Portada del sitio > LITERATURA > Artículos literarios > Mirar de frente
Grabar en formato PDF Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

Mirar de frente

Edel Morales

Cuba



Un libro hermoso y útil, es la apreciación que hacemos al terminar de leer de una sola sentada las 121 páginas de El día que me quieras, la novela con que Julio Llanes (Yaguajay, 1948) obtuvo en 1997 la primera mención del Premio Ismaelillo de la UNEAC, y que Unión ha puesto a circular en las librerías del país en una segunda edición de amplia tirada.

Se trata de una novela para jóvenes, escrita en la viva realidad del fin de siglo pasado y que se acoge fielmente a las grandezas y contradicciones de su tiempo histórico: la Cuba de los años 90, pero que no se de­tiene allí, pues traspasa sin mutilaciones el filo del milenio para llegar intensa hasta nosotros y trae consigo el eco pe­renne de las décadas anteriores. El día que me quieras es, digámoslo de una vez como lo dice la contraportada del libro, una novela de amor donde se entreteje un mundo narrativo sincero que conmueve e invita a la reflexión.

Porque es la autenticidad de los conflictos que en sus páginas se dirimen el principal valor que sostiene a El día que me quieras y el primer recurso que hace que el lector transite por ella con soltura. Autenticidad que se remarca en la fluidez de los diálogos y en el uso de la narración en primera persona, casi a manera de testimonio de vida, con mayor eficacia en los capítulos donde el punto de vista de Yoel es el eje conductor de la trama.

Los personajes principales tienen numerosos puntos de contacto, a pesar de estar situados socialmente en las antípodas. Yoel, un jovencito a quien la vida le ha jugado malas pasadas y vive por ello mismo bastante al margen del ordenamiento co­mún, y Ana Sol, una muchacha de ensueño, inteligente y linda, amable y luchadora, para quien la vida tiene un código cuyo primer precepto es «Actuar como si el fracaso fuera im­posible». Esos puntos de contacto permiten que la trama se desenvuelva entre complicidades y llegue a ese final don­­de «arden los ojos, pero no solo es de sueño».

No descuida el narrador una vi­sión de lo artístico que le permite enun­ciar otros niveles de conflicto. Di­dáctica y eficaz la reflexión de Ana Sol sobre el modo en que su padre, que también es el Director, introduce en los gustos mu­sicales de los más jóvenes a Chico Buarque, Los Beatles o Benny Moré, combinados con Fito Páez y Silvio Rodríguez, pero sin prohibir a Ma­donna o Michael Jackson. Y viene a tono esa reflexión porque esta no­vela es­tá construida sobre la mú­sica, que flota en todas partes y se introduce desde los títulos de cada capítulo hasta los guiños que se ha­cen los personajes, y que no re­sulta nada rara en una silviomaniaca como es Ana Sol.

Válido para esta novela aquel criterio de Mirta Aguirre en que reclamaba «que no se tema demasiado a que la literatura infantil y juvenil mues­tre los costados feos de la vida; no hemos terminado con ellos nosotros, y falta mu­cho pa­­ra que se terminen en todas partes, siquiera sea en sus más graves manifestaciones». Válida también la manera en que al modo martiano, desde la fuerza del amor y con los recursos de la cultura, se enfrentan aquí los conflictos de esos costados feos de la vida. Porque si algo queda claro en el alma de cada uno de los personajes que aquí importan, es ese mandamiento de Ana Sol que recorre los avatares cotidianos en que se desenvuelven y las aspiraciones tras­cendentes que los sustentan: «Ja­más hagas algo, si des­pués no puedes levantar la cabeza y mirarme de frente...».

 

 

Edel Morales
Director
Centro Cultural
Dulce María Loynaz
19 y E. El Vedado.
Ciudad de La Habana.

edelmorales@loynaz.cult.cu

 

Este artículo tiene © del autor.

348

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 Mundo Cultural Hispano

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 16

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3385993 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 494 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | Conectarse | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0