Portada del sitio > LITERATURA > Artculos literarios > LA POESA DE ODALIS LEYVA ROSABAL, Y SU CAMINO SIN FIN QUE EVOLUCIONA.
{id_article} Imprimir este artculo Enviar este artculo a un amigo

LA POESA DE ODALIS LEYVA ROSABAL, Y SU CAMINO SIN FIN QUE EVOLUCIONA.

Lzaro David Najarro Pujol

Cuba



Guimaro fue como un refugio en una etapa difcil de mi vida. En esa centenaria ciudad camageyana, Cuna de la Constitucin cubana, conoc a  Odalis Leyva Rosabal, cuando solo escriba poesa para su consumo personal y las gavetas de su habitacin donde abrig su timidez.

 

Me confes que a los nueve aos de edad comenz a plasmar en sus cuadernos escolares sus sentimientos, hasta que hace pocos aos se dio cuenta que era necesario compartir con otras personas sus creaciones literarias.

 

Esta joven cultiva tambin la dcima, pero con un enfoque novedoso sin abandonar sus races. En los aos 2003 y 2004 obtuvo mencin en el concurso Iberoamericano Cucalamb  y segundo premio en 2005  en ese mismo evento auspiciado por provincia de Las Tunas.

 Odalis evoca con frecuencia al artista de la plstica guaimareo Roberto Fabelo: “El arte es una cosa  rara, nica, casi inasible; un camino sin fin que evoluciona”. 

Y por ese camino ha venido transitando esta sencilla poetisa de ojos redondos y grandes. No es muy conversadora porque sus palabras fluyen con sus poemas o con su nostalgia que se le reduce en el umbral de una puerta, a su ciudad que no acierta a desvestirla: “(No luce como un abismo, y quien cruce sus escalones tan viejos tendr duendes...)”

 

Odalis Leyva Rosabal dedic poemas al Caballero de  Paris, que como ella quera acabar con la infamia de este mundo; a Marilyn Monroe, que prefiri hacer rabiar a los villanos; a Don Quijote, que adentro era el muerto y afuera el hombre; a la ciudad de sus insomnios, en la que ella naci reina de su memoria, llanto asible...

 

A su mam Omayda Rosabal la evoc desde su niez: “Madre, silencio de alcoba/ manantial de mi argumento,/ imagen del testamento,/ dulce flor que luz me roba.

Guimaro abrig y dio altar a su voz, al testamento hondo de su pensamiento. Quizs en ese testamento estn las prosas que guard como un tesoro en sus sueos infantiles. Recuerda a su parque, el majestuoso Parque de la Constitucin, donde verti la locura de su partida-lamento o en las calles de la ciudad en la que fue Eva de sueos, “pero tan breve como el silencio que llueve en el fondo de una cueva”.

                   

La autora del Premio de dcima joven, 2003: Ciudad para Giselle, publicado por la editorial Sanlope de Las Tunas en el 2005, siente los perjurios de la guerra y pide que no la condenen, porque ella existe sin muerte: “Qu dolor abre la puerta/ de un jefe en loco arrebato?/ Por qu se esconde el retrato/ de un joven con cara fra/ si ha muerto sin poesa/ que la vida le destella? Por qu la guerra es la huella/ demencial de la irona.

 

Odalis es autora adems de los Meditaciones del cuerpo, (Editorial cana, 2005) y de La Antologa  Arquetipos oral traumticos en la dcima de Odalys Leyva Rosabal, Frente de Afirmacin Hispanista, Mxico, 2005.

 

La poetisa Odalis Leyva Rosabal, contina un camino sin fin que evoluciona en su poesa. Ya no escribe para las gavetas de su habitacin, donde abrigaba su timidez; su poesa emerge “como la fruta, crece con el sol, la lluvia...” [1]

P.-S.

[1] Artista de la plstica guaimareo Roberto Fabelo.

Este artculo tiene del autor.

401

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 Mundo Cultural Hispano

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 11

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3421677 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 560 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0