Portada del sitio > ENTREVISTAS > La sucesora - CONSTANZA ONTANEDA, entrevistada por Frank Otero (...)
Grabar en formato PDF Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

La sucesora - CONSTANZA ONTANEDA, entrevistada por Frank Otero Luque.

Frank Otero Luque

Perú



De padre peruano (Pablo César Ricardo Ontaneda Bernales) y madre hindú (Raya Rehman Khedker), Constanza Smita Ontaneda Rehman Khedker nació el 11 agosto de 1985, en Nueva Delhi. "Raya" es un nombre ruso que significa "regalo del cielo" y fue premonitorio porque el cielo le regaló nada menos que a Constanza.

-¿Cómo se conocieron papá y mamá?

-En la India, en una recepción muy elegante del Cuerpo Diplomático. Mi padre integraba la misión peruana. Fue amor a primera vista, a pesar de que él era 17 años mayor que ella. En ese entonces, mamá tenía casi la misma edad que yo tengo ahora: 20.

-¿Te casarías con un hombre 17 años mayor que tú?

-No lo sé.

-Él falleció cuando tú eras pequeña, ¿verdad?

-Sí. Su último año estuvo de cónsul en Los Ángeles y nosotras nos quedamos en Lima, pero lo visitábamos frecuentemente. Luego volvió al Perú y a los pocos meses...

-¿En qué colegio estudiabas?

-En el Villa María. Ya le habían diagnosticado cáncer y mi padre prefirió seguir el tratamiento en Estados Unidos. Su muerte marcó mi vida.

-¿También artísticamente?

-De hecho. Recuerdo que mi vida emocional se tornó bastante difícil y el arte me ayudó a sobrellevar su ausencia.

-¿Cuándo te diste cuenta de que eras artista?

-Nunca tomé conciencia de que era artista. Pero cuando tenía 11 años y vivía en Bucarest (Rumania) -mi madre se había vuelto a casar con otro diplomático, este vez más joven que ella-, empecé a escribir poemas y a pintar gatos.

-¿Gatos?

-Sí, fue circunstancial: mi gato Arcadio se perdió y, como lo extrañaba tanto, decidí pintarlo. Después pinté a Melquíades, su compañero.

-En tu casa de Surco (Lima-Perú) fotografié unos bellos murales pintados por ti, por tu mamá y tu hermana Olivia.

-Los hicimos casi todos a la vez. Yo tenía 13 años, mi madre ya se había divorciado y regresamos a vivir al Perú, donde las tres -incluida mi hermana Olivia, año y medio mayor que yo- sentimos una gran "explosión" artística y pintamos la sala, los gabinetes de cocina, el descanso de la escalera y los dormitorios. El año pasado, como estábamos vendiendo la casa y no sabíamos qué suerte iban a correr estos murales, mi tía Meneca (Elvira Ordóñez) me recomendó contactarte para que les tomaras fotos y así preservarlos de alguna manera.

-Tu madre es hindú. ¿En qué aspectos se ve reflejada esa influencia en ti?

-En mi espiritualidad.

-También eres vegetariana.

-Y tan pronto viva por mi cuenta (ahora vivo con mi abuela paterna), empezaré a ser "vegana"; es decir, tampoco comeré ningún producto de origen animal, como leche o huevos.

-Los hindúes tienen una sociedad de castas, en la cual la movilidad social es prácticamente inexistente.

-En la India, si has nacido en una casta baja, así te cases con el rey no vas a mejorar socialmente. Los llamados "untouchables" (intocables) están inclusive por debajo de los Sudras (la casta más baja); es decir, excluidos del sistema, y en algunos pueblos les exigen que toquen una campana para anunciar su presencia, con la finalidad de alertar a los demás para que ni siquiera los miren.

-¿Estás de acuerdo con ese sistema?

-Es milenario y está tan arraigado en la India que ni el propio Ghandi pudo hacer mucho para cambiar las cosas, aunque logró inspirar a la gente para que se amara más. No estoy de acuerdo con ese sistema. El odio solamente produce odio.

-¿Cuál es la casta de tu familia materna?

-El apellido Khedker pertenece a la realeza hindú y corresponde a la casta de los "Cashatrias"; es decir, a la casta más alta después de la sacerdotal, que es la de los "Brahmanes". De otro lado, Rehman es un apellido común.

-¿Cómo es vista en la India una hindú casada con un peruano, como en el caso de tu madre?

-Muy moderna; tal vez demasiado. Pero en su tiempo y en su clase social no era tan mal vista

-¿Eres racista?

-Para nada.

-¿Te casarías con un hombre de otro nivel social?

-Para mí la educación es primordial. Es el único límite que pongo entre otra persona y yo para una relación romántica. Es importante que la pareja pueda conversar.

-¿Podrías ampliar un poco?

-Pienso que la clásica historia de amor sobre la niña rica que se enamora perdidamente del mayordomo o del chofer puede funcionar por un tiempo a nivel pasional, pero -sin menospreciar a los mayordomos ni a los choferes- pasada esa etapa, quizás se encuentren dos extraños que no pueden hablar un mismo lenguaje porque no han tenido una formación, una crianza similar, que les permita compartir una multiplicidad de intereses.

-Cierta vez me contaste que, desde la ventana de tu habitación en Bucarest, se veía un edificio que había sido mandado construir por Chauchescu (Ciauscescu), pero que no llegaron a terminar porque lo asesinaron. Ese panorama debió haber sido chocante para ti, después de haber vivido en Brasil, en el trópico.

