Portada del sitio > APUNTES DE LINGÚÍSTICA > Ambigüedad involuntaria y lengua extranjera
Grabar en formato PDF Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

Ambigüedad involuntaria y lengua extranjera

Diana Gioia

ESPAÑA



 "Ambigüedad involuntaria y lengua extranjera". Quaderns de Filologia. Estudis Linguistics  vol. V. Universitat de València. Facultat de Filologia. 2000.pp.333-354. ISBS: 84-370-4379-4. ISBS: 1135-4178. 
A.EMMA SOPEÑA BALORDI UNIVERSITAT DE VALENCIA
 
A David

0. Introducción.-

 
Nos proponemos estudiar el fenómeno de la ambigüedad a partir de la consideración de los conceptos de polifonía y pluralidad interpretativa, con el fin de aplicarlos al análisis de una serie de ejemplos extraídos de un corpus francés (Jean-Charles 1962). El trabajo será en un primer momento intralingüístico y posteriormente procederemos a estudiar si el mismo fenómeno es apreciable en español realizando una traducción lo más cercana posible a los componentes lingüísticos del texto original. Es decir que el primer trabajo pretende mantener la ambigüedad en la traducción, en tanto que el segundo intenta eliminarla en ambas lenguas.
El estudiante de lengua extranjera tropieza con enormes dificultades de índole no sólo lingüística sino pragmática. Una de ellas es la producción de enunciados que encierran algún tipo de ambigüedad de la que él no es consciente en la situación de comunicación. Sólo en un análisis a posteriori sería capaz de comprender el proceso de formación de esa ambigüedad involuntaria. En ese análisis se realiza el trabajo de desambigüización y paráfrasis. El estudio de enunciados ambiguos - el porqué de la ambigüedad, intento de conservación de ésta en la otra lengua, y de desambigüización por medio de paráfrasis - supone un esfuerzo en primer lugar semasiológico y en segundo lugar onomasiológico.
Por otro lado, el estudio de la traducción implica igualmente el enfrentamiento con el problema de la ambigüedad. La realización de una traducción puede requerir la conservación de un efecto ambiguo, o por el contrario, la eliminación de éste. Por lo tanto, el análisis de la carga de ambigüedad de un enunciado, la posibilidad de permanencia de ésta en la traducción, así como las alteraciones lexicales y morfosintácticas necesarias para su eliminación en ambas lenguas supone una reflexión gramatical, semántica y pragmática.
 

1. Polifonía y ambigüedad.-

 
A una concepción monolítica del locutor se opone une concepción polifónica que introduce la distinción entre locutor y enunciador/es. Uno de los aspectos más relevantes de los trabajos de Ducrot sobre la enunciación - cf. el concepto de "dialogismo" de Bakhtine - fue su insistencia en el aspecto polifónico del discurso como multiplicidad de puntos de vista expresados en un único enunciado (Anscombre y Ducrot 1983, Ducrot 1980 y 1984). El concepto de polifonía implica la idea de una pluricidad de voces en un mismo enunciado.
Veamos algunos ejemplos:
- Enunciados irónicos en una de sus formas más corrientes como la antífrasis: "¡qué día tan bueno!" (en medio de una fuerte borrasca), en relación con los topoi - día bueno = soleado / día malo = lluvioso. Sin embargo, el enunciado irónico no es interpretado por Ducrot (1984, cap.8) según la idea clásica según la cual expresa implícitamente lo contrario de lo que afirma, puesto que, siguiendo a Sperber y Wilson (1978 y 1989), en todo enunciado irónico existe un efecto de mención o de alusión polifónica. El locutor remite por medio de su enunciado a una enunciación o a un punto de vista considerado como absurdo en las circunstancias de la situación de comunicación con las que el locutor se resiste a identificarse.
- Enunciados con ciertos conectores: "como tú ya lo sabes todo ... dime quién va a ganar el partido para completar la quiniela". En este enunciado se hace patente igualmente un efecto de polifonía gracias sobre todo al conector que pone en evidencia que el locutor no se identifica con el enunciado. Por lo cual, la petición se muestra absurda y desacredita al interlocutor que parece ser que pretende saberlo todo.
- Enunciados negativos: "no hace buen tiempo" = choque entre dos puntos de vista, aserción "hace buen tiempo" y rechazo de esta aserción, fruto de dos enunciadores diferentes puestos en evidencia por el locutor el cual se identifica únicamente con el segundo.
- Enunciados con actos indirectos: "¿No te parece que hace frío aquí?", en los que se distingue al locutor que pronuncia el enunciado y dos enunciadores, uno que hace una pregunta y otro que hace una petición (por ej. "Cierra la ventana")
 

2. Ambigüedad virtual y ambigüedad efectiva.-

 
Una unidad lexical o estructura sintáctica que posee varias significaciones es virtualmente ambigua si se la considera aisladamente, es decir descontextualizada. Sin embargo cuando es utilizada por un locutor en una situación de comunicación precisa puede ser desambigüizada por el contexto o bien ser efectivamente ambigua. El enunciado - realización efectiva de una frase por un locutor en una situación de comunicación precisa - puede presentar una ambigüedad de interpretación referencial o situacional puesto que a cada situación le corresponde una "re-interpretación" diferente. C.Germain (1986: 181-82) dice a propósito de la virtualidad y de la efectividad de la ambigüedad que las ambigüedades de la lengua no son más que ambigüedades potenciales o virtuales puesto que si todas las ambigüedades se actualizaran en cada acto comunicativo tendríamos la impresión de encontrarnos siempre ante juegos de palabras. Pero la existencia de la ambigüedad del signo lingüístico es inevitable puesto que está ligada a la combinatoria de las unidades y, por consiguiente, al enunciado lingüístico. Las ambigüedades efectivas que bloquean la comunicación son menos numerosas que las virtuales pues el contexto filtra, selecciona, no dejando pasar más que la información pertinente. Todas las significaciones potenciales en lengua no se actualizan en discurso gracias a las pistas interpretativas que proporcionan el contexto lingüístico y situacional.
 

