Portada del sitio > LITERATURA > Ensayos > 6: Buenas noches, y buena suerte
Grabar en formato PDF Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

6: Buenas noches, y buena suerte

Carlos O. Antognazzi

Argentina



La arremetida del Gobierno contra la prensa no tiene paz, pero sí fin (alidad). Y las razones para sospechar intereses aviesos en el grupo de obsecuentes de Kirchner se refuerza día a día. No se trata ya de insinuaciones o malas interpretaciones, sino de la claridad numérica a la hora de contabilizar los apoyos del Gobierno a sus seguidores. Que éstos sean periodistas, o aún se autodenominen así, es una vergüenza más.

6:

Buenas noches, y buena suerte

La arremetida del Gobierno contra la prensa no tiene paz, pero sí fin (alidad). Y las razones para sospechar intereses aviesos en el grupo de obsecuentes de Kirchner se refuerza día a día. No se trata ya de insinuaciones o malas interpretaciones, sino de la claridad numérica a la hora de contabilizar los apoyos del Gobierno a sus seguidores. Que éstos sean periodistas, o aún se autodenominen así, es una vergüenza más.

La independencia

George Clooney se permitió situarse del otro lado de la cámara y filmó Buenas noches, y buena suerte, la película que relata las peripecias de Edward R. Murrow y sus ayudantes Fred Friendly, Joe y Shirley Wershba, Don Hollenbeck y Sig Mickelson, contra el autoritarismo xenófobo del senador Joseph McCarthy en Estados Unidos. La caza de brujas estaba en su apogeo en la década del 50, y fue gracias a Murrow que McCarthy fue investigado, y sentó precedente sobre lo que debe ser el periodismo serio, responsable y, por sobre todo, independiente.

En un artículo reciente Jorge Fontevecchia recordó que Catherine Graham, directora de The Washington Post, hizo notar que «la única forma de ser independiente periodísticamente, es ser primero independiente financieramente» (cfr. El problema político y sindical en el diario Perfil. Perfil, 09/07/06, p. 19). El tema es crucial porque los diarios no pueden mantenerse con la venta al público, sino con la publicidad. En el mismo artículo Fontevecchia señala que el 02/07/06 el diario Página/12 recibió $ 240.564 de publicidad del Estado Nacional sólo por ese día, en tanto Perfil no recibió nada. La nota está acompañada de las fotos de las publicidades y las medidas en centímetros de cada una. Ese día pautaron en Página/12 el Ministerio de Planificación, el Banco de la Nación, la provincia de Santa Cruz, el INCAA/ Presidencia de la Nación, la Secretaría de Cultura (dos avisos), y el Ministerio de Educación.

Perfil nunca recibió publicidad oficial en los 10 meses que lleva saliendo. Ese dinero que el Estado (es decir, nosotros) le pagó en un solo día a Página/12 equivale a los sueldos de un mes del plantel del diario Perfil. La incongruencia es evidente, máxime cuando Perfil tiene una tirada muy superior a Página/12. ¿En qué se diferencian estos diarios para tener un trato tan dispar por parte del Gobierno? En primer lugar, en que Página/12 funciona como portavoz del Gobierno.

Lejos de Jorge Lanata y demasiado cerca de Horacio Verbitsky, Página/12 se ha convertido en los últimos años en un apéndice de Kirchner, que no vacila en repetir como loro el mantra oficialista según el cual todo lo que hace el Gobierno es saludable y todos los que lo critican son enemigos públicos. La señal más clara surgió de la misma dirección del diario, cuando en octubre de 2004 le censuró a Julio Nudler su nota semanal de economía. En ella Nudler apuntaba a Julio De Vido, intocable del Gobierno y amigo personal de Kirchner. El artículo de Nudler (De títeres y titiriteros) fue publicado finalmente en el diario Castellanos, de Rafaela, el 29/10/2004.

