Portada del sitio > LA BOTA DE SUEÑOS > Poesía > La hipo de la oruga que yo conocí
Grabar en formato PDF Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

La hipo de la oruga que yo conocí

Xirla Fernández

Cuba



Una mañana soleada
salí a mi portal y allí,
me dispuse a no hacer nada:
nada me importaba a mí.

Un “Pin-hip”, como maruga,
que me estaba molestando
resultó ser una oruga
que se arrastraba, hipando.

Hasta mí llegó sufriendo,
dijo: “Ho-hop-hola-hí”;
y al verla así padeciendo
agua fresca le ofrecí.

“Vengo así desde Managua”
-tragó-: “¡Qué rica y qué fría!...”.
Y  entre cotorreo y agua
su horrible hipo, crecía.

Mil gracias me dio, cien veces
ensalzó mi cortesía.
Dijo: “una diosa pareces”,
y su enorme hipo, crecía.

Tres horas pasé a su lado
y casi pierdo la razón,
pues, sin haberla probado
¡hasta alabó mi sazón!

“Jamás sentirás hip-tedio”
-esta fue su profecía-.
Pensé: “No tiene remedio,
¡ay!, su infame hipocresía”.

Xyrla Fernández
Ilustración: Isabella Ferrer Fernández
5  años
CUBA
elmerferrer@cubarte.cult.cu

Este artículo tiene © del autor.

435

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 Mundo Cultural Hispano

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 5

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3370226 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 548 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0