3. Ambiguëdad y pluralidad interpretativa.-

 
Una expresión ambigua posee varias significaciones distintas por lo que puede ser entendida de maneras diferentes por el receptor. La característica esencial de la ambigüedad es que las diferentes significaciones asociadas a las formas lingüísticas ambiguas son mutuamente excluyentes habiendo por consiguiente alternativa entre varias significaciones; el enunciado es simultáneamente verdadero y falso: verdadero en un sentido y falso en el otro. Las condiciones de verdad, que varían según las circunstancias de enunciación (lugar, momento, interlocutores) son incompatibles lingüística y lógicamente, es decir que las lecturas posibles son incompatibles. La ambigüedad potencial se hará efectiva si el interlocutor no puede / sabe elegir, "le choix est donc à la fois nécessaire et impossible pour lui, et la communication se trouve momentanément bloquée." (Fuchs 1994: 87)
 

4. Desambiguación-

 
Cuando se presenta una ambigüedad en el enunciado, o bien el interlocutor consigue seleccionar la información pertinente gracias a las pistas interpretativas que le ofrecen el contexto lingüístico y situacional, o bien no lo consigue, por lo que el sentido del enunciado permanece críptico para él, y la información se ve perturbada. "L’ambiguïté - observa J.Rey-Debove (1987: 61) - créée entre le signe (...) et la chose (...) met l’utilisateur du langage dans un état d’inconfort particulier, puisqu’il devient source de la confusion entre le monde et la parole qui l’exprime, tant à l’encodage qu’au décodage." C.Germain (1986) observa que los casos de ambigüedad efectiva que se producen en el discurso, se deben o bien a una incomprensión real involuntaria entre los interlocutores - lo que conduce al fracaso del acto comunicativo -, o bien a una intención de cultivar la ambigüedad con el fin de producir un efecto lingüístico determinado. En todo caso, el interlocutor procederá a construir determinadas hipótesis referenciales y proposicionales. En lo que concierne a la forma proposicional, la desambiguïzación puede realizarse sintácticamente o lexicalmente. J.Moeschler propone los ejemplos siguientes (1994: 125):
- sintácticamente: "le vieux singe le masque" =
SN (le vieux singe) SV (le masque)
SN (le vieux) SV (singe le masque)
En este ejemplo, "singe" puede desambigüizarse como nombre o verbo,
- lexicalmente: "Jean a posé la paille sur la table"
"paille" = chalumeau pour boire / litière et fourrage pour les ruminants.
"Paille" permanece como nombre en las dos interpretaciones, pero pudiendo tener dos significaciones.
Conviene tener en cuenta que la ambigüedad sintáctica es igualmente una ambigüedad lexical, en tanto que la ambigüedad se produce porque "vieux" puede tomarse como nombre o como adjetivo, y "singe" como nombre o como verbo. Por consiguiente, este enunciado es susceptible de recibir dos formas lógicas diferentes formadas por conceptos diferentes. Para A.Reboul, la ambigüedad, sintáctica o semántica, es siempre lexical. En la ambigüedad sintáctica un término puede pertenecer a varias categorías sintácticas, y en la ambigüedad semántica, un término puede recibir varias significaciones diferentes. Un término sintácticamente ambiguo es pues semánticamente ambiguo en tanto que a la inversa no ocurre lo mismo.
 

5. Paráfrasis.-

 
Existen dos concepciones del la paráfrasis, la que la asimila al proceso de reformulación - actividad del locutor en situación de comunicación -, y la paráfrasis en lengua, que la estudia en términos de equivalencia semántica. De estas dos concepciones, la primera, por la cual se han interesado numerosos trabajos pragmáticos, es la que utilizaremos en el presente análisis. La reformulación explicativa se centra en la interpretación del enunciado (E) del locutor (L) en forma de (E’) supone necesariamente un distanciamiento y una orientación del proceso de transformación textual (en nuestro caso, la eliminación de la ambigüedad, de lo menos claro a lo más claro, aunque también puede ser por ejemplo de lo menos conocido a lo más conocido como en el proceso de vulgarización científica, etc.). Al igual que la reformulación interlingüística, la reformulación intralingüística pone en juego un proceso de interpretación y de producción. La ambigüedad, entendida como alternativa interpretativa constituye, como hemos visto, un caso clásico de plurivocidad: el enunciado E tiene que entenderse como transmisor de la significación X y no de la significación X’. Dicha plurivocidad puede ser eliminada por medio de la reformulación. En un intercambio informativo, un enunciado ambiguo puede desambiguarse recurriendo a una paráfrasis explicativa o discursiva unívoca, teniendo en cuenta que la comprensión de un enunciado pasa por la obligación pragmática de asignarle una determinada intención comunicativa. Cuando el interlocutor se encuentra con un enunciado ambiguo, es decir no claro, no cohesionado, no coherente, se ve obligado a realizar mentalmente las mismas operaciones que tienen lugar en el discurso del locutor cuando éste es consciente de haber introducido una ambigüedad en su discurso, como reajustes y cambios en la presentación de su enunciado.
 ++++
6. Análisis de diferentes tipos de ambigüedad
 
