Portada del sitio > LITERATURA > Relatos > TOMAS
{id_article} Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

TOMAS

Daniela Giucci

URUGUAY



Tomás

Drama y crimen pasional.
Tomás un chico celoso y envidioso de su hermana mayor. Fiscal, Juez y Comisario Su vida y el procedimiento para encontrar al asesino de Maitena.

Para ser sincero, todo comienza con la llegada de Tomás y el féretro de su hermana. Las personas amontonadas, en silencio.
Los niños apoyados en el muro de sus viviendas Todos quieren venganza, por Maitena. Una chica buena, de grandes ojos celestes y rizos dorados.
El Juez - hombre pequeño de mirada triste y perdida sé pregunta-¿ qué hacemos ahora? Tengo la sensación de que tenemos que ganar tiempo. El pueblo está muy irritado y molesto- dirigiéndose al Fiscal.
Pero el no habla, está en estado de shock-dice el comisario con los ojos llenos de lágrimas.
Al doblar la esquina ambos profesionales se dirigieron al bar y luego de la cuarta copa de vino brindan por la JUSTICIA Y EL ORDEN.
A la salida dan vueltas, hay ambiente de bronca y dice el Fiscal- Por favor, deben esperar.
El Juez con paso penoso, agrega- Estamos frente a un crimen sexual, ante un desconocido y sin ningún móvil para tal sadismo.
El pueblo desconcertado lo observó, y se fue retirando poco a poco.
Después de dos horas vienen n los refuerzos. La gente aún hechizada ya decidida a hacer justicia por manos propias.
El fiscal preocupa les asegura que va a encontrar al asesino y dice además: Para ello necesitamos pruebas”
El comisario interviene y agrega - se seguirán todas las huellas posibles y se citarán varios testigos o sospechosos. Pero no por ello encerraremos a cualquier individuo.
Luego girò la cabeza y puso el auto en marcha. Mirando al Fiscal afirmó: “es el cuarto asesinato en 3 meses, 2 en Tacuarembó, uno en Melo y este ahora en Maldonado.
Al otro día Tomás, ya mejor declara en la comisaría: al cruzar el CAMPUS de Maldonado me encontré con el cuerpo de mi hermana. Llora desconsoladamente
El Fiscal, un hombre de bien, de aspecto serio, le alcanza un vaso de agua y lo deja ir.
Descontentos los magistrados y el comisario regresan a sus hogares. El Fiscal  está de muy mal humor  y preocupado. Deja los expedientes en el escritorio y se sirve un vaso de whisky. Mira las fotografías del forense y piensa: repugnante.
Que crimen tan triste.
Se dirige a los dormitorios de sus hijos, los besa en la frente luego se acuesta sin poder pegar un ojo en toda la noche.
A la mañana siguiente comienza el interrogatorio a cada uno de los comercios cerca de la zona del crimen. Se examina el Campus buscando pruebas, en particulares huellas.
Todos están intranquilos y nerviosos. Es un día de invierno muy frío. Se topan con  un quiosco.
 En él trabaja un hombre con grandes ojos verdes, de alrededor de 30 años. Está muy afligido.
El Juez se presenta y pregunta¿ Conocía a Martina?
-Vaciló- Si venía siempre a comprar cigarrillos. Era muy dulce y muy bonita.
Los magistrados se miraron desconcertados.
-¿Qué les parece? - pregunta el comisario
-Raro, el comentario- contesta el Juez
La verdad no sé que pensar- dice el Fiscal y agrega no veo la hora de atrapar a ese desgraciado que mató a sangre fría a esa pobre muchacha.
De tarde hablan con los padres de la víctima. Están divorciados. L madre se volvió a casa y tiene a Tomás, 3 años menor que Maitena.
No aportan nada nuevo al interrogatorio.
A la noche toman vino y comentan los pocos resultados que tienen.
Alrededor de las 22 horas regresan a sus hogares. El Fiscal, conocido por su responsabilidad, es casado con dos hijos.
Prende un cigarrillo y relata a su familia el caso.
Solo hay silencio. La Señora mira el piso, callado.
Intervino su hija para preguntar: ¿Porqué?

