Portada del sitio > LITERATURA > Artículos literarios > ¿POR QUÉ?
Grabar en formato PDF Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

¿POR QUÉ?

Algo más sobre la LOE y sus detractores

César Rubio Aracil

España



Que nos expliquen Ángel Acebes, Esperanza Aguirre, Ana Botella (al parecer, del OPUS) y Eduardo Zaplana en qué escuelas han estudiado. ¿En barracones, muertos de frío y sin material escolar disponible, como sucede en muchos pueblos de la Comunidad Valenciana?

No existen razones de peso en las reivindicaciones de los promotores de la manifestación en contra de la LOE. Si acaso, desde el punto de vista crematístico, tanto al clero como a las asociaciones católicas, puede que les interese confundir a la opinión pública para alcanzar los fines egoístas e insolidarios que subyacen -disimulados bajo una capa folclórica: “Borriquito como tú”, y una miss mundo cualquiera- en el núcleo de sus pretensiones. ¿Le parece poco a la Conferencia Episcopal lo que está recibiendo la Iglesia a costa del contribuyente, muchos de los cuales nos sentimos impotentes a la hora de reclamar nuestro derecho a que parte de nuestros impuestos no vayan a parar a sus manos? Los más de 3000 millones de euros (es decir, más de medio billón de las antiguas pesetas) que cada año reciben la Iglesia y los colegios católicos, ¿suponen una limosna, mientras la enseñanza pública adolece de los medios necesarios para despegar de la cola europea en materia de educación? ¿Qué desean los obispos y el mimético Vaticano, sino el poder que han ostentado desde que España es España, o acaso antes? Esgrimen, como base de sus reivindicaciones, que el Gobierno socialista debilita con su reforma la asignatura de religión y quebranta la financiación de la educación concertada. ¡Mentira cochina!, permítaseme esta burda expresión. Yo, también, para divertirme (emulando la actitud de una excelente amiga, por cierto, muy culta), escucho de vez en cuando las barbaridades que dice la COPE. De ahí nacen a menudo ciertas consignas de reconocido valor negativo.

La LOE, a mi entender, no aborda el problema fundamental que sume a España en un caos educativo de enormes proporciones. Ningún país europeo, de los que van a la cabeza en instrucción pública, está sujeto a las exigencias de ningún credo religioso. La secularización, no lo dudemos, es uno de los principios de la libertad de los pueblos. El deber de la Iglesia, de acuerdo con los Evangelios, no estriba en politizar a los creyentes, y mucho menos con fines partidistas, sino en impulsar los valores democráticos para, por medio de la autodecisión, aproximar al hombre a Dios. Pero no es así como piensan la Conferencia Episcopal y las asociaciones de padres católicos. Para ellos, lo importante es conseguir cotas de poder a costa de la ignorancia. Un poder que, en connivencia con el PP y las fuerzas patronales, estimulan la confusión. ¿Puede creer cualquier persona medianamente formada, sensata y ecléctica, que a las derechas les interesa el progreso cultural de las masas? ¿Cuándo, en la historia de España, la Iglesia se ha opuesto a las tiranías política y financiera? ¿En qué momento, patronos y conservadores han fomentado la libre enseñanza? ¿Por qué razón deben equipararse las asignaturas de Religión y Matemáticas? Las matemáticas deben puntuar, porque las necesitamos hasta para andar. La religión, por contra, merece ser una disciplina optativa, no por desprecio a su valor -que puede ser positivo-, sino por razones de conciencia. Yo, sin ir más lejos, que no profeso ninguna religión ni poseo título académico alguno (abandoné la escuela a los 10 años y no he vuelto a pisar un aula), me siento religioso en grado superlativo y, por tanto, me he preocupado de estudiar determinadas religiones, como, por ejemplo, la cristiana, la islamista, judía e hinduista, sin despreciar el paganismo a través de la Mitología. Sin que nadie me haya empujado. Incluso, en ocasiones, sintiéndome obligado a defender mi libertad ante amigos comunistas y socialistas que, tratando de ridiculizar mis inclinaciones, intentaban hacerme cambiar de parecer. No obstante, he llegado a aborrecer el cristianismo por causas impositivas que parten de mi niñez.

España va muy mal en educación. Sé que es una perogrullada lo que acabo de manifestar, pero no está de más insistir en lo que todos sabemos y, unas veces por comodidad, otras por indolencia, y las más de las ocasiones por intereses particulares, obviamos. Las escuelas públicas están hechas una braga; las concertadas, que aprovechan católicos y pudientes para sus fines, sirven para, entre otras conveniencias, descubrir ciertos cerebros que luego utilizará el clero en exclusiva. De este modo, ¡claro que estaremos siempre a la cola de la educación europea! Entretanto el PP, continuamente al acecho del mínimo -en muchas ocasiones, inevitable- fallo del PSOE, arremeterá contra sus oponentes, aun siendo consciente de la paulatina degradación democrática que conlleva tal actitud. Porque al PP, ni tampoco a la Iglesia ni a la Patronal, les interesa lo más mínimo buscar soluciones a un problema tan importante para España como es la instrucción pública. Seduce mucho más la manifestación callejera, organizada y financiada por quienes todos sabemos, y alentada por la radio episcopal, puesto que saben bien dónde poder nutrir sus ansias de poder. Por tal motivo, les conviene la ignorancia. Y si no, veamos quiénes han encabezado la reciente manifestación contra la LOE. Que nos expliquen Ignacio Astarloa, Ana Pastor, Elvira Martínez, Ángel Acebes, Pilar del Castillo, Esperanza Aguirre, Eduardo Zaplana y Ana Botella, abanderados de la movida, en qué escuelas han estudiado. Seguramente, no en los barracones que habilita todos los años la Generalidad Valenciana, faltos de material escolar, sin calefacción, y a veces con un aseo propiciatorio de la promiscuidad.

¡Claro que no a la LOE, que tiene en cuenta a la Iglesia y obvia el sacrificio de muchos maestros honestos!

Augustus.

Este artículo tiene © del autor.

494

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 MUNDO CULTURAL HISPANO

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 18

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3311931 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 767 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0