias y procesos creativos a fin de poder usarlos conscientemente cuando deseen. Técnicas puramente prácticas que permitan a los creadores modificar su percepción de las cosas a voluntad -utilizando su cerebro- y así ser capaces de comunicarse con su obra y verla de forma distinta. También trabajo en técnicas rápidas para la resolución de conflictos, clarificación de objetivos, para acabar con bloqueos, etc... Hoy en día estoy es posible acogiendonos a ciertas disciplinas de la psicología, que ya lo hace por su cuenta, pero aplicado a otros campos. Creo que se puede llegar muy lejos con estas cosas y me siento en el deber de sacarlas a la luz, no porque crea que mis obras son mejores que las de nadie gracias e estas técnicas, sino por el simple hecho de que a mí me han ayudado mucho y por tanto pueden ayudar a mas gente así como expandirse y desarrollarse. Me gustaría, a partir de que yo empiece a sacar a la luz este material, que se generase un debate fecundo.

Por el momento trabajo en una nueva serie de pinturas de una concepción distinta a las que acostumbro que son el resultado de haberme estrujado el cráneo durante todo el verano. Me mantengo bastante al tanto del o que acontece en el mundo del arte contemporáneo y siento debilidad por las nuevas corrientes de la pintura surgidas de la reciente escuela de Leipzig así como de figuras como Luc Tuymans o Marlene Dumas. Mi objetivo es hacer una exposición individual durante el presente curso. Para ello ya he estado en 4 espacios que me resultan atractivos. Por supuesto al mismo mismo tiempo continuo con mis clases sin las cuales no podría poner en práctica todas aquellas cosas que experimento conmigo mismo. Sin ellas estaría perdido.


Un abrazo a todos (también para los que están fuera)

Alejandro Díez Carpintero

Ver en línea : http://alejandrocarpintero.blogspot...

Este artículo tiene © del autor.

21

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 Mundo Cultural Hispano

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 16

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3398566 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 537 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | Conectarse | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0