Portada del sitio > LITERATURA > Artículos literarios > DIANA HA DICHO NO
Grabar en formato PDF Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

DIANA HA DICHO NO

César Rubio Aracil

España



Escribir bien requiere decir cosas y saber decirlas.

Diana dice NO con argumentos, que es como se debe afirmar o negar ante la toma de decisiones importantes. En mi criterio, tanto Metáfora como Mundo Cultural Hispano son dos entidades culturales de relieve (estableciendo comparaciones con la vasta red de páginas, portales, foros o como se llamen los sitios literarios que invaden Internet) que están obligadas a erigirse, por su calidad, en guardianes de nuestro idioma. No entro a valorar cuestiones (en este caso me refiero a MCH) estilísticas, calidad literaria de poemas y prosas y otras consideraciones por el estilo, pero sí, con rotundidad, a buscar soluciones para evitar atentados lingüísticos. ¿Resulta excesivo exigir a los colaboradores el debido respeto a la ortografía? ¿Nos parece estético mezclar churras con merinas en un espacio cultural con amplias pretensiones literarias? Los lectores y los colaboradores de MCH, ¿pueden sentirse cómodos con semejante mezcolanza? Porque, incluso, se dan casos de artículos y relatos que, por haber acertado con un título atractivo, se sitúan en lugares privilegiados de lectura cuando su contenido, tanto gramatical como de fondo, es desastroso, sintiéndose defraudados más de un lector.

Quizá no me haya expresado correctamente en mi intervención anterior al proponer diferentes espacios de colaboración. No me refería a la calidad literaria de los trabajos: estilo, fondo, respeto a la sintaxis, hermosas imágenes, etc., puesto que comprendo la enorme dificultad que entrañaría una selección de esta clase, para la que no me siento suficientemente capacitado; pero sí a la mínima exigencia, indispensable, de advertir a los colaboradores sobre el asunto ortográfico. Sin concesiones a la amistad ni a otros condicionantes. Paso por alto la semántica, que a veces me ha obligado a sonreír al leer algunos trabajos. Mas la ortografía... Por ahí sí que no paso. Aunque se me tilde de prepotente, pedante e intransigente, y me cree enemigos (estoy acostumbrado a ello), no voy a claudicar ante la indolencia de los malos escritores y de los pésimos poetas, que lo son no porque carezcan de cualidades para abordar el difícil arte de las Letras, sino por vagancia y falta de respeto hacia los lectores y hacia quienes se esfuerzan por defender el idioma.

No me considero escritor -creo haberlo dicho aquí y en otros sitios-, sino aprendiz de este oficio. Por tanto, huiré en adelante de comprometer en vano el escaso tiempo que me queda, ayudando a los despreocupados y asesinos de nuestra lengua. Estoy harto de dar, recibiendo patadas como compensación a mi esfuerzo. Quien quiera buen trigo, que siembre grano candeal. Peor te sucede a ti, amiga Diana, puesto que estás malgastando el esfuerzo de muchos años de aprendizaje y estudio con personas que no lo merecen. Aunque, lo comprendo, algún amante de la Literatura ha estado, y está, beneficiándose de tu sacrificio. No todos se comportan de igual manera. Sé de ciertas personas que han estado aprendiendo en ésta y en otras páginas, y cuando alguna editorial les ha facilitado una publicación, adiós, muy buenas, ahí os la compongáis. ¿Conoces, amiga Diana, a algún escritor o escritora de cierta fama que colabore en estos espacios? Yo, no. ¿Por qué?

Si mi propuesta de ayer es descabellada, que se hagan otras más luminosas; pero que se hagan. Todo menos permanecer impasibles. No me valen los comentarios en los pasillos y el silencio en el foro (conste en acta que no lo digo por Diana ni por Denis). De vez en cuando mantengo conversaciones con amigos/as de círculos literarios que nos leen, y me duelen ciertos comentarios; pero pocos son los que se atreven a denunciar en el foro lo que critican mientras tomamos café. Ha de ser el tontaina de siempre quien tenga que crear polémicas que no le favorecen. Mas ya está dicho. Lo que importa es la marea. A ver si con toda esta removida algún filólogo/a toma conciencia de su responsabilidad ante las Letras y se preocupa un poco más de sus textos. Porque -¡Vaya por Dios!- ni con la licenciatura luciendo en el salón de estar, apoyan con su ejemplo nuestro idioma. Pero no tendremos esa suerte, y seguirá abriéndose paso la idea de que, en literatura, lo que importa es el sentimiento. Hasta que exploten los diccionarios.

No sé si he respondido a Diana como debiera, pero lo he intentado. Al menos me queda la satisfacción de haber atendido a mi conciencia, tratando de clarificar una postura mal explicada. Porque Diana ha dicho NO, y tal vez haya tenido razón al disentir

Un abrazo.

Augustus.

Este artículo tiene © del autor.

448

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 MUNDO CULTURAL HISPANO

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 21

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3335644 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 611 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0