Portada del sitio > LITERATURA > Poesía > La Dulce Señorita K
{id_article} Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

La Dulce Señorita K

Wilder Caururo

X



 

LA DULCE SEÑORITA K

 

                        I

 

Llegó a mi vida como el amanecer

y fue como si de pronto descubriera la existencia.

 

En un jarro de sol puso su voz

Buenos días, bella criatura

Buenos días, señor...

 

Me alquiló un computador para inscribir mis sueños

que desde entonces aprendí a ver desde sus ojos

 

Me aposté lejano

No por lo distante

Sí en el miedo y la timidez, 

de mi espíritu callado y triste...

 

Vi sus alas y vi que sonreía

en  aquel oasis de mentiras

de E-mails y páginas web...

lo único cierto era que yo la amaba...

 

Amar tú?

Amar siempre ha resultado un misterio para mí

Se ama acaso lo que no se merece

Se ama acaso lo que no se puede poseer...

 

Amar tiene algo de enfermizo y deliberado

Amar se ajusta a la necesidad de ser otro

 

Lo más seguro era que la amaba

Con ese deseo extraño de quedarme

De no morir en la ausencia de la visión

Y escribí unos versos surgidos del calor de mi alma

De la desesperada boca

que anuncia la soledad y la angustia

Escribí unos versos solo para su gozo

Mas el recato de saberme un desconocido

Impidió que se los entregara

y se perdieron en la deriva

del olvido y la vergüenza

 

Y la seguí viendo mil y más veces

Mientras sostenía en peso mi fracaso

Resignado a solo ser un adicto

Adicto a su silueta y a su risa...

 

Muchas veces ante el computador

Me quedé absorto, envilecido y acucioso...

 

Perspicaz por averiguar su nombre

puse toda mi atención en oírlo,

y un día  lo escuché

 atrapé cada sílaba de su identidad

como si se tratara de mariposas,

flores o gotas de rocío...

 

su nombre era K

y se grabó en mi mente

y se fundió en mi sangre

como un miembro más

 

Pero este Edén de ilusiones

y  vanas esperanzas

edificado sobre la base tan sólo

de la palabra

llegó a su fin...

 

Vi al afortunado

al que realmente disfrutaba de sus besos

de sus dulces caricias

los vi cuando escanciaban con picardía

el vino del amor

era el doncel que amaba

el dichoso caballero

que de seguro la haría feliz...

 

La miseria de sentirme tonto

Fue la evidencia de la realidad

Y loco y furioso de saberme perdido

Renuncié ante el cielo

A volver a acercarme a ella

A volver a examinar siquiera su enigmática belleza...

Pagué mi sol, por la hora maldita

Y con aliviado suspiro

Creí poner fin a esta historia

 

 

                        II

 

La vida tiene tantas puertas de entrada

Y tan pocas de salida

A las que vamos tal vez con la certeza

De no salir nunca

La vida juega con nosotros

Nos da de patadas

Y crueles aspavientos

Y en ocasiones nos ayuda

Se apiada quizá de muestra simpleza de mortales...

Se anima quizá a enjugar de nosotros

 la melancolía gris de la rutina...

 

 

La volví a ver

En el recinto jamás soñado

Entre otros ávidos rostros del saber

 

Me consumí por dentro

Asumí la actitud de lo que era

Adormilado académico

Evite toparme con  su angelical presencia

Era  imposible

Sacudirse de  la plenitud de su ser

Su magnificencia lo llenaba todo

Surgía de su interior

Quiza de su silencio

Del silencio

De haber amado y haber sido herida

Y esa fragancia extraña

Embriagaba mi fe

Cada cuarto día de la semana...

 

Un libro inició el alba del día glorioso

Escribí mi regalo con la tinta de amor

Ilusionado esperé que se uniera a mi ensueño

Ilusionado avisté la ventana

Y digitalicé mi corazón...

 

Y cuando por fin auguraba mi derrota

Y me resignaba a ser solo un muerto ignorado

De pronto, una mañana al rozar la armonía

La doncella me saludó...

 

 

III

 

Las mujeres , amigos, son más sabias que dos

Con sutil inocencia saben muy bien

 cuál  es el juego

Y te ponen en jaque

O se burlan de ti...

 

Hola k adorada

Buenos días profesor

Hola por el día que empieza

Buenos días a usted

Que feliz soy al hablarte

Yo hablo con todos señor

Hablar contigo es un milagro

No sea tan cursi por favor

Y si te regalo un beso

Déselo al perro , por Dios

Que no se da cuenta

Que su mirar hacia mi es ofensivo

Mire su imagen

Solo respeto hay en mí

Cómo decirle que entre usted y mi gloria

Una década de mi asco nos separa

Lo soportaré porque en fin

Alguien debe divertirme

Y usted a veces dice cosas curiosas

 

Y le pedí que me hablará de la sed de corazón

Y no me dijo nada

Y no me dijo nada

Y yo quise creerle

Y no dudé de sus palabras

Le hablé como lo que soy

Un poeta maldito

Le dije con la sangre de mis versos

Que yo moría por ella

Que en trocitos se me iba el deseo

Que me amara

Aunque sea un poquito

Que me diera un pedacito

De su compasión

Que en un rinconcito

De la casa de su corazón

Cuidara el niño de mi alma

Y causé piedad en ella

Y me brindó su amistad

 

Leer sus respuestas

Saborear sus confidencias

Disfrutar con el hecho de saberme leído

Me enseñó a entenderla

Me acercó más a su sombra

Pero no a su amor

Cada día yo la buscaba

Para hacer en mi mente

Bellas historias con ella

Atrapaba sus voces

Sus maneras de reírse

De mis ocurrencias

 

Su franqueza

Subyugó la inmanencia

De mi estúpida utopía de amor

 

Yo le conté los espectros de mi vida

Y ella tuvo la “paciencia “

De soportarme

 

Bendita sea k

A pesar de mis heridas

Bendita seas entre todas las mujeres

Que me hubiera gustado amar

 

 

 

 

 

IV

 

Hoy que en verdad eres mi amiga

Y hoy que he visto la miseria apoderarse

 de mis vanas esperanzas

Te agradezco

Te agradezco

Por haberme dicho NO con elegancia

Por haber diseñado el JAMÁS para esta historia

Por ello y por mucho más

 

Quizás mis sentimientos hacia ti

Se modifiquen

Desde que se hace evidente

Que no me puedes amar

Pues amar a dos es imposible

Y yo no merezco

Que siquiera te fijes en mí

Y si sólo como amigo me quieres

Amigo seré

Tu mejor Amigo

Tu amigo por siempre...

 

 

 

 

 

V

 

K, no me olvides

Aquí en esta noche

En la que borracho de pena

Aguardaré a que salga el sol

Para volver a verte

Como aquella mañana

En la que te vi por primera vez

Buenos días , bella criatura

Buenos días

Buenos días

Buenos días...

Este artículo tiene © del autor.

371

Comentar este artículo

   © 2003- 2017 Mundo Cultural Hispano

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 15

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3433403 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 526 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0