Portada del sitio > BLOGS Y DIARIOS > Julio
Grabar en formato PDF Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

Julio

Nepomuk



Hemos llegado desde Tarragona sobre las cinco o cinco y algo. Hemos aparcado el coche, deshecho las maletas, colocado la ropa, puesto lavadoras, y aspirado y fregado la pátina de pelo de gato que alfombraba la casa. Jokin se ha puesto a jugar a las construcciones con Simón. El italiano duró un suspiro. Aproximadamente seis días. Y mientras reflexionaba con cierta languidez sobre las cosas que debía cambiar en su vida, levantaba torres de Lego con Simón. He mirado a Karlos mientras limpiaba el frigorífico y tiraba leche caducada y embutidos mutantes. He pensado "Ahí le tienes. De rodillas, con guantes de goma y una camiseta vieja, y tan guapo." Me ha pillado mirándole. Todavía se me ponen las orejas coloradas. Así de absurdas son las sensaciones de vez en cuando. "Aquí no hay nada comestible para las próximas dos horas." "Lo sé." Ha sonreído. "Pues...descongelo un caldo para el crío y te invito a una hamburguesa."

Hemos dejado a Simón semidormido con Jokin, y hemos bajado con la moto hasta el McDonald’s de Moncloa. El aire corría caliente sobre mis brazos, mientras me apretaba contra su espalda. Espalda de refugio. Antes me esforzaba por no pegarme demasiado, y mantener una postura recta, masculina y digna. Ahora me importa una mierda. Lo abrazo y cruzo los dedos en su cinturón. Nos hemos repanchingado sobre el césped del parque del Oeste, a comernos nuestras deliciosas y grasientas hamburguesas. La luz ha empezado a rosarse, así que nos hemos terminado el helado sentados a horcajadas en un banco, discutiendo sobre directores de cine. Me he puesto nervioso. Siempre me pongo nervioso cuando discuto sobre cine. Muevo mucho los brazos, y me trastabillo intentando decir dos cosas a la vez. La emoción me vuelve muy ridículo. Él no parece darse cuenta de esas cosas. Me mira atentamente, como si lo que yo pudiera decir fuera importante, y nunca corrige las cosas que digo mal. Hablando de J.J. Abrahams, me ha pasado el dedo por la comisura del labio. "Tienes chocolate ahí". Ha soltado una risa suave. "Pero seré bueno y no lo quitaré con la lengua ¿ok?"

Entonces he recordado que hace años, cuando yo pensaba en lo que sería un momento feliz, me imaginaba más o menos algo así.

Ver en línea : http://nepomundos.blogspot.com/2013...

Este artículo tiene © del autor.

25

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 MUNDO CULTURAL HISPANO

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 11

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3333127 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 609 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0