Portada del sitio > LITERATURA > Artículos literarios > SOBRE POESÍA "DIVERTICULAR"
{id_article} Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

SOBRE POESÍA "DIVERTICULAR"

César Rubio Aracil

España



De tanto poeta como hay hoy en el mundo, la Poesía se resiente.

Amigo Ramón, lo siento, no he logrado entender qué significa “poesía diverticular”. Sé, porque he estudiado un poco de bromatología y, por derivación, me he visto obligado a detenerme en la disciplina médica, qué significa divertículo. Pero, por si acaso el DRAE contemplaba otra u otras acepciones, lo he consultado; también el María Moliner. Nada. La palabra “diverticular” no aparece definida en los citados diccionarios. Echo mano del Diccionario del Español Actual, de Manuel Seco, Olimpia Andrés y Gabino Ramos y, ¡oh, sorpresa!, tiene recogida esa palabra: adj. Inflamación de un divertículo. / Alcalde, salud, 307: La retención de alimentos dentro de la bolsa diverticular produce trastornos más o menos acusados y característicos.

Querido amigo: ¿Qué quieres decir o insinuar con esta palabra, llevada al área de la poesía? ¿Qué la poesía actual sufre una patología difícil de curar? Si es así, te comprendo. Sin embargo, lo que comentas respecto a los encorsetamientos producidos por la preceptiva: metro y rima de modo principal, no puedo estar de acuerdo con ese criterio lo diga quien lo diga. El poema libre, tan incomprendido por la mayoría de aficionados y aprendices de poeta, es tan difícil de elaborar (para mí mucho más) como un soneto. ¿Qué entendemos por poema “libre”? ¿Arremeter con el bolígrafo contra toda una evolución histórica de la poesía? ¿Despreciar el esfuerzo de Cervantes, de Góngora, de Quevedo, García Lorca, etc., porque el ejercicio literario cansa, duele y mortifica? ¿Qué poema libre decente puede elaborarse sin conocer los significados de pausa, cesura, sinalefa, acentuación tónica, antirrítmico y otras denominaciones necesarias para escribir poesía? ¿Me puedes indicar qué gran poeta no conoce las reglas de la preceptiva?

Ramón, lee a Antonio Gracia y a José Luis Ferris. Se trata de dos poetas alicantinos de gran prestigio, como asimismo Guillermo Carnero, Nemesio Martínez, Lluis Alpera, Rosa Martínez Guarinos, Gaspar Jaén, Raimundo Escribano y tantos otros que harían tediosa la relación. Todos estos vates escriben poemas libres de calidad. Pero su poesía es cadenciosa y evitan, hasta el dolor, la rima asonante (la consonante sería un pecado para ellos y ellas). Atrévete tú, que eres poeta, a escribir un poema libre de veinte versos sin caer en una sola asonancia. Yo, que soy un aprendiz de poeta que consulta el diccionario 200 veces al día, no lo he conseguido. Como sólo disponemos de cinco vocales ... Además, querido amigo, la recta distribución de los acentos (cadencia) juega un papel importantísimo en cualquier clase de poema. ¿Cómo, pues, escribir un poema libre sin conocer las mínimas reglas de la preceptiva?

La poesía, Ramón, es sentimiento y algo más: suplicio. Porque no basta con desatar la víscera cardíaca. Se debe conocer la palabra: buscar el adjetivo exacto, evitar los inconvenientes que a veces se nos presentan por causa de los determinantes, huir de ciertas conjunciones que ensombrecen el verso, denostar algunos adverbios relativos en beneficio del tropo ... ¡Uy, Dios! Y eso, se quiera o no, condiciona el poema libre, lo encorseta, lo amarra al palo de mesana de la buena poesía; mejor dicho, del buen poema.

¡Qué pena, Ramón! Yo hace tiempo que he dejado de luchar en vano. Ahora me limito a escribir aprendiendo. Sin contactar con grupos literarios que no quieren trabajar y, sí, “triunfar” a base del aplauso popular. Como mi única ambición literaria consiste en defender la poesía, en Internet he encontrado donde aprender gratis. Gratis en cuanto a la cuestión crematística se refiere; porque debo pagar el alto precio de estudiar preceptiva a fondo. Pero me siento dichoso de estar comenzando a recorrer el abrupto camino poético que muchos otros y otras -miles y miles de personas- han recorrido ya por cualquier pista de patinaje. Y he quedado atrás, amigo Ramón, tal vez porque soy el peor de los aprendices. Pero me conformo con ser lo que soy y de haber llegado a convencerme de que estoy comenzando a ejercitar los pocos conocimientos literarios que puedo asimilar. Y todo esto, amigo Ramón, para que algún día, antes de marcharme, pueda dejar constancia de mi sacrificio escribiendo un soneto, o un poema libre, merecedor de ser aprobado por los maestros que he citado en este escrito.

Un fuerte abrazo, amigo poeta.

Este artículo tiene © del autor.

1573

Comentar este artículo

   © 2003- 2017 Mundo Cultural Hispano

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 20

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3436472 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 528 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0