6.1- Anclaje enunciativo y mecanismos referenciales
 
 Comunicar significa remitir (referirse) constantemente al cotexto, a la situación, al saber compartido, con ayuda de ciertos instrumentos lingüísticos.
El interlocutor, para poder interpretar un enunciado, pone en funcionamiento dos competencias: una lingüística, que le permite descodificar el enunciado según las reglas gramaticales y semánticas de su lengua, y otra retórico-pragmática, que le permite acceder a la interpretación total del enunciado al tener en cuenta los datos de la situación de enunciación (conocimientos previos compartidos por los interlocutores, indicaciones espacio-temporales y evidencias perceptivas ligadas a las circunstancias materiales del acto de comunicación, es decir el contexto verbal o discursivo o cotexto). Todos estos elementos juegan un papel esencial en el intercambio lingüístico permitiendo eliminar la ambigüedad de los enunciados. Pero cotexto y contexto juegan papeles muy diferentes. En la lengua hablada, los interlocutores están situados en las mismas circunstancias espacio-temporales. Las referencias a la situación están implícitas puesto que los elementos de esta situación son materialmente accesibles a los interlocutores. No es así en la escritura cuya producción no coincide casi nunca con la recepción, ni espacial ni temporalmente. En la redacción de un texto, la referencia a la situación de enunciación no puede ser tácita, es preciso realizar las explicitaciones adecuadas y no dar por conocidos los datos de la situación a los que el interlocutor puede no tener acceso. Así pues, el texto tendrá que cotextualizar - transformar en discurso - elementos que, en la comunicación oral podrían quedar implícitos porque serían evidencias perceptivas. A menudo el papel del cotexto se muestra hipertrofiado respecto a la situación de producción-recepción del mensaje. En el francés escrito existen un gran número de normas que se deben aplicar a la organización sintagmática de los enunciados en aras de la claridad, la coherencia y la cohesión de los encadenamientos interfrásticos. Las relaciones de cohesión se establecen cuando la interpretación de algún elemento del discurso depende de la de otro; ese elemento no puede ser descodificado sin recurrir al otro. Las formas correferenciales son aquellas en las que en vez de ser interpretadas semánticamente por sí mismas, hacen referencia a algo más para su interpretación. Estas formas inducen al interlocutor a buscar su interpretación en otro lugar, fuera de ellas. Si la interpretación está fuera del texto, en el contexto situacional, se dice que la relación es una relación exofórica que no participa de la cohesión textual; si la interpretación reside dentro del texto, se denominan relaciones endofóricas y forman lazos cohesivos dentro de él.
La ambigüedad procede en los ejemplos siguientes de la dificultad en identificar la referencia. La atribución o asignación de referentes hace intervenir factores tanto lingüísticos como pragmáticos. El interlocutor en su situación de comunicación tiene que construir y evaluar hipótesis acerca de los posibles referentes, para poder seleccionar el adecuado, al que se refiere el locutor. En algunos de los ejemplos siguientes, al no tener sentido el anclaje anafórico se tiene que recurrir a realizar hipótesis para indentificar la referencia. 
(1) Les véhicules et leurs occupants furent projetés sur la chaussée où ils restèrent inanimés
La anáfora pronominal remite a "occupants", pero la coordinación de "véhicules" y de "occupants" produce la ambigüedad y el efecto sorprendente con el adjetivo "inanimés".
Los vehículos y sus ocupantes fueron proyectados a la calzada donde permanecieron inconscientes.
El español no precisa de la recurrencia del pronombre sujeto puesto que las terminaciones verbales son lo suficientemente diferentes para que no se produzca confusión entre los sujetos gramaticales, sin embargo la coordinación de "vehículos" y de "ocupantes" sigue produciento ambigüedad en el enunciado.
Les véhicules et leurs occupants furent projetes sur la chaussée où ceux-ci restèrent inanimés.
Los vehículos y sus ocupantes fueron proyectados a la calzada donde éstos últimos permanecieron inconscientes
La introducción en el enunciado francés del pronombre demostrativo "ceux-ci", y en español del adjetivo "últimos" que en una serie o sucesión de elementos sirve para designar al que ocupa el lugar postrero, deshace la ambigüedad.
(2) Mon père buvait beaucoup. Il est mort et ma mère m’a défendu d’en faire autant
El adverbio "autant" junto al pronombre "en" y un verbo al infinitivo tiene el sentido de una comparación de igualdad de acciones; para el locutor, dicha igualdad se refiere a la acción de beber, pero estando el participio "mort" en el cotexto más inmediato se produce la ambigüedad. 
Mi padre bebía mucho. Murió y mi madre me prohibió hacer lo mismo / que hiciera lo mismo.
La traducción al español, "hacer lo mismo", mantiene la ambigüedad. 
Mon père buvait beaucoup. Il est mort et ma mère m’a défendu de boire comme lui.
Mi padre bebía mucho. Murió y mi madre me prohibió beber como él.
Hemos introducido en ambos enunciados el verbo "boire / beber", que rompe la ambigüedad creada por "boire / mourir".
