Portada del sitio > BLOGS, DIARIOS Y PÁGINAS OFICIALES DE AUTORES > Nada tan importante
{id_article} Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

Nada tan importante

Nepomuk



No ha sido un buen día. Estoy cansado, triste y algo cuesta abajo, como los isleños de Santorini. Lo veía venir esta mañana, cuando no ha sonado el despertador del móvil, cuando en vez de la pomada antibiótica me he echado pasta de dientes en la quemadura, y cuando he terminado saliendo a la calle con una bota de cada clase. Los días que empiezan mal, se prolongan mal y se cierran peor. Son como malas canciones. Como montañas rusas marcha atrás. Se adivinan. Es una verdad tan cierta esa, como que hace dos semanas que tenía que haberme cortado el pelo (y mientras escribo esta última frase, me soplo el flequillo sobre la nariz).

Me ha caído una bronca en el trabajo. He perdido un juego de llaves del coche. He adelgazado otro kilo. No me gusta mi trabajo, no me gusta conducir, no me gusta la dichosa báscula en el baño. ¿Por qué está en el baño? ¿no podemos meterla debajo de algún mueble? ¿dentro de algún armario? ¿bajo algún cerrojo? ¿enterrarla con una pala en algún árbol del jardín como hicimos con la tortuga?

Tú sí me gustas. Tanto que des lo que des, siempre me falta. Me gusta mirarte cuando te afeitas. Y que cantes entre dientes. Me gusta que toques la guitarra cuando estás cabreado con los pies descalzos en alto sobre la pared. Y que los gatos te sigan por toda la casa para subírsete encima. Me gustan tus energías pacificadoras. Y la A que te tatuaste en ese lado del cuello. La miro mientras desayunas y repasas el inglés con Simón. Se asoma por el cuello de tu camiseta blanca. Tengo que hundirme en el café para no pasar el dedo por encima. Porque siempre pienso que si lo hago, sonreirás, harás ademán de morderme y llegaré tarde al trabajo. No sé cuando empezaron tus sonrisas a hacerme llegar tarde al trabajo. Creo que el día que nací. Tenías 16 años y escuchabas a Bon Jovi. Y yo nacía junto a mi hermano. A miles de kilómetros de ti. Vaya mundo este ¿no? qué raro gira a veces. Mañana pasaré el dedo por el tatuaje. Será otro día. Otro día que llegue tarde al trabajo. Pero mira ¿ves? ¿de qué coño me sirve evitarlo? si luego me pongo una bota de cada color, me llaman al despacho, pierdo las llaves del coche... Al menos me llevaré esa sonrisa. Ese tatuaje. Esa camiseta blanca. Ese mordisco de broma.

"No pasa nada, nada es tan importante..." dices. Me gusta esa máxima. Yo también la digo. "Nada es tan importante." Creo que llevo toda la vida diciéndola en este blog.

Mañana será un día mejor.

Ver en línea : http://nepomundos.blogspot.com/2013...

Este artículo tiene © del autor.

16

Comentar este artículo

   © 2003- 2017 Mundo Cultural Hispano

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 13

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3434409 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 542 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0