Portada del sitio > LITERATURA > Artículos literarios > MARIBEL
{id_article} Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

MARIBEL

A modo de elegía

César Rubio Aracil

España



Maribel, ya no sufro por ti porque sólo necesitas paz. No obstante, cómo borrar de la memoria tu sinceridad, tu prudencia y el empeño que ponías en fomentar la comprensión entre los amigos que amabas. No voy a caer en vanas apologías sobre tu personalidad y virtudes, aunque, evitando en lo posible las acostumbradas adjetivaciones en momentos como éste, debo dejar plasmado en el papel mi gratitud por haberte conocido. Sé que no podré, ni lo deseo, difuminar en mi mente el sonido de tu palabra, siempre atenta al dolor ajeno, ni la huella que ha dejado en mi psique el tono poético de tu voz. Te has ido para siempre, lo sé, pero nos queda la esperanza de que algún día, ignoro en qué lugar del cosmos, nuestros átomos respectivos, los de tu compañero en la trayectoria corta de tu vida y los de tus hijos y amigos, aunados, entablen la batalla por la vida eterna sin las aspiraciones del ego por perpetuar la propia existencia. Ahora, estoy seguro de ello, si queda algo de tu conciencia en la noosfera, aplaudirás con fervor el empeño que ponemos quienes, sin olvidarte, hacemos lo imposible por seguir en este mundo gozando y sufriendo, y, en algunos momentos, envidiando tu reposo. Ayer, haciendo esfuerzos por dominar mi sentimentalismo -que no sentimientos-, hice abstracción de mis ideas y me tragué la misa entera. Lo hice por ti, Maribel, por tu memoria y por dedicarte en esos instantes los más bellos sentimientos que dice nuestro entrañable Saturnino. Me sentí feliz por saberte libre de apegos y bemoles. ¿A qué podía aspirar en esos instantes, cuando la irreversibilidad hacía imposible otra alternativa? Tal vez algún lector o lectora de este escrito pueda creerme un carámbano, pero sabes que no es verdad y con eso me conformo. Maribel, si te llega la resonancia de mi música espiritual, abrirás tu corazón a mi palabra.

         Adiós, amiga, por siempre y para siempre, cuando en mi corazón está sonando el gloria patri pagano que necesito para no llorar.

César (Augustus).

Este artículo tiene © del autor.

491

2 Mensajes

  • > MARIBEL 13 de junio de 2006 22:31

    Tu sentido de la amistad siempre ha estado por encima de creencias, ideologías y otros accesorios que llevamos acoplados. Siempre lo he sabido y lo he apreciado. Maribel también. Por habérnosla brindado en su nombre y en el mío.... Gracias

    José Luis

    repondre message

    • > MARIBEL 14 de junio de 2006 22:42, por César Rubio Aracil

      Gracias a ti y a ella, José Luis, puesto que vuestra amistad ha llenado más de un vacío de mi vida.
      César.

      repondre message

Comentar este artículo

   © 2003- 2017 Mundo Cultural Hispano

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 15

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3436472 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 528 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0