Portada del sitio > BLOGS Y DIARIOS > Pularda a la prefrancia
Grabar en formato PDF Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

Pularda a la prefrancia

Nepomuk



Dice Karlos "pareces feliz". Pues claro. Claro que parezco feliz. Es porque lo estoy. Sin motivos aparentes porque estamos Simón y yo sentados en un cuartucho muy frío esperando a que nos lleven al avión de los paracaídas. Nos han dicho que Matraka ya está dentro, bien sujeto. Nosotros estamos aquí, sentados, con las capuchas puestas y bebiendo un chocolate caliente de máquina que nos ha traído un soldado muy silencioso. Estamos todo emocionados y nerviosos. Me han dicho "unos 35 minutos", así que he sacado la gameboy y el portátil y he repartido con Simón. Gameboy para ti, portátil para mí. Esta es nuestra aventura de Nochevieja.

También tengo una pularda rellena, sentada en el asiento de al lado. No es imaginable el día surrealista que llevo hoy con la pularda. Se me ocurrió comprarla. En ese momento me pareció una gran idea. Comprarla así, empaquetada al vacío, meterla en el petate y llevarla a París para cenar. Luego cuando ya la había pagado me dí cuenta de que era una idea un poco de Paco Martínez Soria, pero ya era un pensamiento que llegaba demasiado tarde. No ha cabido en el petate, y ahora la pularda viaja conmigo como si fuera otro miembro de la familia. Creo que la sentaremos en uno de los asientos y le pondremos un cinturoncito. Quizá hasta le dejemos alguna revista para que se entretenga. Karlos se ríe. Lleva riéndose con mi gran idea de la pularda desde que me vió llegar con ella. Dice que soy berlanguiano. Mira ahora de lo que se da cuenta este... Llevo siendo berlanguiano desde que nací. "Por Dios, si nos para la policía militar dí que son drogas..." El soldado que nos ha traído el chocolate se ha quedado mirando la pularda entre mis brazos sus buenos cinco minutos. Me miraba a mí y miraba la pularda. Miraba la pularda y me miraba a mí. Como buscando alguna explicación coherente de por qué alguien querría viajar abrazado a una gallina muerta, rellena de boletus.

¿Y quieres oir qué es lo más gracioso de todo el asunto? que nisiquiera sé cómo cojones se cocina la pularda.

Ver en línea : http://nepomundos.blogspot.com/2013...

Este artículo tiene © del autor.

7

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 MUNDO CULTURAL HISPANO

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 16

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3314136 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 756 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | Conectarse | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0