Portada del sitio > LA BOTA DE SUEÑOS > Poesía > Árbol desnudo
Grabar en formato PDF Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

Árbol desnudo

Rubén Patrizi



El árbol invisible

Ramas desnudas invisibles
Ramas dedos erguidas
Hacia el cielo
Ramas turgentes y suaves
Ramas acariciantes desnudas

La corteza no la viste
Ni hay hojas en su piel

Dos seres desnudos
La van cubriendo

Ella de trenzas amarillas
Le da pinceladas de color
Con su gran sonrisa

Él con el trabajo de sus manos
Le va dando cuerpo al desnudo invisible

Una estrella azul
Una estrella roja
Un halo rosado
Las escarchas de plata
Del rocío lunar

Pintas de color
Se va vistiendo el árbol desnudo
Que yacía invisible
Mirando con sus ramas dedos
El infinito

La respiración de hembra
El sudor de sus cuerpos
La llama viva
Nunca muere

Y nuevas cintas
Y un nuevo hombre
Cuadritos de luz
Y cuadritos y cuadritos
Cáscara de piel

Piel nueva
Para el invisible
Árbol desnudo
Aislado y solitario
Un fantasma
En un bosque
Negro y oscuro

Colores y estrellas
Halos y nubes
Flores y azahares
Blancas espumas
y rayos de sol

Nuevas formas
A las ramas desnudas

Nuevos hijos
De hombres sin padre
Partículas de cosmo
Fragmentos del éter

Arena piedra roca río
Agua aire ondas de mar
Brisa rocío nubes el azar

Azul verde marrón ocre
Naturaleza vida movimiento

Amor ser sublime
Espíritu de la tierra
Cuerpo y carne
Deseo y piel

nuevas manos en la labor
Ella de pechos duros y nalgas pretas
Ambos tez de ébano
El alto de hirsuto pelo en su pecho
Ojos grandes labios gruesos
Raza indómita

Nuevas cuentas de cristal
Nuevos colores de iris
Llevan en sus manos

La rama erguida
Se viste de color
Es un gran pulgar
Que señala el firmamento

Mosaicos y espejos
Filigranas irisados
Material de tierra

Van trabajando a ocho manos
Son cuatro en unión universal

Y no se dan abasto
Y viene nuevos a ayudar
A suplir carencias
Cerrar espacios

Son menudos y vivaces
Ojos rasgados y sonrientes
Ella de fina mano pálida amarillenta
Él su pelo negro
Cascada endrina de selva

Llevan en sus manos cuentas de oro
Nuevas pieles cuarzo
Y guijarros de río

Y el crisol
Nuevos elementos
Y mas personas vienen
A continuar tapizando
el árbol desnudo
que ya no es invisible

Se van vistiendo
Las ramas desnudas
En oro en piedra
En vidrio en color

No hay hojas
No hay brisa
No hay estaciones
Ni tormentas
Ni lluvia
Ni tiempo

Todo se crea se Inicia
Crece

Se va instalando el amor
Y se prende del dedo meñique de la rama
Y la viste

Y la envidia
Y la lujuria
Y la ira
El enojo
El odio
El miedo
Van cayendo con las hojas secas

Las primeras incipientes
Que nacieron en el árbol
En el primer otoño

Se forma la esperanza
en el anular de la rama
y en el índice
la virtud y la amistad
Se van vistiendo
Los dedos ramas
Del árbol que ya es visible

Y van naciendo nuevas hojas
Y empieza la primavera

Y se ve las ramas dedos
Que son como una mano
Que mira siempre hacia arriba

Y llega el verano
Con flores y frutos
Que visten las ramas
Con todos los colores
Con todos los sabores

Y viene el invierno blanco y puro
Las primeras aguas
Las primeras nieves
El primer descanso

Los hombres abajo dormitan
Aliviados se sosiegan
Del trabajo efectuado

Y todas las razas
Buscan más árboles invisibles
Para continuar la labor

Rubén Patrizi

Este artículo tiene © del autor.

1115

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 Mundo Cultural Hispano

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 14

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3369789 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 556 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0