(3) Je lève la tête. Je vois une guêpe. Maman fait des confitures. Elle se pose sur le bord du pot....
En este ejemplo ha ocurrido el mismo problema anafórico, "elle" debería remitir à "guêpe" pero "maman" está más cerca del pronombre, y produce un significado curioso con el verbo "se pose".
Levanto la cabeza. Veo una avispa. Mamá hace /está haciendo mermelada. Se posa en el borde del bote...
A pesar de no existir como en el texto francés el problema anafórico, la predicación "se posa en el borde del bote..." se relaciona con el sujeto gramatical de la oración anterior "Mamá".
Je lève la tête. Je vois une guêpe. Maman fait des confitures. La guêpe / la bête se pose sur le bord du pot....
Levanto la cabeza. Veo una avispa. Mamá hace /está haciendo mermelada. El bicho se posa en el borde del bote...
En ambas lenguas, la introducción de una anáfora nominal de tipo hiperonímico sirve para deshacer la dicotomía creada entre los elementos "maman / guêpe".
(4) Ma grand-mère vit seule à la campagne. Elle possède une poule et un chien. Montée sur un escabeau, elle glousse toute la journée.
En estas oraciones el fenómeno es más complejo. El primer pronombre personal no plantea ambigüedad anafórica (elle = grand-mère), pero el participio "montée" con que se inicia la siguiente oración plantea ambigüedad a pesar de encontrarse en el cotexto inmediato el sustantivo femenino anterior "poule" que le conviene lógicamente, porque las dos oraciones precedentes se iniciaban remitiendo a un mismo referente. Aparece entonces el segundo pronombre personal "elle" que "recuerda" inevitablemente al anterior.
Mi abuela vive sola en el campo. Tiene una gallina y un perro. Subida en un taburete, cloquea todo el día (se pasa el día cloqueando).
En la traducción, el efecto producido por participio "subida" y el verbo "cloquea" ("cloqueando") es idéntico, puesto que a pesar de encontrarse en el cotexto inmediato "gallina", el hecho de aparecer los dos complementos coordinados ("una gallina y un perro") induce tal vez a atribuir al sustantivo "abuela" la función de sujeto de "subida" y de "cloquea".
Ma grand-mère vit seule à la campagne. Elle possède un chien et une poule laquelle, montée sur un escabeau, glousse toute la journée.
Mi abuela vive sola en el campo. Tiene un perro y un gallina que se sube a un taburete y cloquea todo el día (se pasa el día cloqueando).
El procedimiento seguido en ambas lenguas es similar; alteración del orden de los complementos e introducción de un relativo: "laquelle / que".
(5) Le plus petit, âgé de dix huit mois, se roulait aux pieds des deux autres, qui en avaient trois ou quatre
La ambigüedad la produce el pronombre "en" que puede remitir a "pieds" en lugar de a "mois".
El más pequeño, de dieciocho meses, se arrastraba a los pies de los otros dos, que tenían tres o cuatro.
A pesar de no encontrarnos en la traducción con la necesidad de localizar el referente del pronombre como en francés ("en"), se sigue produciendo la ambigüedad en la determinación del numeral "tres o cuatro"
Le plus petit, qui avait dix huit mois, se roulait aux pieds des deux autres, âgés de trois ou quatre.
El más pequeño, de dieciocho meses, se arrastraba a los pies de los otros dos, de tan sólo tres o cuatro.
La transformación que proponemos supone, en el texto francés la introducción de un pronombre relativo y del verbo "avoir" constituyendo una oración relativa, y en el texto español una modalización "de tan sólo".
(6) (...) s’est mis dans une grande colère dont il est sorti en claquant la porte
El valor del relativo "dont" podría tener en este enunciado dos valores: como expresión de una circunstancia del verbo (sentido adverbial = "d’où", que marca la procedencia; o bien el modo, instrumento, agente... = "par lequel", "au sujet de qui / quoi"). Ambos remiten al "estado de enfado" ("mis en colère") que tiene una consecuencia en la situación de comunicación "sortir en claquant la porte".
(...) Montó en estado de cólera del que salió dando un portazo
Para mantener la ambigüedad, podemos introducir el sustantivo "estado" alterar el primer enunciado con el fin de poder traducir el pronombre relativo por medio de la preposición "de" + relativo.
(...) s’est mis dans une grande colère, et il est sorti en claquant la porte
(...) montó en estado de cólera, y salió dando un portazo
En ambas lenguas hemos optado por establecer una coordinación entre las dos oraciones.
(7) Onze cadavres seulement ont été retrouvés... Les efforts pour les ramener à la vie ont été inutiles.
La ambiguëdad está producida por el pronombre anafórico "les". Textualmente remite a "cadavres" aunque es evidente que el enunciador remitía a un referente que no aparece formalmente reflejado en el enunciado (personas).
Se han encontrado sólo once cadáveres ... Los esfuerzos por reanimarlos han sido inútiles.
La traducción literal mantiene la ambigüedad.
Onze personnes seulement ont été retrouvées... Les efforts pour les ramener à la vie ont été inutiles.
Se han encontrado sólo once personas ... Los esfuerzos por reanimarlas han sido inútiles.
En esta ocasión hemos optado por sustituir el antedecente de la anáfora ambigua.
 