-Sin embargo, fue aquel edificio el que me inspiró a escribir mi primer poema, o uno de los primeros. Era gigantesco, con arquitectura muy romana, europea antigua. Yo estaba segura -y lo sigo estando- de que allí había fantasmas. Esos lugares viejos y embrujados siempre me han atraído.

-¿Recuerdas tu primer poema?

-No sé si fue el primero: Broken windows / Foggy days / Rain and thunder / Clouds and pain (Ventanas rotas / Días nublados / Lluvia y truenos / Nubes y dolor).

-¿Le has mostrado tus poemas a tía Meneca?

-Sí.

-¿Y qué opina sobre ellos?

-Modestia aparte, que son muy buenos.

-Y la de ella, es una opinión autorizada.

-Yo la admiro muchísimo como poeta y como persona.

-También viviste en Massachussets, donde obtuviste una mención honrosa en artes visuales.

-Fue en la época en que Olivia y yo estuvimos internas en Deerfield Academy, en Southampton. Pero la mención honrosa la obtuve de la National Foundation for Advancement in the Arts (NFAA).

-Cuéntanos un poco sobre esta experiencia, qué trabajo presentaste, etc.

-Presenté todo mi portafolio artístico hasta ese entonces, que incluía muchos dibujos al carbón y con otros materiales, pero más importantes resultaron ser mis esculturas de prendas de vestir en papel fuerte.

-¿Cómo las hiciste?

-Primero pinté sobre el papel algo significativo para mí. Una vez seco, lo mojé por el reverso y luego lo recorté para confeccionar ropa. Hice una serie de seis esculturas y cada una de ellas representaba una etapa de mi vida.

-Y ahora estás en la onda del diseño de moda étnica.

-Por tu "culpa" (nos reímos). Inscribiste mi dirección electrónica en 3 grupos culturales cibernéticos y, entre los 1000 mensajes que recibí, había uno de Olga Zaferson anunciando el inicio de un nuevo curso de Diseño de Moda Étnica Peruana.

-¿Y quién mejor que Olga Zaferson para estudiar moda étnica peruana?

-Sí, pero antes de conocer a Olga, yo asociaba la alta costura con un mundo frívolo. Ahora pienso que casi todas las carreras son así, a menos que uno mismo les ponga su propio toque humano y personal.

-¿Qué más te dio Olga?

-Aparte de sus conocimientos (aprobé satisfactoriamente el curso), me transmitió su amor por lo auténtico; me infundió su fuerza -ésa que pone ella para seguir defendiendo la preservación de los valores y legados tradicionales, a pesar de la falta de recursos económicos y de apoyo del gobierno. Como pionera en su campo, Olga ha sido decepcionada muchas veces por personas y organizaciones a las que, al final del camino, se les cayó la máscara de la hipocresía y demostraron que su verdadero interés era totalmente ajeno al tema cultural. Sin embargo, lejos de ser una mujer amargada, siempre está llena de optimismo porque su fe es inquebrantable.

-¿Qué es lo que más admiras de Olga?

-Su pureza hacia los seres humanos, sus ganas de aprender y su tesón. Yo tuve la suerte de que Olga fuera mi maestra, pero ella aprendió todo a pulso y sola, directamente de los artesanos y danzarines. Podría decirse que su maestra fue la vida.

-Olga me mostró unos diseños bellísimos de prendas étnicas que hiciste siendo alumna de su curso. Está muy orgullosa de ti.

-Yo también me siento muy orgullosa de mis diseños y me halaga y estimula que sean del agrado de Olga.

-¿Cuál es tu futuro inmediato?

-He sido admitida en Cornell University (Ithaca, NY), donde voy a estudiar Textiles & Apparel (Textiles y Vestuario), una carrera de 4 años en la que uno aprende la historia del diseño, el arte del diseño, el aspecto técnico y científico de los materiales, la producción y comercialización de prendas de vestir, etc.

-¿Y qué harás después de que te gradúes?

-Elevar la moda étnica peruana al nivel de la Haute Couture (alta costura) internacional, garantizando una justa remuneración a los artesanos.

-¿Cuántos idiomas hablas?

-Francés, portugués, inglés y español.

-¿No aprendiste rumano?

-No, porque en Bucarest estudié en un colegio internacional, donde las clases eran dictadas en inglés. El rumano es un idioma muy difícil; es la menos romance de las lenguas romances debido a la influencia eslava.

-¿Qué otros idiomas te gustaría aprender?

-Chino, ruso, hindi y, por supuesto, quechua.

-¿Por qué elegir el quechua y lo peruano? ¿Qué tienen de especial?

-Raíces. Al margen de ser medio peruana y, por ello, sentir un especial afecto hacia esta tierra, los temas basados en el Perú no van a agotarse nunca. Nuestra iconografía es riquísima y ancestral. En otros países, algunos diseñadores llegan a valerse de "pretextos" para darle un hilo conductor a sus colecciones, al extremo de diseñar prendas rasgadas, que parecen harapos.

-Olga me comentó que siente haber logrado algo muy importante en la vida con el sólo hecho de haberte tenido de alumna.

-Tengo un gran compromiso con ella y con el Perú, y me emociona que me considere su sucesora.

Lima, 31 de julio de 2005.

Ver en línea : La sucesora - CONSTANZA ONTANEDA, entrevistada por Frank Otero Luque.

Este artículo tiene © del autor.

1354

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 Mundo Cultural Hispano

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 9

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3384337 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 499 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0