Portada del sitio > LA BOTA DE SUEÑOS > Narrativa > LA FÓRMULA PARA SER FELIZ
{id_article} Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

LA FÓRMULA PARA SER FELIZ

Melanie Gisele Visotsky

Argentina - México



         Estaba en mi habitación revisando mi mochila, emprenderíamos un viaje hacia una reserva ecológica con mis compañeros. Era primavera, casi verano, hacia mucho calor. En el  momento que iba a bajar a desayunar, mi mamá me llamó. Me apresuré y rápidamente estuve en la cocina. Desayuné y me fui sola a la escuela, caminado, ya que el día era el ideal.

Al llegar, mis compañeros estaban ya en el ómnibus, así que sin perder tiempo me subí.

Todos me saludaron y nos fuimos de inmediato.

El viaje fue largo, pero entretenido, íbamos cantando, riéndonos y contando anécdotas.

Estabamos muy emocionados. Inclusive yo, sabía que algo bueno estaba por pasarme.

Cuando llegamos a la reserva, el colectivo estacionó al lado de un río, me apuré y fui la primera en bajar. Como mis compañeros iban a tardar, corrí hacia el agua, me senté en una roca y sentí el ruido de la corriente. Cerré los ojos un largo rato y estuve pensativa. Al abrirlos nuevamente vi algo que parecía una escalera, estaba sobre el agua... Correteando por entre las piedras, fui a explorar. Era una escalera y parecía invitarme a subir, así que sin pensarlo decidí investigar.

Al llegar al primer escalón, encontré una carta, me explicaba que iba a vivir una aventura y a aprender muchas cosas, decía también que pasara al siguiente peldaño y que al terminar en cada uno siga subiendo. Eso fue lo que hice.

El segundo escalón era muy pequeño, mi pie sobresalía, allí había una puerta. Entré y había una hoja que contaba el por qué del angosto escalón, significaba el esfuerzo que hacemos para sobrevivir.

El tercer escalón era invisible, me di cuenta, porque al pisarlo se iluminó y brilló sobre él una frase: "Si de noche lloras por el sol, no verás las estrellas".

El cuarto escalón era muy bello y daba ganas de quedarse allí, así que me quedé sentada, pero sentí algo que me acorralaba: eran unos barrotes y leí la siguiente frase: "No todo lo que brilla es oro". Automáticamente, desaparecieron los barrotes y aparecí en el quinto escalón. Éste estaba decorado con cosas nuevas, del futuro, y sobre un mueble muy moderno, habían unas letras: "No vivas en el pasado, ni en el futuro, vive el presente y serás feliz".

El sexto escalón estaba decorado con fotos y recuerdos de mi pasado, y estaba sobre la pared la misma frase del escalón anterior.

Al subir al séptimo escalón, había un telescopio por el que miré, allí había una imagen con mi sueño cumpliéndose. Cuando terminó, apreció la frase: "Es justamente la posibilidad de realizar un sueño, lo que hace la vida más interesante".

El octavo escalón estaba lleno de ventanas en donde estaban mis amigos saludándome y cada uno de ellos sostenía una letra, todos juntos formaban una oración: "La verdadera amistad, es aquella que me acompaña en las alegrías, me consuela en las tristezas y mira con indulgencia los errores..."

El noveno escalón era muy luminoso y lleno de lámparas, las luces formaban un largo camino que parecía no terminar y decía así: "No dejes de marchar cuando no hay camino. Deja que tus pies abran el tuyo, ni te detengas cuando no hay camino. Ilumina el andar con la luz que hay en ti mismo".

El décimo y último escalón era igual al primero,  inclusive había una carta, pero ésta decía que debía completar el acertijo para volver con mis compañeros. Al acordarme de ellos, decidí resolver la pregunta, era muy fácil, pero sólo si habías emprendido el viaje por la escalera mágica, pues ella enseñaba una parte de la fórmula para ser feliz.

Finalmente, estuve de nuevo sentada en la roca, pero en el mismo momento que me levanté, vi a mis compañeros llamándome y regañándome por haberme separado del grupo. Con 13 años, había aprendido una parte de la fórmula para ser feliz.

 

Melanie Giselle Visotsky.
A los 13 años.
Argentina.

 

Ilustración: Carlos Eduardo Delgado  Gutiérrez
Diseñador Grafico y Fotógrafo
México

Este artículo tiene © del autor.

1590

Comentar este artículo

   © 2003- 2018 Mundo Cultural Hispano

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 13

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3656187 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 408 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0