6.2- Conexión de sintagmas.-
 
La ambigüedad puede provenir de la delimitación de fronteras entre sintagmas en una oración. Reconstruir la estructura sintáctica de la frase, explica C.Fuchs (1996: 111), "c’est reconstituer les emboîtements successifs des syntagmes, c’est-à-dire la hiérarchie des constituants: pour savoir où rattacher un syntagme, il faut pouvoir déterminer si ce syntagme est contenu ou non dans le syntagme précédent (...) Or ce travail, nécessaire, à la compréhension de la phrase, se heurte généralement à une multiplicité de solutions possibles, (...) pour délimiter et hiérarchiser les syntagmes, le récepteur se trouve bien souvent confronté à des ambiguïtés effectives."
(8) Le petit enfant, avec son regard triste appuyé sur le rebord de la fenêtre, regardait dehors.
Debido a la construcción de la oración, y al no haber una coma tras "regard triste", el participio "appuyé" queda relacionado con esta expresión; la ordenación adecuada sería: le petit enfant, appuyé sur le rebord de la fenêtre, regardait dehors avec son regard triste, en la que "appuyé" aparece claramente como epíteto en aposición del sujeto "enfant", y "avec son regard triste" como circunstancial del verbo "regardait".
El niño, con su mirada triste apoyado en el borde de la ventana, miraba afuera
El género de "mirada" desambigüiza el enunciado en español.
(9) Grand-mère raconte la vie de la chèvre de Monsieur Seguin assise au coin du feu en train de tricoter.
El participio "assise" remite para el locutor a "grand-mère" aunque lingüísticamente está relacionado con "la chèvre de Monsieur Seguin".
La abuela cuenta la vida de la cabra de M.Seguin sentada junto al fuego haciendo calceta.
La confusión en la organización estructural es idéntica en ambas lenguas por lo que el proceso de desambigüización se realizará construyendo una oración incisa con el participio "assise / sentada".
Grand-mère, assise au coin du feu en train de tricoter, raconte la vie de la chèvre de Monsieur Seguin
La abuela, sentada junto al fuego haciendo calceta, cuenta la vida de la cabra de M.Seguin
(10) J’ai une belle chambre à louer qui conviendrait à un célibataire de trois mètres sur cinq.
La determinación "de trois mètres sur cinq" corresponde para el locutor a "chambre" pero por la organización sintáctica determina a "célibataire".
Tengo una bonita habitación para alquilar que le iría bien a un soltero de tres metros por cinco.
La reorganización del complemento determinativo dejaría la frase como sigue:
J’ai une belle chambre à louer de trois mètres sur cinq, qui conviendrait à un célibataire
Tengo una bonita habitación para alquilar de tres metros por cinco
que le iría bien a un soltero
(11) (...) a jeté un seau d’eau à la tête d’un adjuvant qui était plein
La organización sintáctica adecuada situaría la oración relativa junto a "seau d’eau":
(...) a jeté un seau d’eau qui était plein à la tête d’un adjuvant / (...) le ha tirado un cubo de agua que estaba lleno a la cabeza de un ayudante
(12) (...) avoir jeté un chiffon sur le lit de son caporal qui traînait dans la cour depuis deux heures.
(...) haber tirado un trapo a la cama de su cabo que andaba rodando por el patio desde hacía dos horas.
Un ejemplo similar al anterior, la oración relativa debería situarse a continuación de "chiffon", antecedente del relativo: (...) avoir jeté un chiffon qui traînait dans la cour depuis deux heures sur le lit de son caporal / (...) haber tirado un trapo que andaba rodando por el patio desde hacía dos horas a la cama de su cabo
(13) Mon grand-père m’appela. Sa main tiède se posa sur ma tête et dit d’une voix douce..
La organización sintáctica de estas tres oraciones requeriría que la coordinación estuviera entre la primera y la que presenta la conjunción puesto que el sujeto gramatical de "dit" es "grand-père".
Mi abuelo me llamó. Su mano cálida se posó sobre mi cabeza y dijo con una voz dulce...
La desambigüización podría conllevar además un cambio temporal: "se posó / posando".
Mon grand-père m’appela et dit d’une voiz douce .... posant sa main tiède sur ma tête.
Mi abuelo me llamó y dijo con una voz dulce ............... posando su mano cálida sobre mi cabeza.
 
6.3- Relación establecida entre segmentos del enunciado.-
 
En ocasiones, el lector puede establecer relaciones entre diferentes segmentos del enunciado, lo que ocasiona la comprensión de una significación sin duda alejada de la que el locutor pretendía comunicar. En este grupo entran en juego tanto elementos presupuestos como sobreentendidos. No entendemos el significado de un enunciado únicamente en función de los elementos lexicales y de la estructura oracional, aunque evidentemente nos apoyamos en estos datos. Además de apoyarnos en estos conocimientos también lo hacemos en otros principios; uno de ellos es aquél mediante el cual ponemos en conexión diversos elementos dentro de un mensaje.
(14) Et maintenent, ce n’est plus le juge qui vous interroge, c’est l’honnête homme
La utilización de "ne plus" equivale a "désormais ... ne pas" (en adelante / desde ahora / en lo sucesivo ya no) y presupone lo siguiente en el enunciado: avant c’était le juge qui parlait et non pas l’honnête homme.
Y ahora, ya no es el juez quien le interroga, sino el hombre honrado.
La desambigüización de este grupo supone transformaciones de orden lexical y morfosintáctico que "desconectarían" diversos segmentos que el interlocutor podría conectar al recibir el mensaje, estableciendo interpretaciones con toda seguridad alejadas de la intención comunicativa del enunciador.
En primer lugar, la conexión de la oración negativa en la que aparece el lexema "juez" con "hombre honrado". Esta conexión supone el siguiente razonamiento: "no interroga juez - interroga hombre honrado", de donde: juez ≠ hombre honrado. Cabría preguntarse si la intención del enunciador es decir "hombre corriente / de la calle, ciudadano de a pie... ", que es, además, honrado. En ese caso, se podría sustituir el sintagma "honnête homme" por "homme moyen", "homme de la rue".
(15) (...) a été rencontré sur la place du rapport, portant un imperméable américain et saluant ridiculement en voulant imiter un sous-officier
En este enunciado, el complemento circunstancial "en voulant imiter un sous-officier" al encontrarse junto a otro, "ridiculement", establece una conexión que implícitamente pone en evidencia la ridiculez de un saludo. 
Lo han encontrado en el lugar del informe, con un impermeable americano y saludando ridículamente queriendo imitar a un sub-oficial.
La re-estructuración oracional que proponemos podría basarse en atribuir la característica ridícula al acto de la imitación: "queriendo imitar de manera ridícula el saludo de un sub-oficial" / "voulant imiter de manière ridicule le salut d’un sous-officier".
(16) (...) avoir tenté d’imiter la voix du colonel en criant comme un âne.
El fenómeno es similar en este enunciado. Se pretende imitar la voz enérgica y agresiva del militar.
(...) haber intentado imitar la voz del coronel gritando como un burro.
La sustitución de la expresión comparativa "comme un âne" por otra como "a voz en grito / à tue-tête", desambigüiza el enunciado.
++++
(17) Nous organisons le mois prochain une grande vente de charité. Nous comptons sur vous pour amener tous les objets inutiles qui se trouvent chez-vous: livres, bibelots, vêtements et aussi naturellement vos maris.
La relación se establece entre "objets inutiles" y "maris" por quedar este sintagma incluido en la enumeración.
Estamos organizando para el mes próximo una gran venta caritativa. Contamos con ustedes para traer todos los los objetos inútiles que encuentren en sus casas: libros, figuritas, ropa y también naturalmente a sus maridos.
La extracción del sintagma "vos maris" de la enumeración, y su inclusión junto al pronombre "vous" ("nous comptons sur vous et vos maris" / "contamos con ustedes y sus maridos"), elimina la ambigüedad.
(18) Votre chimpanzé nous donne bien des inquiétudes. Il ne mange pas. Il paraît s’ennuyer terriblement. Selon toute vraisemblence, il lui manque un camarade. Que devons-nous faire, en attendant votre retour?
El enunciado relaciona la presencia del interlocutor con la necesidad de compañía ("camarade / compañero") del simio.
Su chimpancé nos inquieta mucho. No come. Parece que se aburre terriblemente. Con toda seguridad le hace falta un compañero. ¿Qué tenemos que hacer mientras esperamos su regreso?
La mera sustitución de "compañero" por "compañía" solucionaría la conexión ambigua: "il besoin de compagnie" / necesita compañía.
(19) En visitant le magasin, je me suis rendu compte que les pelles et les pioches étaient rongées par les rats. Egalement la roue avant de la brouette était cassée.
La relación es establecida por la presencia del adverbio que pone en relación de paralelismo los utensilios roídos por las ratas con la rueda de la carretilla.
Al visitar al almacén me he dado cuenta de que las palas y los picos estaban roídos por las ratas. Igualmente la rueda delantera de la carretilla estaba rota.
La eliminación del adverbio subsana el efecto ambiguo.
 
