Portada del sitio > BLOGS Y DIARIOS > Cuando las balaceras se dispararon, el colectivo de artistas JellyFish (...)
Grabar en formato PDF Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

Cuando las balaceras se dispararon, el colectivo de artistas JellyFish "disparó" la alegría por vivir de los juarenses

Judith Torrea



Aquí están los miembros de JellyFish: de izda. a dcha, Pika, Kukui, Atenas y Pilo. Falta, Alfonso. 


Afuera, las luces y un cartel que dice JellyFish. Dentro, un mundo de rosas, naranjas, azules, verdes y amarillos brillantes. Es viernes noche. Y en una casa tipo hacienda rentada para la ocasión, donde se realizan eventos como quinceañeras, van llegando decenas de jóvenes. Casi doscientos.

Un antiguo pupitre de madera se convierte en un conejito: un espacio atrayente en el que todos los niños estudiarían. Invasiones extraterrestres surgen de pinturas transformadas en un huracán de sensaciones. Carátulas de discos modificadas con personajes mexicanos. El graffiti pop art. Diseños con los elementos del cómic. Es el absurdo. La vida con los matices que caracterizan a los juarenses: la alegría y más alegría.

Es la exhibición: "personas sin convicciones", la primera retrospectiva que realiza el colectivo JellyFish en sus tres años de vida. Una muestra de una sola noche, con música y visuales en la terraza de una casona de Ciudad Juárez, donde se deslumbra la magia de una exposición en el bohemio barrio de Williamsburg en Nueva York pero mucho más chidotota: con la vida, la fuerza, la calidez humana y el espíritu guerrero de los juarenses.

Las balas comenzaban a golpear con fuerza a Ciudad Juárez. Y los JellyFish empezaron a encerrarse en su paraíso artístico: de creaciones con los colores de la vida. Lo llevaron a las colonias más azotadas por la pobreza y la violencia. Lo compartieron con niños y jóvenes que habían visto varios asesinatos en su corta edad. Les descubrieron el mundo del arte con talleres: para olvidar y reaccionar ante su realidad con las armas de la creación.

"Muchos artistas se enfocaron en la violencia y no nos interesa mucho ese tema: hay una ciudad, la alegría, los colores, lo que somos...", dice Ricardo Herrera "KuKui", de 38 años de edad.

Son cinco -tres diseñadores gráficos, un arquitecto y un experto en animación- y todos trabajan en cada una de las obras que realizan. La influencia del diseño permea en sus obras. Tienen un estudio y han constituido una asociación civil llamada Taller de Creación Gráfica (TACGRAF) desde donde imparten talleres de arte urbano con el apoyo de varias instituciones.

Todo comenzó con Leonel Portillo "Pilopida", de 25 años, y una tesis que debía de realizar para completar sus estudios en la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ). Decidió hacerla sobre la inserción social del diseñador gráfico, realizando talleres de arte urbano a niños en colonias vulnerables. Pensaba en cómo "lograr un cambio desde las raíces de Juárez que son los niños los jóvenes. Si cambiamos a los niños y jóvenes en un futuro van a ser mejor ciudadanos".

En la aventura le acompañó Atenas Campbell, de 25 años. Después, se fueron incorporando Ricardo Herrera "Kukui", Francisco Chávez Flores "Pika" y Alfonso de la Cruz. La serigrafía, pintura, la ilustración tradicional y digital, el graffiti y el diseño gráfico de sus creaciones convivió con los murales animados que comenzaron a realizar por varios muros de Juárez. Proyecciones que combinan la animación, el graffiti y la ilustración para crear murales efímeros. Sus expresiones artísticas se unieron a su responsabilidad social.

"De los talleres aprendí que a los niños se les tiene que enseñar las cosas porque el talento ahí está, no conocía su realidad. Se les tiene que dar las herramientas para expresarse de otra manera", dice Atenas, que como todos los miembros del colectivo es hija de profesionistas.

Una Juaritos que expresa su magia a través del trabajo de colectivos como JellyFish. Porque, como dice el dicho, "el que bebe agua de Juárez, aquí se queda":

"Yo viví cuatro años en el DF, la gente de aquí es fantástica aunque esté la ciudad como esté. Me gusta el DF pero para vivir, ya no", apunta Ricardo Herrera "Kukui".


**** Os dejo con más fotos que tomé de esta muestra, para que podáis viajar por JellyFish:







***** Actualización: si queréis disfrutar de una noche como la que se vivió en Juaritos con los JellyFish, podéis hacerlo cruzando a El Paso, Tejas, el jueves 25 abril a las 7pm en la galería Purple Pop-Up. No será igual, pero presiento que será mágica.

Ver en línea : http://juarezenlasombra.blogspot.co...

Este artículo tiene © del autor.

17

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 MUNDO CULTURAL HISPANO

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 23

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3332375 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 622 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | Conectarse | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0