Portada del sitio > APUNTES DE LINGÚÍSTICA > Cuatro siglos después del Quijote no sabemos nada de Cervantes, dice (...)
Grabar en formato PDF Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

Cuatro siglos después del Quijote no sabemos nada de Cervantes, dice experto

valcazar@fundeu.es



Francisco Rico. Foto: ©Agencia Efe/Alex Cruz

Francisco Rico. Foto: ©Agencia Efe/Alex Cruz

«Debía ser más bien callado, muy vanidoso, justamente vanidoso», dijo a Efe Rico (Barcelona, 1942), quien dirigió la última edición corregida del Quijote, la publicada en el 2004 con motivo del IV centenario de la publicación de la novela.

«Yo he dicho también alguna vez que no hay libro (como el Quijote) en que el autor esté más presente sin estar en absoluto mencionado, ni aludido, ni nada», salvo en algunas escenas del cautiverio en Argel, señala Rico, de visita a México para recibir un premio que le ha otorgado el Colegio de México (Colmex).

«(A Cervantes) se le ve continuamente. Sin que se le mencione prácticamente nunca en primera persona, lo vemos enseguida: esa ironía, esa distancia, ese tomarlo todo nunca del todo en serio ni nunca del todo en broma. Eso es el Cervantes personaje», apunta.

El filólogo reconoce que «estaría muy bien» saber más del Cervantes histórico porque ello podría aportar algunas claves más al conocimiento de su obra literaria.

«Hay documentos de que compró, vendió, que incautó unas tierras, pero a saber de dónde sacaba el dinero cuando no lo ganaba escribiendo: de su mujer, de su hermana y de su hija. Pero no está en términos muy claros», comenta.

«También con su editor hacía de mediador financiero, prestando dinero, al parecer, a señoritos de buenas familias que estaban en Valladolid (…) Luego al final de su vida, eso sí, seguro, se hizo muy beato, muy beato», añade.

Su afán aventurero y su ánimo de servir a la Corona también formaron parte de la vida de Cervantes.

«Él lo que hubiera querido es que Felipe II fuera a conquistar Jerusalén (…) pero se da cuenta de que eso no es de los tiempos. Entonces, sin entusiasmo, acepta la situación», apunta el académico.

Otro de los sueños incumplidos de Cervantes fue precisamente dejar España y ejercer en América un cargo público para la Corona durante el reinado de Felipe II (1527-1598), algo que nunca sucedió.

«A lo mejor hubiera venido aquí, se hubiera instalado en plan “reinona” y hubiera escrito tres libros más, mientras allí en España estaba más zurrado y tenía que buscarse la vida», señala.

Pese a las incógnitas que existen en torno a la vida del escritor y de su personalidad, el término «cervantino» sí lo tiene muy claro el también director de la Biblioteca Clásica de la Real Academia Española de la Lengua (RAE).

Corresponde a cualquier escritor «que se preocupa muy poco de escribir correctamente, pero que es maravillosamente transparente y sugestivo», explica.

Cervantes fue alguien «que escribe como habla, con una gran naturalidad y, aunque la sintaxis ortodoxa no lo admita, es de una eficacia y de una clarividencia (extraordinarias)», señala.

Además, todo lo «cervantino» muestra una «visión del mundo irónica, desencantada, pero al mismo tiempo no negativa», algo que, sin lugar a dudas, es un halago, sostiene Rico.

El académico ironiza con el reconocimiento que ha obtenido por la publicación de la última edición del Quijote, de la que se vendieron más de tres millones de ejemplares.

«Yo digo que todos mis pecados serán perdonados, espero, por la buena obra que hice al hacer la edición del Quijote mejor, ¡qué demonios! Y además más legible, más cómoda. Eso espero que en la otra vida me garantice las puertas del paraíso», comenta.

Miembro de la RAE desde 1986 y doctor honoris causa por las universidades de Nápoles (1992), Burdeos (1994) y Valladolid (1996), este experto en Petrarca recibirá mañana el Premio «Alfonso Reyes» 2013 en el Colmex.

El evento forma parte de las actividades conmemorativas del LXXV aniversario de la fundación de La Casa de España, antecedente del Colmex, e impartirá una conferencia magistral titulada «Los hermanos Raymundo y María Rosa Lida y su aportación a la filología hispanoamericana».

El galardón, que el Fondo Patrimonial del Colmex concede a destacados humanistas con periodicidad variable, ya lo recibió el filósofo mexicano Luis Villoro en el 2010 y el poeta José Emilio Pacheco en el 2011.

Ver en línea : http://www.fundeu.es/noticia/cuatro...

Este artículo tiene © del autor.

23

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 MUNDO CULTURAL HISPANO

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 3

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3331801 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 626 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | Conectarse | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0