Portada del sitio > BLOGS Y DIARIOS > Me encanta descacharrar el blog
Grabar en formato PDF Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

Me encanta descacharrar el blog

Nepomuk



He puesto esa fuente en el título de los nepomundos porque se llama Rumpelstiltskin. Sí, sí, sí... yo hago esas cosas. Ha dado la puñetera casualidad de que era una fuente divertida y apañá, pero si hubiera sido una filigrana de margaritas, cabras y cascabeles con pezuñas de satán, la hubiera puesto igual. Única y exclusivamente porque se llama Rumpelstiltskin, que, dicho sea de paso, es un nombre perfecto para una mascota.

Karloszeta está buscando un nuevo perro para que guarde la casa porque Diplodocus ha tenido una infección en su único ojo que le ha dejado con un 10% de visión (y cazar ladrones por el tacto, va a ser que no), así que alegría, alegría y pan de Madagascar porque, antes de tener al perro, ya tengo el nombre. Rumpelstiltskin. Veréis que superchupi cuando nos toque llamarle a gritos por el pueblo, veréis...

Tengo muchísimas cosas que contar y un diario del viaje a China por ahí distribuído en trozos de papel que flotan y se esparcen a su aire por el suelo de la buhardilla (no sé si he dicho alguna vez que soy el dios del caos con pelánganos), pero lo cierto es que estoy vagoncio de narices y no me apetece un pedo de vaca ordenarlos, fecharlos y reproducirlos, así que... por ahora voy dejando puntos sueltos y absurdos. Hoy estos dos:

1. Me comí un saltamontes. No por bostezar durante otra plaga biblíca, sino en plan vermut, en el mercado nocturno de Donghuamen. Fritito y en cucurucho.Y aunque reconozco que tuve que pimplarme unas cuantas cervecitas para adquirir el valor correspondiente, luego no me supo tan malo. Saladito y crujientín, como un chopito. Si llega a tener otro aspecto menos guarrisqueroso, hubiera repetido, fíjate.

2. Pasé dos noches en otro superhotelquetecagas por cortesía de ser la guarrilla (legal, pero guarrilla al fin y al cabo) de un vasco chiflado. El Four Seasons de Hong Kong. Esta vez no montamos chapi-chupi en la bañera, pero a cambio robé un albornoz que es la caña de Chinaña (o lo era, porque a estas alturas ya es un amasijo de hilos por obra y gracia de tres gatos sin autocontrol) y me bañé por primera vez en mi vida (y última probablemente) en una de esas piscinas que están a ras de precipicio total y te permiten ver el ancho y largo de la bahía jonconesa mientras tienes los huevillos bien fresquitos y en remojo. Mi apunte paleto de esta ocasión, es que la gente de los superhotelazos no se baña nunca en la piscina, así que cuando veáis que sale una parejita en la foto promocional con unas copitas de champagne apoyaditas en el borde, que sepáis que son de cartón piedra.

Y mañana más.


Ver en línea : http://nepomundos.blogspot.com/2012...

Este artículo tiene © del autor.

15

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 MUNDO CULTURAL HISPANO

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 6

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3314815 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 754 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0