La oportunidad

En cierta forma Perfil, Noticias, y en menor medida La Nación, se han convertido en los medios escritos que remedan los editoriales televisivos de Murrow. Lo grotesco es que el tiempo transcurrido desde McCarthy parece anularse con Kirchner, pues, salvo matices, la persecución enfermiza es equiparable: el 06/07/06 irrumpieron en las sedes de Perfil y Noticias policías de Infantería, aduciendo que «cumplían órdenes del Ministerio del Interior para prever eventuales disturbios que podría producir una manifestación relacionada con el conflicto sindical interno» (cfr. Fontevecchia, art. cit.). Nada ocurrió, pero la presión ejercida por la policía permite sospechar que el Gobierno está modificando las tácticas, y que si no consigue acallar ciertas voces díscolas con la pauta publicitaria, puede intentar hacerlo con denuncias infundadas y las armas.

El hecho es lo suficientemente grave como para que se preste atención. No me refiero a los colegas periodistas y a los intelectuales en general, sino a la ciudadanía: lo que el Gobierno comienza con los medios de comunicación, lo termina con el ciudadano común. La libre circulación de las ideas es un elemento esencial de la democracia, y es deber de cada ciudadano defenderlo. No se trata de apoyar a Perfil, sino de apoyar el derecho a disentir. Se puede disentir también con Perfil. Lo que no se puede es alentar un pensamiento único, pues tanto la democracia como los ciudadanos que la fomentan son plurales. Ese pluralismo que sugirió Kirchner, y que niega en la práctica con cada acto, es parte de nuestro derecho (y deber, incluso) a pensar diferente.

Crisis significa oportunidad, como escribió Fontevecchia. La crisis actual que ahoga a la Argentina es también la oportunidad que podemos darnos de convertirnos en un país serio, como lo fuéramos hace décadas. De la ciudadanía depende que esta crisis se aproveche fructíferamente, o sea un mojón más en la larga cadena de iniquidades a las que, es triste decirlo, pareciera que nos vamos acostumbrando. Nada ni nadie nos obliga a tolerar las chapucerías de un Gobierno que confunde crítica con enemigos y democracia con demagogia. Es hora de que la ciudadanía exija por sus derechos y por su contribución económica.

La seriedad

No hay país serio sin una ciudadanía seria, ni Gobierno serio sin un periodismo serio que marque los yerros no por afán de llevar la contraria, sino por deber cívico de plantear el debate como forma civilizada de apuntalar la democracia.

El Gobierno avanza sobre los derechos civiles como una aplanadora. El 30/12/2005 fue expulsado de Canal 7 el periodista Pepe Eliaschev, y el 03/07/06 se le informó a Víctor Hugo Morales, que todavía estaba en Alemania por el Mundial, que levantaban su programa Desayuno. Kirchner y sus secuaces no toleran el disenso, y cada vez los “argumentos” y los métodos para disuadir a los que piensan distinto son más groseros y agresivos.

La falta de organización y seriedad es lo que ha llevado a la Argentina a su primer traspié en la Corte Internacional de La Haya, cuando el 13/07/06 el tribunal se negó a avalar, por 14 votos contra 1, la medida cautelar que había solicitado el Gobierno para que se detengan las obras de las pasteras de Fray Bentos, Uruguay. Argentina no puede argumentar como lo está haciendo porque entre otras cosas ha sido el mismo Presidente Kirchner quien meses atrás había dado por finalizado el litigio y había informado de ello al Congreso. ¿Cómo puede cambiar luego? Hay que buscar la razón en que Kirchner actúa sin consultar a los especialistas y provoca roces innecesarios dentro y fuera del país. También Chile está molesto por el tema del gas.

Preocupa igualmente la incorporación de Venezuela al Mercosur, el 04/07/06, porque antes se le negó esa posibilidad a México. Venezuela está en manos de un militar desaforado cuya principal diversión parece ser pelear con sus vecinos, incrementar la compra de armas e inmiscuirse en los asuntos internos de otros países. El abrazo que Kirchner y Chávez se dieron en el acto que oficializaba la incorporación es un gesto que dista de tranquilizar. Demasiada demagogia hay en ambos como para imaginar un Mercosur responsable.

© Carlos O. Antognazzi

Escritor.

Santo Tomé, julio de 2006.

Publicado en el periódico “El Santotomesino” (Santo Tomé, Santa Fe) de julio de 2006. Publicado en el mensuario “El Tábano” (Rafaela, Santa Fe), de julio de 2006. Copyright: Carlos O. Antognazzi, 2006.

Este artículo tiene © del autor.

629

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 MUNDO CULTURAL HISPANO

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 22

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3334074 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 615 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0