Portada del sitio > LITERATURA > Artículos literarios > Nochebuena
Grabar en formato PDF Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

Nochebuena

César Rubio Aracil

España



"Edamus, bibamus, gaudeamus: post mortem nulla voluptas"

¡Hay que ver! La Nochebuena tiene más garra que los “chats”. Yo, que soy iconoclasta, en esta noche de bulla familiar (contrariamente a lo que sucedía hace cuarenta años, los hoteles y restaurantes están a rebosar), silenciado el clamoreo de mi estómago con una sopa de ajo, cava para mitigar el hastío y un porrete para comprender mejor el cabreo del Niño Dios, me sumerjo en el océano de la reflexión. Todavía me queda una hora para ver actuar en directo en TV a Diana Gioia, soprano de la coral a la que pertenece, y quiero aprovechar mi precioso tiempo hasta conectarme con el evento musical en cuestión.

Pienso en el reciente mensaje del Papa a los cristianos, exhortando a los creyentes a que, más que consumir en Navidad, recen. Dicho esto unos días antes de Nochebuena, me suena a consigna publicitaria. No se trata de un juicio gratuito por mi parte, puesto que he podido verificar cómo estaban de atestados los comercios hace tan sólo unas horas. ¿No conoce el Santo Padre cuál es la reacción popular cuando se pide mesura? ¿Es conveniente para el emporio del Vaticano que se folle sin condón o que la gente -como acabo de hacer- celebre el nacimiento del Niño cenando una sopa de ajo? No lo creo porque, en el primer caso, hacerlo a pelo significaría debilitar la industria del látex -cosa que no interesa a la curia romana-, y en segundo término porque las plantaciones de “Allon sativum” no son, ni de lejos, tan rentables como el “roastbeef”, que nos inclina hacia el lado opuesto de la templanza: champán (los cavas están boicoteados), puro habano (Fidel castro debe de estar contento con la Navidad), regalos a nuestras queridas y queridos (no es mi caso, pero asumo ser carne putrefacta), movilización de la industria farmacéutica para tratar de curar los excesos... En cambio, si se ora con propósito de enmienda... ¿Imagináis la Navidad con el rosario en una mano y la otra libre de pecado? ¡Menuda ruina para la Banca, “omnium urbis et orbis ecclesiarum mater et caput”! “Oremus”.

Ya me voy poniendo a tono con la situación. Ni zambombas ni panderetas. En la calle, silencio sepulcral. En mi hogar, paz. Lo tengo todo. Sólo me falta conectar la tele y luego, aprovechando la calma nocturna, pedir a Dios que se olvide de nosotros, en reciprocidad por nuestro desprecio a Su divina presencia.

Augustus.

Este artículo tiene © del autor.

414

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 Mundo Cultural Hispano

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 7

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3370226 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 548 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0