Portada del sitio > LITERATURA > Artículos literarios > Un libro para una literatura escrita en dos lenguas
Grabar en formato PDF Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

Un libro para una literatura escrita en dos lenguas

María Ángeles Quintero

España



Parece evidente que un libro que tratase sobre los autores y las obras literarias del País Valenciano no habría de excluir ni a las obras ni a los escritores que  utilizan una de sus dos lenguas. La puesta en práctica de un axioma tan evidente como irrenunciable es la que explica y justifica el título (Algunos de los nuestros i Alguns dels nostres) y el contenido de este libro,  escrito como no podía ser de otra manera en las dos lenguas de nuestra Comunidad por Juli Martínez Amorós y Manuel Parra Pozuelo.

          Inician su escrutinio con Aussiàs March, el más importante de nuestros poetas, que  realiza el tránsito desde los modelos trovadorescos hacia nuevas formas, contenidos y  rasgos estilísticos.

         A continuación se aproximan a la principal obra de la literatura valenciana:  Tirant lo Blanc, de Joanot Martorell, la primera novela moderna, que reúne trazos de narración de aventuras bélicas, tratado amoroso e incluso narrativa psicológica.

          No obstante, tal como se pone de manifiesto, en castellano escribe sus cuentos Don Rafael Altamira y en sus páginas podemos encontrar un interesantísimo esbozo de los caracteres del que sería denominado alicantinismo o levantinismo. A través de las cuatro novelas de Blasco Ibáñez que se comentan (La catedral, El intruso, Los argonautas y Los muertos mandan) se ponen de relieve sus rasgos ideológicos y su utilización de procedimientos narrativos semejantes  a los del realismo decimonónico.

           Del mismo modo se hace notar que en el caso de José Martínez Ruiz no sólo nos hallamos ante un escritor que utiliza el castellano, sino ante un estilista que rescata palabras y usos procedentes de los más clásicos y venerables registros del idioma cervantino. En las obras que se comentan (Las confesiones de un pequeño filósofo y La voluntad) se nos ofrecen sus reflexiones sobre las cuestiones morales que apasionaban a sus contemporáneos  y  sobre otras interrogantes existenciales y vitales que preocupaban a uno de los más significativos integrantes de la generación del noventa y ocho.

              Una exacerbada e hiperestésica sensibilidad adolescente, que se enfrenta a iniciáticos caminos afectivos y vitales da lugar a una poemática novela de Gabriel Miró Las cerezas del cementerio, tal como se destaca en la aproximación critica a esta obra. La imaginada Oleza, trasunto de una Orihuela clerical y ensimismada, es el escenario de El obispo leproso, otra de las novelas líricas y poemáticas de Gabriel Miró que motiva  otra de las reseñas incluidas en este libro.

               Juan Chabás es el protagonista de la parte de este  trabajo  titulada, de modo inequívoco y transparente, “Contra el injusto olvido de Juan Chabás”, en la que  se justifica y analiza la desafortunada consideración histórica del ilustre dianense.

           La vida y la obra de Miguel Hernández ocupan una parte significativa de este libro, en el que la trascendental amistad entre Miguel Hernández y Pablo Neruda es analizada desde una doble perspectiva, por una parte, se constata la influencia de Pablo Neruda en la vida y la obra de Miguel Hernández, y, posteriormente, se describe y examina la permanente presencia  del recuerdo de Miguel en la obra literaria y en las manifestaciones públicas del gran poeta chileno.

           La habilidad ensayística de Joan Fuster y, en concreto, una de sus obras más representativas, Diccionari per a ociosos, ocupan un lugar destacado en estas aproximaciones críticas a algunos escritores del País Valenciano. .

La poesía de Vicent Andrés Estellés, con su sólida identificación con el devenir del pueblo valenciano, y uno de sus poemarios fundamentales: Llibre de meravelles es también una estación necesaria en el recorrido crítico por algunas obras de la Literatura del nuestra Comunidad.

         El camino iniciático y contemporáneo del joven Manuel, quizá trasunto de Manuel Vicent, autor de esta narración, es el que se describe en Tranvía a la Malvarrosa, novela también analizada y reseñada.

        La narrativa contemporánea en valenciano ha experimentado un auge muy significativo en las últimas décadas del pasado siglo y, la novela Gràcies per la propina Ferran Torrent, que también ocupa unas páginas del texto que estamos describiendo.

          Escrito en Alicante es una descripción de la actividad literaria de esta ciudad; se aborda, así mismo,  la crítica de Mar de silencio, poemario original de Pilar Blanco Díaz; y se contempla críticamente Vértigo de la clepsidra,  primer libro de poemas de Francisco Javier Fernández;  la última de las recesiones referida a textos escritos en Alicante es la de  la edición de Cantos de vida y esperanza,  realizada por José Carlos Rovira , de la que se afirma  que  es el resultado de un trabajo solvente, minucioso y actualizado.

              Finaliza esta panorámica crítica con un poema dedicado a Carlos Marzal, por su libro Metales pesados,  uno  de los más  hermosos poemarios  escritos  a lo largo de los últimos años del pasado siglo y de  los transcurridos en el presente.

             En definitiva, una personal selección realizada sobre  la nómina de los escritores y de las obras escritas en nuestro País motiva los comentarios de Algunos de los nuestros i Alguns dels nostres  y, aunque puedan echarse en falta muchas obras y autores que merecerían  haber sido incluidos,  todos los que en él figuran son significativos, importantes y trascendentes, hasta tal punto que si no puede decirse que todos los que son están, sí puede asegurarse que todos los que están lo son y que las reflexiones criticas a las que dan lugar no pueden ser más acertadas y pertinentes.                   

                  Mª Ángeles Quintero           

Este artículo tiene © del autor.

755

1 Mensaje

  • > Un libro para una literatura escrita en dos lenguas 7 de junio de 2006 19:12, por Francisco Ruiz Guillén

    Como visitante asiduo por motivos familiares de la Comunidad Valenciana me ha gustado el fondo del artículo, que no es más que el reconocimiento del bilingüismo de dicha comunidad, que posee dos lenguas propias y en las que es capaz de expresarse y de crear belleza. Deseo que sigan así y no renuncien a ninguna de ellas. Del sentit comú dels valencians, que es molt gran, deben aprender otros que reniegan de alguna de sus dos leguas. Esto último lo digo en castellano porque mis conocimientos del valenciano son bastante pobres

    repondre message

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 MUNDO CULTURAL HISPANO

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 5

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3336325 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 606 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0