Portada del sitio > LITERATURA > Artículos literarios > LA POESÍA
Grabar en formato PDF Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

LA POESÍA

Camilo Valverde Mudarra

ESPAÑA



Las palabras poesía y poeta, se derivan del verbo griego poieo, que significa producir.

La poesía es la expresión artística de la belleza por medio de la palabra sujeta a la medida y cadencia de que resulta el verso. Es el "juego encantador de la emoción poética tan imprescindible en la vida del hombre cultivado”, decía Federico G. Lorca en su conferencia sobre Góngora, en 1928. Es el arte literario que a través del ejercicio lingüístico, expresa sentimientos, inquietudes y vibraciones del alma; es la rosa, el cielo azul, la sonrisa del niño, la mujer hermosa, el paisaje, el mar. Es necesidad, manantial del que brota el grito contenido del alma. Desde las sensaciones más íntimas del ser, a través de los materiales léxicos y los recursos lingüísticos, viene a construir el artificio poético que mueve el espíritu y muestra belleza. Y, ahí, en las vivencias profundas del corazón, inmerso en el amor o en el dolor, en la alegría o en el llanto, se expresa la palabra en conjunción artística, para trasmitir emociones y sensaciones, océano en que fluyen los contenidos del corazón.

«La poesía es como un vehícolo formado de palabras que abre caminos, que fragua pontes entre continentes, yeba el esprito de una parte a la otra y se asembra entre las personas. Las palabras son la fuersa que da fuersa, son el grito de la alma», dice Margalit Matitiahu en Sefardí. «¿Qué es poesía? », se pregunta Bécquer. Y, reflejándose en la pupila azul de la amada, contesta: «Poesía eres tú».

Poesía es el amor, la paz y la bondad en todas las lenguas. Entrar en la poesía es conocer el mundo, captar su alma, su pensamiento y su expresión más íntima. La poesía sintetiza los sentimientos de forma bella y hermosa; en unas cuantas palabras, se puede encontrar el fondo anímico del hombre a través de los elementos y recursos de la lengua.

La poesía es la comunicación sinestésica de vivencias, a través del lenguaje, caracterizada por su gran expresividad. Puede predominar, el factor afectivo, lo conceptual o lo sensóreo, si bien es frecuente que varios de ellos aparezcan juntos, y además matizados por el imaginativo. Poesía es la composición que expresa la belleza por medio de la palabra, es, pues, un arte bello. La poesía se distingue de las otras artes en el medio por el que produce la belleza. La escultura la realiza por medio de las formas; la música por medio de las notas musicales que forman la melodía; la poesía por medios lingüísticos, con los significantes y significados. La finalidad primera e inmediata de la poesía reside en causar la belleza, los otros géneros la buscan también, pero como fin secundario y mediato. La emoción estética consiste en un sentimiento agradable, puro, desinteresado, que atañe armónicamente a las facultades humanas, sensitivas, intelectivas y morales.

Encumbra el alma a las moradas de la satisfacción, ennoblece las afecciones, alimenta las inclinaciones rectas, inclina a la gracia y elegancia moral. Contribuye a educar y a mejorar la conducta y los hábitos. Enlaza, al hombre, con fuertes eslabones, en la concordia y la nobleza. Conserva el depósito sagrado de la tradición e impulsa el espíritu a la clemencia frente a la violencia. El verso no es esencial en la poesía. Es un factor auxiliar y complementario. La versificación produce por sí misma efectos misteriosos. Garantiza las libertades de la expresión poética. Reviste de una fuerza proverbial la formulación de las ideas. Y hace posible la asociación al canto. Escribir en verso suscita eficazmente la formación del escritor. Dice Menéndez Pelayo que el que no haya escrito en verso en su primera juventud necesitará doble esfuerzo, para llegar a escribir prosa artística ni tolerable siquiera. Aunque, sin versificación puede darse poesía y poesía muy excelente.