6.4- Paradoja.-
 
En su texto sobre retórica, P.Fontanier (1968: 137) concibe la paradoja ("paradoxisme") como "artifice de langage par lequel des idées et des mots, ordinairement opposés et contradictoires entre eux, se trouvent rapprochés et combinés de manière que, tout en semblant se combattre et s’exclure réciproquement, ils frappent l’intelligence par le plus étonnant accord, et produisent le sens le plus vrai, comme le plus profond et le plus énergique." El enunciado paradójico está basado en la contradicción aparente, contradicción eliminada por el discurso pero que genera una tensión comunicativa. La paradoja es, como la ambigüedad, un enunciado polifónico. Pone en evidencia dos enunciadores que corresponden a dos puntos de vista opuestos: uno correspondiente a la normalidad semántica, al sentido convencional de las enunciaciones, otro que se opone y que sostiene una tesis contraria. Al igual que la ironía, la paradoja se basa en la tensión creada por la unión de dos universos de creencias con sus dos enunciadores.
(20) Il est permis aux jeunes gens de battre le tambour, mais à la condition de ne pas faire de bruit.
El enunciado supone una contradicción entre lo comúnmente admitido (tocar el tambor = hacer ruido) y la condición establecida por el enunciador.
Se permite que los jóvenes toquen el tambor, pero con la condición de no hacer ruido.
Una modalización elimina la paradoja :"hacer poco ruido, no hacer mucho ruido" / "faire peu de bruit, ne pas faire beaucoup de bruit"
(21) Un moyen de bien apprendre ses leçons: ne pas regarder d’un oeil le livre et de l’autre par la fenêtre.
El sentido figurado del texto está claro (no distraerse mirando por la ventana mientras se trabaja) pero el sentido propio produce un efecto sorprendente.
Una manera de aprender bien las lecciones: no mirar con un ojo el libro y con el otro por la ventana.
Convendría sustituir la expresión figurada y reconstruir el enunciado: "ne pas regarder par la fenêtre lorsqu’on est en train d’étudier" / "no mirar por la ventana mientras se estudia".
 
6.5- Sobredeterminación del grado de intensidad.-
 
Tanto la sobredeterminación como la subdeterminación no pueden considerarse propiamente como fenómenos de ambigüedad en tanto que el interlocutor no se ve obligado a elegir entre varias significaciones inscritas en lengua y mutuamente excluyentes (propiedad de la ambigüedad lingüística como hemos señalado más arriba). Este tipo de oración corresponde más bien a lo que R.Martin (1985: 144) denomina "indeterminación del valor de verdad", es decir otro valor que no es el de verdadero o falso (el enunciado no es ni verdadero ni falso). C.Fuchs (1966: 23) insiste igualmente en esta distinción: "Même s’ils s’ancrent sur des expressions de la langue, les phénomènes de sous-détermination et de sur-détermination du sens relèvent du discours, c’est-à-dire de l’usage de la langue par des sujets. Au contraire, le phénomène de l’ambiguïté relève du système de la langue elle-même."
(22) Journée revendicative en Corrèze. Plus de 100% des cheminots ont suivi les consignes de débrayage.
Jornada reivindicativa en Corrèze. Más del 100% de los ferroviarios han seguido las consignas de paro.
Una expresión cuantitativa que indique la totalidad sería adecuada: "la totalité" / "la totalidad".
(23) Le boulevard des Invalides est totalement désert, l’avenue Duquesne davantage encore.
El bulevar de los Inválidos está totalmente desierto, la avenidoaDuquesne todavía más.
El adverbio "totalement" como complemento del adjetivo "désert" es incompatible con "davantage" por lo cual para eliminar la sobredeterminación, o bien se establece una comparación de igualdad entre ambos segmentos, o bien el primero de ellos no debe presentar una intensidad absoluta: "est très vide" / "está muy vacía".
 (24) J’ai honte d’avoir des enfants aussi paresseux surtout quand je pense qu’à votre âge je travaillais jour et nuit, dimanches et fêtes et parfois plus encore
Tengo vergüenza de tener unos niños tan perezosos sobre todo cuando pienso que a vuestra edad yo trabajaba día y noche, domingos y festivos, y a veces más todavía.
"día y noche, domingos y festivos" (sobreentiendiendo los laborables), implica la totalidad del tiempo. Para eliminar la sobredeterminación, proponemos la sustitución del segmento "et parfois plus encore" y la inclusión del adverbio "même" expresando el encarecimiento: "jour et nuit et même dimanches et fêtes" / día y noche e incluso domingos y festivos".
 
