Portada del sitio > LITERATURA > Crítica Literaria > LA POESÍA ALICANTINA
Grabar en formato PDF Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

LA POESÍA ALICANTINA

Ramón Fernández Palmeral

España



LA POESÍA ALICANTINA VIVE SU EDAD DE PLATA

     Hace unos días, exactamente el  sábado día 9 de abril del 2005 se celebró en la Sala Altamira de la Sede de la Universidad de Alicante, en Canalejas 3, el II Recital Poético «Poetas en la Red», con la participación de 21 poetas que recitaron su obra ante un numeroso público, organizado por “Poetas en la red”, y coordinado por la poetisa alicantina Cristina Arroyo.
      El encomiable acto me hizo reflexionar y reconocer que Alicante  vive, sin duda alguna, su edad de plata en la poesía actual, ya vivió su edad de oro con Miguel Hernández. La sala, el ambiente, la sensibilidad y la atención del público demostró, por sí sólo el interés por la poesía actual. El evento había sido muy bien organizado y además habían venido poetas y poetisas conocidas en la red como Tyfani que había venido desde Málaga, Rosa García y José Manuel Regal desde Cartagena, más los poetas locales. Sin duda alguna, lo que hay que destacar es la calidad de la poesía recitada. Me gustaría remontarme a unos años atrás.  
      En Orihuela y en Alicante tenemos a la figura inextinta del universal poeta oriolano Miguel Hernández, a quien los hernandianos tenemos verdadera y casi religiosa devoción, y bajo su cobijo podemos recibir una sombra protectora. Lo que nos ha llevado a que en esta ciudad existen cerca de 10 grupos de poesía en Alicante, cada cual por su lado, sin que haya una unión, porque la poesía es rebelde e individualista, poetas orgullosos y creído de que él es el mejor de todos los poetas. Uno de los grupos más activos en recitales es el  Grupo Poético-Literario del Instituto Miguel Hernández de San Blas, dirigido magistralmente por la incansable Rosario Salinas, que se reúnen en un aula de dicho Instituto. Otros grupos son Auca, Espejo de Alicante, Bellas Artes, Ateneo, Los Cuadernos del Tábano, Liceo de Benidorm, Anuesca de El Campello y los que practican en las distintas Aulas de Culturales. No quiero olvidarme de los del  Caracol del Faro ni de los poetas oficiales como es el caso de la poetisa: P.B. y otros más.
        Hace unos años empezó a publicarse una revista  artesanal trimestral llamada PALMERAL, dirigida por el autor de este artículo, revista añorada tras su desaparición, que tuvo un año de vida gloriosa, entre la primavera del 2003 a la de 2004, en la que publicaron firmas tan reconocidas como Antonio Gracia, José Luis Ferris, Manuel Parra, Rosario Salinas, Adolfo Celdrán, Manuel Roberto Leonís, María José Arques, Francisco Alonso, José Antonio Charques..., que nos mostraron sus mejores trabajos poéticos. PALMERAL tenía un tamaño A-3 ilustrada con obras de los pintores alicantinos que le daban una frescura y un buen hacer: Fernando Soria, Poblador, Paulino, Pepi Roca, Luis Clemot, Roser Caballé, Marisol Carratalá, Carsan, Rafael Llorens, Gerada..., una muestra de pintura figurativa y vanguardista, que a pesar de que  los alicantinos no tenemos a un pintor/genio importante que imitar o reverenciar en la que mirarnos,  como le sucede a los malagueños con su Pablo Picasso, seguimos empeñados en el impresionismo tradicional.
    Uno de los día más floridos, recuerdo que fue 13 de febrero 2004, en Ámbito Cultural de la 5ª planta del Corte Inglés le tomamos el pulso a la poesía alicantina de la capital en un recital de poesía dedicado al amor y el desamor a cargo de 25 poetas de varios grupos, con motivo del día de los enamorados, con la participación de rapsodas y otros tantos poetas que no pudieron  participar por escasez de tiempo y espacio de la sala, que no cabían, pues Ámbito Cultural tiene 95 asientos, pues bien, les afirmo y quien quiera puede preguntar, que todos los asientos estaban ocupados, y además había gente de pie en el fondo y en los laterales, algunas personas se tuvieron que marchar por falta de aforo, es decir, calculo que asistieron más de 150 personas.
    Esto es lo extraño, público para oír poesía, sí, han leído bien, para oír POESIA, cuando en tiempos atrás iban cuatro personas a los recitales de poesía.  Y eso que faltaron poetas de reconocido nombre en Alicante, que tenían compromisos adquiridos. A otros que no estaban invitados como  los ateneístas, los del Casino, los Espejos de Alicante, los Tábanos, los del Círculo de Bellas Artes.  Lo que me  lleva a pensar, es que el día que nos juntemos todos, habrá que ir buscando el Teatro Principal o algún cines de los que se van cerrando por falta de espectadores. «Somos pocos, pero damos mucha guerra», me dijo una vez una amiga poetisa.
     Esta es la parte elogiosa de la salud de la poesía alicantina, que goza a nivel nacional y mundial de un prestigio que se ha ganado sola, a pulso, sin ayudas de instituciones. No vinieron fotógrafos, ni televisión, ni prensa rosa, y la sala se llenó, aquí está pasando algo, y,  es que creo que la poesía alicantina y los aficionados a ella gozan de un momento «dulce» e irrepetible,  la edad de plata, porque hay una evidencia que no se puede manipular, que a la poesía no le pude callar nadie. Porque la poesía ha dejado de ser literatura para convertirse en compromiso interior. Me decía un poeta que «la poesía es minoritaria y ha sido y sigue siendo la hermana huérfana de la cultura alicantina».  Ahora ha salido PERITO (Literario-Artístico), bimensual,  de artículos hernandianos en su concepción y que dedica 4 páginas a la poesía, ya lleva dos números.
       Ahora mismo, he recordado un artículo de José Ramón Giner publicado el día 5 de febrero 2004 en INFORMACIÓN,  que decía más o menos que «quien se dedica a las artes debe ser furiosamente independiente y no fiar su carrera a las ayudas municipales ni cualesquiera otras». Y tiene toda la razón, y yo  sin darme cuenta de ello, pues claro que sí, si la poesía recibiera ayudas perdería su independencia y su verdad, callaría esa voz, y nadie pudo acallar la voz del compromiso, ni la que surge del espíritu humano. He visto la luz, no queremos ayudas institucionales. La poesía alicantina no necesita de votos para sobrevivir, ellos sí. Los premios corrompen la poesía verdadera. Aunque en Alicante capital, por fortuna, sólo hay un premio: el Manuel Molina del Ateneo, el reciente de la casa de Castilla.la Mancha, El Quijote, de Alicante. Otro muy importante es el de Torrevieja y el Internacional de Orihuela.  
      Suerte para la poesía alicantina y que siga así.

Este artículo tiene © del autor.

2708

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 MUNDO CULTURAL HISPANO

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 9

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3354413 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 632 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0