Por estas razones, se puede asegurar que .la versificación es el vestido más propio y adecuado de la poesía; y hay aún más, ciertos géneros como la lírica difícilmente se llegan a concebir sin este ropaje.

Refrendemos esta relación entre el verso y la poesía, con las preciosas palabras de Zorrilla:

¿Que los versos no son la poesía?
No, pero son su vestidura regia,
son de su jerarquía el atributo,
la pedrería son de su diadema,
de su manto real son los armiños,
la poesía, por el verso, es reina:
la versificación es la cuadriga
de corzas blancas con que va a sus fiestas,
la góndola de nácar en que boga
y las alas del cisne en que vuela.

La expresión poética debe provocar un impacto estético, intuitivo en muchos casos, paralelo al estímulo interior o exterior que movió al poeta en su creación. Y es que el lector ha de ser un re-creador del poema, su coautor. La comunicación poética no tendría razón de ser, si no existiera el lector. La obra literaria, y particularmente la poética, es intencional y va dirigida a un público. El autor, lógicamente, suele buscar la oportuna acomodación del tema y del mensaje a la sensibilidad más impresionable del público que imagina.

El ritmo. En la poesía, existe un cuidadoso encaje de ideas, sensaciones, imágenes y ritmo, para dar vida a las vivencias, en un lenguaje altamente evocador. Viene caracterizado, en general, por la abundancia de imágenes, metáforas y demás formas de traslación del significado, léxico más vasto y selecto, ruptura del orden en las frases y otros fenómenos poéticos.

El ritmo es uno de los fundamentos principales, para diferenciar poesía y prosa. Ritmo es la reiteración periódica e insistente de un elemento fónico dominante en la cadena oral; incita los sentidos y mediatiza la representación de ideas y toda la comunicación humana. Distinto, aunque basado en los mismos principios, es el ritmo del contenido, intuitivo, afectivo y organizador de las ideas.

Es en la conjunción perfecta de los dos ritmos, el externo y el conceptual, donde se fundamenta la perfecta obra literaria. El primero sin el segundo se queda en vano soniquete, y el segundo sin el otro presenta una densidad insufrible de conceptos. El ritmo externo tiene base acentual periódica: es precisamente la distribución armónica y el número de acentos lo que distingue a la poesía. El acento rítmico es, pues, el tiempo fuerte fónico que marca el compás de ese ritmo. Este, factor expresivo del lenguaje, provoca en el lector u oyente unas sensaciones e impresiones muy marcadas.

La disposición de los pies métricos y períodos (versos), regularizados proporcionalmente sobre los acentos, configuran el ritmo. El compás viene determinado por la combinación de acentos periódicos.

El ritmo poético es, ante todo, musical y de compás fijo dentro del período. El ritmo de la prosa, que también lo tiene, presenta mayor libertad, sus combinaciones son más variadas y su cadencia no es en absoluto monocorde.

Denotación y connotación. El hecho de que una palabra transmita simplemente un contenido nocional básico, su significado nuclear, se llama denotación; si, el contenido se carga de valores modificadores y concomitantes, afectivos unos, evocadores otros, diacríticos algunos, se produce connotación. La primera es la significación pura sin entorno semántico, la segunda, subjetiva.

En esto, justamente se marca la divergencia de los sinónimos. Se trata de un matiz peyorativo, despectivo, expresivo del habla vulgar o técnica o de un afecto. Son, pues, notas cualitativas que tiene la significación de la palabra. La función de la prosa es principalmente denotativa, mientras que la poética es más connotativa.

La obra literaria se construye con palabras, de modo que son, básicamente, realizaciones de lenguaje, textos verbales. Por eso la Literatura es arte lingüístico o lenguaje artístico.

------------------------------------------------------
Camilo V. Mudarra es Lcdo. en Filología Románica
Catedrático de Lengua y Literatura Españolas,
Diplomado en Ciencias Bíblicas y poeta.

Este artículo tiene © del autor.

2468

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 MUNDO CULTURAL HISPANO

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 9

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3354413 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 632 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0