Portada del sitio > LITERATURA > Artículos literarios > GITANOS, ¡GOBERNAD LAS RESIDENCIAS GERIÁTRICAS!
Grabar en formato PDF Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

GITANOS, ¡GOBERNAD LAS RESIDENCIAS GERIÁTRICAS!

Virtudes de la raza gitana

César Rubio Aracil

España



El amor de los gitanos por sus ancianos es proverbial. Deberíamos aprender de ellos en éste y en otros sentidos.

GITANOS, ¡GOBERNAD LOS GERIÁTRICOS!

Tal vez fuese una buena solución. Una de las más nobles características de la raza gitana es la del respeto y veneración por sus ancianos. En la célula familiar es el patriarca. También la abuela es respetada aunque no goce de los privilegios varoniles. No así, por lo general, sucede en el seno de la familia paya, donde los viejos estorban y son exiliados al centro geriátrico para que acaben sus días en la más dolorosa tristeza.

Hace unas pocas fechas leí en la prensa una noticia al respecto que me dejó la mente en blanco por unos instantes. El trato recibido por los internos de un centro geriátrico de Barcelona, lamentable por lo deshumanizado -cucarachas por las camas, y alguna que otra rata por compañía nocturna-, me obligó a pensar sobre la nula vocación asistencial de cuidadores y dirigentes en esos centros para mayores. Da igual pagar sumas dinerarias elevadas. En ocasiones, un cierto lujo en las instalaciones y la habilidad verbal de los responsables, ocultan las raíces del drama senil. En tal sentido puedo contar una anécdota que, por sorpresa y auténtico apuro, me tocó experimentar en cierta ocasión.

Un amigo psicólogo que tenía ingresada a su mujer en un geriátrico privado, sin yo conocer sus intenciones, me presentó a la directora del centro como médico especialista de la cosa. Situación más embarazosa no la había vivido jamás; pero me repuse de la impresión y a las primeras de cambio, desviando el tema hacia el terreno donde me podía desenvolver con autoridad, comencé a tratar el asunto de la nutrición humana. Me invitó a conocer la cocina, limpia y ordenada, donde una mujer estaba enfrascada con sus guisos. También nos mostró el pequeño jardín de la residencia, como asimismo el salón de recreo para uso de los pensionados. Sin embargo, alegando la directora que aún no estaban hechas las camas (era ya mediodía), no pudimos inspeccionar las habitaciones: aquello que mi amigo deseaba supervisar. Tampoco nos fue posible conversar con los empleados/as de la casa.

No son pocas las denuncias hecha por la prensa en relación con este asunto; pero los ancianos, por razones obvias, apenas son escuchados en sus quejas ni siquiera por la propia familia que los condena al ostracismo. Estorban. Con dinero o sin él, la conciencia queda a salvo desde el momento en que un anciano, o una anciana, queda a expensas del olvido. Y ahora quiero hacer una pregunta:
¿Conoce alguien a una familia gitana que tenga en un geriátrico a sus padres? Podrá tal vez existir algún caso en que, por imperiosa necesidad (miseria, enfermedad u otra circunstancia similar), un gitano o una gitana esté en un asilo; mas no conozco ningún caso de ingreso en un establecimiento privado. Si es preciso trabajará toda la familia para que sus mayores queden en casa y mueran en su cama, o en el hospital si las circunstancias lo aconsejan; pero acompañados hasta el final de sus días.

De los gitanos podremos hablar los payos cuanto queramos (ellos también tienen más que sobradas razones para recriminar nuestros excesos), pero jamás que olviden a sus muertos ni a sus ancianos. Por eso digo a grito pelado, con absoluta convicción, que si los asilos y residencias geriátricas estuviesen en manos de los gitanos, nuestros mayores bendecirían a una de las razas más marginadas del planeta.

Este artículo tiene © del autor.

855

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 Mundo Cultural Hispano

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 9

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3385223 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 497 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0