Portada del sitio > ESPIRITUALIDAD Y RELIGIÓN > LAS FORMAS DE DIOS
{id_article} Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

LAS FORMAS DE DIOS

Daniel Adrián Madeiro

Daniel Adrián Madeiro

Argentina



Antes de la creación del mundo
y antes de que existiera ninguna forma,
Dios estaba sólo, sin rostro ni semblante alguno.
¡Quién pudiera comprender a Dios tal y como era antes!.

El semblante de Dios - El Zohar

LAS FORMAS DE DIOS

Antes de la creación del mundo y antes de que existiera ninguna forma, Dios estaba sólo, sin rostro ni semblante alguno. ¡Quién pudiera comprender a Dios tal y como era antes!

El semblante de Dios - El Zohar

Yo creo en DIOS. No soy el único. Hay millones de personas en la Tierra que creen. Buscando datos sobre la cantidad de creyentes que tienen las religiones más difundidas de la Tierra, me sorprendí ante las siguientes cifras millonarias: Budismo 350, Confucianismo 270, Cristianismo 1.300, Hinduismo 500, Islamismo 1.100, Judaísmo 14, Nanequismo 14, Shintoismo 98, Taoísmo 30. En el caso del cristianismo y el islamismo hay estadísticas que informan guarismos mayores. A ello debemos sumar otras creencias menos difundidas y minoritarias como el Zoroastrismo, antigua religión del imperio persa, fundada por Zoroastro o Zaratustra, con alrededor de 130.000 practicantes; o los cultos africanos, australianos y americanos de poblaciones aborígenes. Los datos nos dicen que "más de dos terceras partes de la humanidad creen en DIOS". Siendo esto así, encontrándose tan difundida la idea de un Creador de la humanidad, de un "Padre" común a todos los hombres, es obligado preguntarse: ¿Por qué estamos separados unos de otros por nuestras religiones?, ¿Qué pasa que no podemos aceptar que aquel manifieste su amor a DIOS de un modo diferente al nuestro?. Aceptamos de manera respetuosa, y a veces hasta placentera, las distintas formas de expresar el amor y la reverencia de los hijos hacia los padres en las diversas culturas humanas. Pero cuando estas manifestaciones involucran a DIOS, nos olvidamos que cada hijo es distinto del otro y, como tal, es natural que piense y actúe diferente; que no necesariamente hay un único y tiránico modo de hacer y de ver las cosas. Nos atribuimos la potestad de conocer a DIOS, de saber sus gustos, de creernos los únicos miembros aprobados por ÉL. Así, aquel a quien todos consideramos el Padre Creador de la humanidad se transforma en la justificación de siglos de diferencias, disputas y hasta muertes entre "hermanos". ¿Con qué rostro mirará DIOS tanta sangre derramada en su nombre?. Según leí, desde pequeño Mohandas Karamchand Gandhi sintió tristeza frente a la situación de los parias, los sin casta, también conocidos como "los intocables". Se cuenta que acostumbraba tocar a un barrendero, un paria, pese a la prohibición de su familia. Desconozco la situación actual en la India respecto a este tema, pero es sabido que hace siete décadas atrás, Gandhi, con más de 60 años encima, aun seguía sosteniendo que esta discriminación era inaceptable y trabajaba para revertirla. En 1932, en un discurso con el que manifestaba su oposición a la creación de electorados separados para "los intocables" decía: "Ello significa el reconocimiento oficial y la perpetuación de una institución vergonzosa... ¿Pueden los "intocables" seguir siendo siempre intocables?". Las palabras de Gandhi sumadas a sus seis días de ayuno lograron abolir los colegios electorales separados para "los intocables" y las discriminaciones sociales. Sólo el genuino interés en un mundo mejor y la perseverancia en ese objetivo, permiten generar un cambio. Aunque el término nos parezca increíble en cuanto a su aplicación hacia nosotros mismos, hoy hay muchos individuos o grupos de personas trabajando en "Humanizar" la Tierra. ¡Qué bueno que se esté haciendo esto!, ¡Qué triste que se tenga que hacer!. Según parece, la presencia de los primeros hombres similares a nosotros en el planeta, se remontaría a alrededor de 160.000 años. ¿Cuánto tiempo más llevará poder entendernos y respetarnos?. Las distintas religiones de la Tierra nos brindan excelentes exhortaciones para una convivencia pacífica: "Realizar cuanto sea para el bien común, ¿No es esta la mejor forma de generosidad?" (Confucio, Libro III); "¡Practica el perdón!, ¡Manda el bien!" (Corán 7:198); "Es digno de estima quien concentra su pensamiento en la recta acción" (Bhagavad Guita 3); "No odies en tu corazón a tu hermano... Amarás a tu prójimo como a ti mismo" (Levítico 19:17,18); "El virtuoso incrementa la amistad... con una ininterrumpida sucesión de actos amistosos" (Budacarita 11); "Yo les ordeno esto: Que se amen unos a otros" (Evangelio de Juan 15:17); "Sean benévolos con todo cuanto vive" (Buda); "El sabio cuida a todos los hombres y no abandona a ninguno. Acepta todo y no rechaza nada" (Tao Te Ching).

"Antes de la creación del mundo... DIOS estaba solo". Quizá nuestro irreflexivo egocentrismo le resulte un mal mucho mayor que su primigenia soledad. Es razonable que cada cultura, que cada grupo religioso, al pensar en DIOS convenga en hacerlo de alguna forma particular y distinta de la que otros grupos tienen. Debemos entender y respetar la existencia de las distintas formas de DIOS. Después de tantos miles de años sobre esta única casa nuestra llamada planeta Tierra, de tantas milenarias invitaciones al amor, a la generosidad, al respeto, deberíamos tomarnos el trabajo de mirar, más allá de nuestra aparente diversidad, hacia la forma única que todos somos. Somos meros seres humanos; amarillos, pardos, negros, blancos. Sólo humanos; de esta religión o de aquella. Sólo humanos; creyentes o ateos. Únicamente humanos, destinados a una vida mejor, en un mundo mejor, para todos. Si crees en DIOS, que DIOS te bendiga mientras trabajas en la creación de un mundo mejor; si no crees, que tu vida se colme de dicha mientras trabajas en la creación de un mundo mejor.

Daniel Adrián Madeiro, Demos Amor al Mundo

Madeiro@Tutopia.Com Demos_Amor_al_Mundo@Yahoo.Com.Ar

P.-S.

NOTA: El autor da su consentimiento a toda persona física o jurídica que lo desee, para: publicar, difundir, copiar, citar total o parcialmente, imprimir o traducir a cualquier idioma este escrito, por cualquier medio, siempre que lo haga sin fines de lucro, preferentemente motivado por el objetivo de ayuda al prójimo. En todos los casos deberá respetar fielmente el texto, citar al autor e incluir esta cláusula para que otros también puedan tomar conocimiento de este permiso.

Este artículo tiene © del autor.

2067

Comentar este artículo

   © 2003- 2017 Mundo Cultural Hispano

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 15

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3433403 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 526 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0