Portada del sitio > TRIBUNA LIBRE > Nadie es profeta en su tierra
{id_article} Imprimir este art韈ulo Enviar este art韈ulo a un amigo

Nadie es profeta en su tierra

Josep Esteve Rico Sogorb

Espa帽a



Cualquier ciudad es sitio de contrastes. Frente a la belleza paisaj铆stico-urban铆stica de las ciudades y los pueblos, se contraponen connotaciones negativas, evidentemente, mejorables o eliminables. Es por ello que resulta contradictorio y sorprendente que todas las culturales e hist贸ricas urbes tengan un m铆nimo lamentable 'chovinismo' generador de indiferencia e ignorancia, de pasividad y desprecio o de desagradecimiento y olvido, cuanto menos, de envidia -tan com煤n y espa帽ola-. Estas connotaciones, aunque min铆mas, se suelen prodigar entre la ciudadan铆a y la administraci贸n municipal, existiendo casos de marginaci贸n y discriminaci贸n -quiero creer que insconscientes e involuntarios, por simple inercia- hacia esa parte minoritaria de la poblaci贸n que lucha por abrirse camino en diversas artes como: m煤sica, pintura, escultura, literatura, cine, etc茅tera.
 
Me resisto a aceptar que aquello de 'nadie es profeta en su tierra', cual dogma inamovible, no pueda ser erradicado. Es un t贸pico da帽ino y perjudicial para cualquier sociedad, especialmente la urbana. Siglos con sambenito a cuestas, al que muchos se resignan y que cuesta superar. La administraci贸n falla a veces menguando su apoyo a j贸venes 'revelaci贸n' y a maduros artistas, salvando excepciones afines, obviando la existencia de verdaderos genios ideol贸gicamente diferentes, neutrales, imparciales, independientes y 'pol铆ticamente correctos'.
 
Es una pena que se paralicen subvenciones 'por falta de presupuesto municipal'. Es una l谩stima que se acumulen las promesas 'in voce'. El artista revive en sus adentros -mente, coraz贸n y 谩nima -el notarse paria o desheredado, descastado o marginado hasta sentirse escritor mediocre y poetucho arruinado cuando la autoestima desciende. El sufrido creador malvive, perjurando para llegar a final de mes mientras casi nadie compra sus obras y las palmaditas hip贸critas en la espalda duelen como pu帽ales. Al igual que Baudelaire criticaba la incomprensi贸n del p煤blico hacia su obra literaria en su poema al lindo chucho, el artista localista se siente incomprendido y desamparado por la sociedad y la administraci贸n urbana. Ante esto, conozco algunos artistas que se encuentran psicol贸gicamente hundidos, an铆micamente enojados o emocionalmente decepcionados con el poder municipal y sin  saber cu谩ndo acabar谩 esta injusta situaci贸n. A煤n es poco e insuficiente el apoyo de los ayuntamientos a los artistas locales. Han de volcarse mucho m谩s, plenamente y a tope, pero con todos. Sin distinciones. Aunque me temo que proseguir谩 el inmovilismo.
 
...Y es que, lamentablemente, 'nadie es profeta en su tierra'.
 
Josep Esteve Rico Sogorb
Escritor y periodista

Este art韈ulo tiene del autor.

313

   © 2003- 2023 Mundo Cultural Hispano

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democr醫ico y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los art韈ulos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0