Portada del sitio > LITERATURA > Poesía > Selección de poemas de Mary Acosta
{id_article} Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

Selección de poemas de Mary Acosta

Mary Acosta

Argentina



PUNTO SOMBRIO


Mente. Belleza compleja y desafiante
en permanente adopción
de un cuerpo.
Nativos del pensamiento
se ahuecan asustados por el contorno
de mis ojos.
Situación limite. Llegó el punto cero
y vació mis recuerdos.
Poco a poco el frío intenso
y desalineado del miedo gira en el espacio,
y me introduce hacia la minúscula célula agrietada.
Siluetas expectantes y enigmáticas,
me esperan,
me envuelven entre sombras y lágrimas rosadas.
Tapo con mis manos
una luna ausente,
quebrando los muros de mi cordura,
mientras mis pies descalzos y sangrantes
ascienden como alfombra roja en el aire,
hacía la majestuosa atmósfera
de la locura.

 

VIVAS MINIATURAS


Acércate al horizonte claro
de vivas miniaturas,
déjalas que se eleven etéreas
y agiten sus contornos junto a la luna.
Ellas acunan el vacío de la noche,
ojo abierto y oscuro del mundo
sin mirada.
Son el escondite ideal del ocaso,
ardiendo eróticamente en locura.
En la cumbre del abismo,
lamen las quimeras con bocas misteriosas
entre soles y sombras,
como amantes audaces
en intimidad concupiscente.
Acércate al profundo y blanquecino
cuadrilátero de tu sentir,
y peina al monarca de tus sueños.
Rapta los cálidos pliegues de tu musa,
como un flamígero ondular
de vivas miniaturas,
que prometen unir en tu horizonte claro
la voluptuosa gestación
del majestuoso poema de la vida.

 

LA ENTREGA

Me acerqué en  penumbras
hacia las lágrimas de Dios.
Mi excitación desbordaba al acercarme a sus pupilas.
El agresivo mar Mediterráneo me ofrecía sus orillas,
y sus párpados, cubiertos de sal,
me instaban a amarme envolventemente.
Me aferré sin darme cuenta a su alocada pasión.
 

Suspiro hacia la nada y me sumerjo entre mágicos
 instantes,
sin frontera.
Voces aullantes me reclaman a lo lejos,
mientras Dios derrama infinitas lágrimas
en permanente soledad quebrada.
Sus ojos se visten con mi piel helada
y en sus inmensos párpados duermo,
como una ola que muere en  la playa.

Este artículo tiene © del autor.

423

Comentar este artículo

   © 2003- 2020 Mundo Cultural Hispano

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visiteurs connectés : 6

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3855345 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 299 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0