6.6- Ambigüedad por redundancia.-
 
Lo mismo cabe destacar en el tipo de enunciados siguientes. El efecto sorprendente procede de una necesidad de explicitación del locutor con el fin de hacer más comprensible su enunciado.
(25) Quand il y a du verglas, mon grand-père n’ose pas sortir. Il a peur de se casser un bras, une jambe ou quelque autre membre.
Cuando hay hielo en el pavimento, mi abuelo no se atreve a salir. Tiene miedo de romperse un brazo, una pierna o algún otro miembro.
"ou quelque autre membre / ou quelque autre chose"
"algún otro miembro / alguna otra cosa"
(26) Dans la baraque 35, j’ai constaté que les carreaux étaient cassées autant intérieurement qu’extérieurement.
En al almacén 35 he constatado que los cristales estaban rotos tanto interiormente como exteriormente.
Existe un problema de índole referencial en este enunciado. Si se está refiriendo a los cristales de las ventanas, se trata evidentemente de una redundancia, sin embargo puede tratarse de cristales de puertas en el interior del almacén, con lo cual no debería ser analizado como redundancia sino como mecanismo referencial.
(27) Aujourd’hui marche militaire. On fera dix kilomètres sur la route de Paris, puis demi-tour, et on rentrera au quartier par le même chemin, mais en sens inverse
Hoy marcha militar. Haremos diez kilómetros por la carretera de París, después media vuelta y volveremos al cuartel por el mismo camino, pero en sentido inverso.
Basta con la eliminación del segmento introducido por el conector adversativo "mais" para eliminar la redundancia.
 
6.7- Elipsis.-
 
La ausencia de un segmento en un enunciado puede conllevar la producción de un mensaje incongruente. En el caso que nos ocupa, se ha omitido, tal vez por ser demasiado obvio para la mente del locutor en la situación de comunicación, un complemento determinativo.
(28) La victime a de nombreuses blessures à la tête,(...) mais les docteurs estiment que l’amputation ne sera pas nécessaire
El texto comenta el estado de un accidentado mencionando las diferentes lesiones. El efecto de ambigüedad se produce por dos motivos: el conector "mais" que introduce una restricción y la ausencia de un complemento para "amputation".
La víctima tiene numerosas lesiones en la cabeza, pero los médicos estiman que la amputación no será necesaria.
La victime a de nombreuses blessures à la tête (...) l’amputation de (...) ne sera pas nécessaire.
La víctima tiene numerosas lesiones en la cabeza (...) la amputación de (...) no será necesaria.
 
6.8- Ambigüedad lexical.-
 
Este tipo se ambigüedad se produce por los fenómenos de polisemia y homonimia. Para desambigüizar es necesario determinar el sentido de la unidad en el contexto particular en el que se ha empleado.
(29) On doit aimer ses parents et les assister dans leurs besoins
"Besoins" = nécessité d’utiliser la salle de bains / choses considérées comme nécessaires à l’existence.
Debemos amar a nuestros padres y ayudarles en sus necesidades.
"necesidades" = evacuación corporal
En ambas lenguas, el sentido del lexema "besoin / necesidades" en plural no es el de "calidad de necesario" que es el que, sin duda, quería atribuir el enunciador. Conviene por lo tanto eliminar este plural y sustituirlo por "quand ils en ont besoin" / "cuando lo necesiten".
 
6.9- Ambigüedad morfológica.-
 
Para comprender el sentido de una palabra en un enunciado hay que poder determinar correctamente su funcionamiento sintáctico así como su categoría morfológica. El ejemplo que sigue utiliza un "gérondif" que expresa una circunstancia temporal de un verbo que tiene como sujeto a "coeur" produciendo un enunciado incongruente. El gerundio puede evocar un proceso secundario que acompaña a la acción principal, con un valor temporal, causal o modal. En este caso, se trata de un valor temporal de simultaneidad. Este valor corresponde en español a "al" + infinitivo.
(30) Son coeur battait avec violence en faisant sonner le timbre de la porte.
Su corazón latía con violencia al llamar al timbre.
Proponemos en francés la sustitución del complemento por una oración adverbial temporal: "quand il fit sonner le timbre".
 
6.10- Figura retórica.- Silepsis
 
La silepsis de sentido se produce cuando una expresión, un sintagma, una unidad de sentido pueden entenderse tanto en sentido propio como en sentido figurado. La característica esencial de la ambigüedad, que requiere que una sólo de las significaciones sea la intencionada, es patente en los ejemplos que siguen:
(31) Depuis que ma femme est sourde, elle se refuse à entendre raison
"Entendre raison" = raisonner / percevoir par le sens de l’ouïe.
Desde que mi mujer está sorda, se niega a entrar en razón.
 La expresión ambigua "entendre raison" se resiste a permanecer como tal en la traducción al español, con lo cual, la frase en español pierde toda ambigüedad.
(32) Le tribunal peut interroger mon client qui est derrière moi et qui ne sait pas le français. Il parlera comme moi.
"Parlera comme moi" = aura la même opinion que moi / dira (en français) les mêmes choses que moi.
El tribunal puede interrogar a mi cliente que está detrás de mí y que no sabe francés. Dirá lo mismo que yo.
Lo mismo ocurre con el ejemplo que sigue:
(33) L’enfant avait un trou à son pantalon, qui laissait entrevoir une famille pauvre
La ambigüedad se produce no tanto por el antecedente del relativo, "trou" como por la significación del verbo "entrevoir" ("voir à demi"/ "deviner", "soupçonner")
El niño tenía un agujero en el pantalón que dejaba entrever una familia pobre.
La simple introducción de un pronombre anafórico de tipo conceptual "ce" subsanará el efecto ambiguo "ce qui laissait entrevoir / lo que dejaba entrever".
 
