Portada del sitio > LA BOTA DE SUEÑOS > Narrativa > DOS COBARDES AMIGOS
Grabar en formato PDF Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

DOS COBARDES AMIGOS

Marie Rojas Tamayo

Cuba - España



A mis nietos Daniel, Celia y Raquel
 

         Esta historia es la de dos buenos amigos quienes -vistos cada uno de ellos por separado-, eran un verdadero desastre.

Resulta que uno de estos amigos era un leoncito joven que, sin saber por que causa, era de lo mas cobarde que os podáis imaginar. Se asustaba por todo y era la vergüenza de sus papás y hermanos.

Fijaros si sería cobardita, que tenía  miedo hasta de los ratones y cuando veía acercarse uno por su cercanía, sin poderlo remediar, salía corriendo a subirse a un árbol próximo o a refugiarse entre las hembras de su manada, con lo que conseguía que todos los demás leones se riesen de él y no le tuvieran el menor respeto.

El otro animalito, que era su único amigo, era un águila que tenía mucho vértigo, o sea miedo a las alturas y que debido a ese miedo, todavía no había conseguido aprender a volar.

Fijaros que vergüenza, el uno era el rey de la selva y la otra era la reina de las aves y ninguno de los dos era capaz de ganarse el respeto de sus congéneres, pues a ver quien va a tener respeto a un rey tan cobarde.

En fin, que se conocieron un día y al contarse sus respectivos temores, se tomaron tal confianza y amistad, que se hicieron inseparables y se les veía siempre juntos.

Los demás animales seguían riéndose de esta pareja, pues a nadie le parecía bien que tuviesen tanto miedo y los llamaban con los motes de Cagalete y Vuelicorta respectivamente, al uno por ser un león cagueta y a la otra por no atreverse a volar.

Fueron haciéndose mayores con solo estos defectos, pues en todo lo demás eran unos excelentes animales, siempre dispuestos a echar una mano a quien tuviese necesidad de ayuda y compartiendo su comida con cualquiera que tuviese hambre. Además eran muy observadores de la naturaleza y aprendieron rápidamente a adaptarse a ella.

Así estaban las cosas cuando un día conocieron a una urraca muy lista, a quien todos llamaban Sabihonda,  que fue el único animal que no se reía de ellos por sus respectivos defectos y quien, al darse cuenta del problema que tenían sus nuevos amigos, estuvo pensando en la manera de ayudarles a superarlo.

Tal como lo pensó lo realizó, así es que un día se metió aposta dentro de una cueva que estaba llena de ratones y empezó a pedir auxilio llamando al león Cagalete para que la ayudase. Allí acudió este en su ayuda y al principio le daba mucho miedo entrar a la cueva de los ratones, pero, al ver a la urraca en peligro, se decidió a entrar para ayudarla y sacarla afuera, como así lo hizo.

La urraca le dio las gracias y le hizo observar que ahora ya no era un león cobarde, pues se había atrevido a entrar en una cueva llena de ratones, que era lo que mas miedo le daba hasta entonces.

Un poco mas tarde, la urraca hizo como que se estaba cayendo por un precipicio muy grande y empezó a pedir auxilio al águila Vuelicorta; esta vez el águila no se lo pensó un momento y se echó a volar por el precipicio abajo para ayudar a la urraca, a quien rescató en su caída hacia el abismo.

También la urraca la dio las gracias y la hizo observar que el tener vértigo es una tontería para un águila que tiene unas alas tan maravillosas para volar.

Tanto nuestra águila como nuestro león, se dieron cuenta de que habían perdido el miedo a sus respectivas fobias y a partir de entonces ya no hicieron nunca más el ridículo ante los demás animales. Poco a poco se fueron ganando el respeto de todos y dejaron de llamarles por sus despectivos motes.

Hoy todo el mundo les conoce como Leoncio y Majestuosa, que son sus verdaderos nombres.

Además, siguieron siendo muy buenos amigos, pero ahora ya no eran solo dos, sino que también iban acompañados por la urraca Sabihonda, que no les abandonaba nunca y siempre les daba muy buenos consejos.

 

Rafael Masedo Martínez
Madrid ESPAÑA
Ramamar1939@yahoo.es

 

Ilustración: Sarah Graziella Respall
5 años, preescolar
Cuba

Este artículo tiene © del autor.

597

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 MUNDO CULTURAL HISPANO

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 8

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3336325 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 606 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0