Portada del sitio > LITERATURA > Literatura Erótica > AFRODITA (2)
Grabar en formato PDF Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

AFRODITA (2)

Antonio Nadal Pería

España



En la siguiente reunión del grupo de amas de casa interrogaron a la mediadora respecto al resultado de su entrevista con la nueva madre. "No está animada, incluso me dijo que consultaría con su marido". "Lástima, esa joven parece dulce y tiene un cuerpo espléndido", comentó una de ellas. Mientras hablaban iban y venían de la cocina al salón llevando bandejas con suculentos alimentos que depositaban en una larga mesa. "Consistirá en obligarla un poco, en hacerle ver la conveniencia de pertenecer a nuestro grupo, como pasó con algunas de nosotras, que al principio se resistían y luego comprobaron las ventajas", comentó otra. "Pero para eso tendremos que estudiar mucho las posibilidades, no estaría bien utilizar un sucio chantaje", añadió otra.
"Propongo que hables con tu marido, que para algo es el jefe de su marido. Seguro que habrá forma de complicarle la vida laboral y luego arreglársela si cede su mujer", dijo una de las mujeres a la dueña de la casa. "¿Y no sería eso un sucio chantaje?", interrogó otra. Se encogieron de hombros o ignoraron sus palabras. "Parece que tarda esta chica", dijo una de ellas mirando su reloj de muñeca. Dicho y hecho. Sonó el timbre de la puerta. Se trataba de una joven muy atractiva que entró en la casa hasta el salón con toda confianza. Era la segunda vez que acudía al desayuno del grupo. "Te dijimos que enviases a una amiga, nos gusta cambiar de sabores", reprochó la dueña de la casa. "La amiga que estaba dispuesta a venir se indispuso de repente. Si no queréis que me quede, me voy", replicó. "No importa por esta vez, así la probaremos más a fondo", dijo otra de ellas. "Pues prepárate ya", le dijeron. La chica se desnudó ràpidamente y se colocó sobre la mesa boca abajo. Las comensales cubrieron su cuerpo con distintas sustancias y las consumieron mordisqueando y lamiendo su piel. Luego se colocó boca arriba y efectuaron la misma operación sin dejarle un miímetro de cuerpo o un orificio sin probar. Unas a otras se aconsejaban sobre las mejores partes de su cuerpo o las mejores mezclas que degustar.

Este artículo tiene © del autor.

380

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 MUNDO CULTURAL HISPANO

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 16

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3333127 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 609 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0