6.11- Sentido pragmático.-
 
En un sentido pragmático, el locutor puede no solamente transmitir una información sino también "actuar sobre" según una determinada intención enunciativa. Sin embargo dicha intención es en ocasiones ambigua:
(34) La pompe devra toujours être essayée la veille de l’incendie.
El enunciado insta al interlocutor a realizar una acción previa a una circunstancia eventual.
La bomba deberá siempre ser probada la víspera del incendio.
 
6.12- Desambiguación
 
Como hemos comentado más arriba, ante una ambigüedad, el locutor se ve obligado a seleccionar la información pertinente utilizando todas las pistas interpretativas a su alcance tanto en el cotexto inmediato como en la situación de comunicación. En ocasiones, por muy elevada que sea su competencia lingüística, el locutor puede producir una ambigüedad, ante la cual existen diversas estrategias de auto-corrección (precorrección o postcorrección). 
(35) Le Maire porte à la connaissance de ses administrés qu’il est défendu d’élever des poules à l’intérieur des maisons. Evidemment, le mot "poule" doit être entendu, ici, dans le sens de "femelle du coq".
El Alcalde pone en conocimiento de sus administrados que está prohibido criar gallinas en el interior de las casas. Evidentemente, la palabra "gallina" debe ser entendida aquí en el sentido de "hembra" del gallo.
Este es un curioso ejemplo de post-corrección o auto-reformulación que utiliza la lengua como "mención". En efecto, una de las principales propiedades de las lenguas naturales es que son capaces de constituir su propio metalenguaje. Esto significa que una lengua, utilizando el mismo léxico, la misma sintaxis y la misma semántica puede ser utilizada a la vez como uso o descripción ( en su función referencial habitual) y como mención (la referencia de la expresión es entonces ella misma).
 
6- Consideraciones finales.-
 
A lo largo del análisis de estos diferentes tipos de ambigüedad lingüística hemos podido comprobar que la ambigüedad se mantiene con facilidad en nuestra traducción a pesar de que los componentes formales no se correspondan uno a uno en ambas lenguas (cf.ausencia de pronombres sujeto en español, ausencia de pronombre "en"). En ocasiones, por ejemplo, el género de uno de los componentes de la oración de llegada deshace la ambigüedad (cf.petit enfant - regard triste - appuyé / niño - mirada triste - apoyado). Sin embargo, las ambigüedades que se forman por la relación que establece el receptor entre segmentos del enunciado permanecen inalteradas tras la traducción, al igual que las paradojas, cuando se trata de culturas vecinas. Aquí la ambigüedad depende sobre todo de toda una red de creencias, opiniones, de factores de orden sociocultural. La sobredeterminación, la redundancia, la elipsis, se muestran como ambigüedades semejantes en ambas lenguas. El ejemplo de ambiguëdad lexical que hemos hallado en el corpus examinado es idéntico en ambas lenguas, aunque conviene tener en cuenta que este tipo de ambigüedad no siempre coincide tras la traducción puesto que las acepciones de una palabra o expresión no se recubren de una lengua a otra. Lo mismo cabe decir de la ambigüedad morfológica. Las funciones gramaticales no son tampoco coincidentes de una lengua a otra.
Consideramos que el fenómeno de la ambigüedad no ha sido convenientemente tenido en cuenta por los lingüistas. La bibliografía dedicada a este fenómeno lingüístico no es muy extensa, y en lo concerniente a su aspecto interlingüístico menos todavía. Tanto su faceta de orden lexical como la morfosintáctica y la pragmática merecerían una mirada atenta igualmente por parte de la enseñanza de lenguas. 

P.-S.

 
Bibliografía y referencias.-
 
ANSCOMBRE,J-C. - DUCROT,O. (1983) L’argumentation dans la langue. Bruxelles: Mardaga.
CASARES,J. (1984) Diccionario ideológico de la lengua española. Barcelona: Gustavo Gili.
DUCROT,O. (1980) Les mots du discours. Paris: Minuit
--- (1984) Le dire et le dit. Paris: Minuit
FONTANIER,P. (1968) Les figures du discours. Paris: Flammarion
FUCHS,C. (1982) La paraphrase. Paris: PUF.
--- (1985) Aspects de l’ambiguïté et de la paraphrase dans les langues naturelles. Berne: Lang.
--- (1994) Paraphrase et énonciation. Paris: Ophrys
--- (1996) Les ambiguïtés du français. Paris: Ophrys
GARCIA PELAYO,R. - TESTAS,J. (1992) Gran diccionario español-francés, francés-español. Paris: Larousse.
GERMAIN, C. (1981) La sémantique fonctionnelle. Paris: PUF.
MOESCHLER,J. - REBOUL,A. (1994) Dictionnaire encyclopédique des sciences du langage. Paris: Seuil
REBOUL,A. (1984) Le discours théâtral. Paris: EHESS (thèse de troisième cycle)
REY-DEBOVE,J. (1978) Le métalangage. Paris: Dictionnaires Le Robert.
ROBERT,P. (1979) Dictionnaire alphabétique et analogique de la langue française. Paris: Société du Nouveau Littré.
SPERBER,D. - WILSON,D. (1978) "Les ironies comme mention". Poétique. 36. 399-412.
 

Ver en línea : Diana Gioia Suite

Este artículo tiene © del autor.

1914

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 MUNDO CULTURAL HISPANO

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 33

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3316491 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 772 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | Conectarse | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0