Suena el teléfono es el Juez para comunicarle al Fiscal que tiene un nuevo sospechoso, que surge de los resultados del informe del Instituto Técnico Forense (ADN de un pelo.)
Al salir de su el comisario ve en la esquina unas muchachos jugando a la pelota y las chicas observándolos. Recordó enseguida la imagen de la víctima. En la puerta está estacionado el auto del fiscal y su hija, sé dirigiò a él, subió y terminaron en el Centro de Investigaciones Criminales.
El Juez ya estaba ahí, interrogando a un amigo9 de Tomas, supuesto criminal que se encontraba en la frontera con el Chuy con bolso de Maitena. -
Pablo- pregunta el Juez- ¿Cómo es tu relación con Tomás?
-Es mi mejor amigo - contesta él.
Visto y considerando que estaba en tu poder el bolso de la víctima, te tomaremos huellas digitales y pasarás por el detector de mentiras- le dice el Juez. Un oficial golpea la puerta, le trae un expediente con antecedentes de otro sospechoso. El Juez se dirige al comisario- No obviemos nada.
Pablo se quiebra y llora desconsoladamente. Lo único que murmura continuamente es yo la amaba, yo la amaba.........
Pero, Pablo, dice el Fiscal- en la estación de la Ínter balnearia te vieron.
-Si iba con ella, pero en Atlántida se bajó a comprar cigarrillo y nunca más volvió. Desapareció.
Fiscal- Tus antecedentes dicen que tienes un denuncia por golpear a tu ex novia.
Pablo- La encontré acostada con un amigo. ¿Qué haría Usted?
Enloquecí...
Fiscal. Déjenlo ir, el detector de mentiras y las huellas en la ropa de la víctima no concuerdan con las de él.
Los hechos dicen que no hay elementos suficientes para procesarlo.
Hacen pasar al siguiente sospechoso. Un muchacho de alrededor de 20 años, alto, corpulento, que había sido visto en Melo, y Tacuarembó en fechas anteriores que coincidían con los anteriores crímenes.
Juez- ¿Cuánto hace que conocía a Maitena?
Sospechoso- La conocía mucho, es hermana de mi mejor amigo, La vi por última vez en un supermercado, yo estaba con mi hermana chica. Nos saludó y se fue.
Juez- ¿ Qué hizo Usted. el día del crimen?
El sospechoso narró: “ Soy corredor de seguros , estaba trabajando en Maldonado.
Comí algo en un bar. Desde ahí, llamé a mi amigo Tomás, y me contó lo sucedido con su hermana.
Mi único error es haber estado en el lugar equivocado.
Fiscal- ¿Qué hizo el fin de semana?
El fin de semana...( se pone nervioso) , me desalojaron del departamento dónde vivía por mal pagador.
Volví a llamar a Tomás y fui a su casa.
Fiscal- Recuerda haber echo algo fuera de lo normal.
Sospechoso- No.
Desesperado el sospechoso, sale de la comisaría y pasa por su antiguo hogar, y paga sus obligaciones como arrendatario, el 60% de lo adeudado más los intereses, tributos y costos.

2 SEMANAS DESPUÉS-

El comisario y el Fiscal obtienen una orden para revisar el departamento del último sospechoso. Tiene un sótano bajo un alfombra, de él sacan muestras y las llevan al laboratorio.
Quieren ver si son compatibles con las de la víctima.
El fiscal, convencido de que es él, fuma un cigarrillo tras otro, y camina en círculos.
El comisario en cambio prefiere esperar los resultados.
Dicho muchacho es hijo de un colega suyo, lo conoce desde niño. Para él es imposible creer que es el asesino.
Suena el celular del Juez- una nueva víctima, ahora en Durazno.
Las coartadas de todos los sospechosos son perfectas, dice el Juez y no hay móvil o no lo entiendo.
Tomás a la tarde sufre un accidente automovilístico.
El hecho ocurrió por culpa del otro conductor del vehículo.
Estaba alcoholizado y Tomás drogado.
Quedó muy mal herido e internado en un sanatorio privado.
El comisario y el Fiscal, a su pesar, fueron a allanar la casa de este último, y no precisamente para una visita social. Durante 3 días buscaron muestras y no encontraron nada.
Justo antes de irse encontraron entre las plantas un monedero. Pertenecía a la víctima.
Lo detienen en el sanatorio esa mañana. Sus padres estaban ahí, y Tomàs ya había confesado el crimen:
Maitena, había salido con su novio hacia Punta del Este. En Atlántida fue a comprar cigarrillos, y su hermano adicto y enfermo de celos, la tomó del brazo, la amordazó, y la llevó a la casa de ellos en Maldonado.
Conspiró con su  amigo Pablo para robar el dinero de ella,  que había cobrado por un excelente proyecto de cine que había escrito para la Werner Channel.
La golpearon, y calló al piso y se desnucó. Drogados decidieron violarla, para que quede como un crimen sexual.
Al regresar al CAMPUS, tiraron la billetera entre las plantas y compraron más drogas.
Tomás asustado decidió buscar el cuerpo y llamar a la policía. Sabía por los medios el modo de proceder del asesino en serie.

Al mediodía llegaron fotos de las dos víctimas de Cerro Largo, y ambas se encontraban con desnucadas y violadas al igual que la de Tacuarembó.
Unos días después Pablo y Tomas fueron sentenciados a 20 años de prisión. Este último se suicidó en la cárcel.
Nunca apareció el asesino en serie de las otras chicas.

 

 

Este artículo tiene © del autor.

381

Comentar este artículo

   © 2003- 2018 Mundo Cultural Hispano

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visiteurs connectés : 1

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3697193 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 547 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0