Portada del sitio > LITERATURA > Artículos literarios > Miguel de Nostradamus - Filtro de Medea
{id_article} Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

Miguel de Nostradamus - Filtro de Medea

Carmen María Camacho Adarve

España



FILTRO DE
MEDEA

También viví en Salon, creo que fue tiempo después de la peste negra, o tal vez antes, a veces mis recuerdos se confunden. Por aquel entonces era un pueblecito de sogueros y cordeleros. Y me case con Ana Ponsart Gamelle, una hermosa y joven viuda que me dio un hijo Cesar.

Proseguí con mi trabajo y mis investigaciones. Gracias a mis negocios pude publicar un tratado muy interesante sobre la destilación del perfume y puse a la venta el filtro de Medea, un nuevo producto capaz de fortalecer al varón ante la lid venérea. Para evitar que la Inquisición bien pudiese buscarme las vueltas y de este modo acusarme de vivir en el pecado de la lujuria, por ese motivo, para curarme en salud, advertía en mi libro: “que no se usara este filtro fuera del sagrado matrimonio, pues si se hacia uso de el en esa manera libidinosa y fraudulenta seria hacer un mal y triste uso de mis conocimientos.”

¿Qué queréis? ¿La formula? No tengo ningún inconveniente en dárosla igualmente que otras antes os di:

Se macera en vino crético, raíz de mandrágora, hojas de verbena, ámbar gris, almizcle y raíces de árbol del amor.

Mi botica gozo de un justo renombre. Acudían a ella, amantes, caballeros, enfermos, y damas, de cabellos negros y piel morena, que gracias a mis ungüentos, su piel blanqueaban y sus cabellos rubios se tornaban, a otras devolvía lozanía y juventud.

También me enfrasqué en la fabricación de confites y golosinas. Es mas fui el primero en toda Europa que añadió azúcar a los dulces y no miel, pero creo recordar que en España hacía tiempo que eran conocedores de esos usos del azúcar. Lo que sucedía por aquel entonces, no como ahora, que las noticias viajaban mal. En estos tiempos las noticias viajan a la velocidad de la luz.

Al igual que muy exquisitas y celebradas eran; Mi dulce de membrillo, mi jalea, mi mermelada de naranja. Gozaban de una justa fama y enorme aceptación.

Este artículo tiene © del autor.

954

   © 2003- 2018 Mundo Cultural Hispano

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 11

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3645263 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 480 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0