Portada del sitio > LITERATURA > Artículos literarios > La soledad del guerero
Grabar en formato PDF Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

La soledad del guerero

César Rubio Aracil

César Rubio Aracil

España



LA SOLEDAD DEL GUERRERO

La breve paz de unos años de bonanza cuesta el alto precio de mil guerras. Pero las armas no las empuña el cacique.
Miseria, hambruna, sed de justicia y de cultura. Incontroladas pandemias ... Detengámonos en este punto.
Centenares, tal vez miles de médicos esparcidos por los cinco continentes, están sufriendo en estos momentos los rigores de la deshumanización. Hospitales improvisados en cualquier espacio selvático o en la montaña, sin apenas medicinas ni instrumental con que mitigar el dolor. Ellos saben que con unos cuantos kilogramos de antibióticos, o de cualquier otro medicamento de los que figuran en el amplio vademécum sanitario, podrían salvar muchas vidas. Pero carecen de recursos. Y sufren. Y se exponen al contagio. Todo ello a cambio de bien poco: experiencia. Son los guerreros de la salud humana.
Aguas abajo, miles de asociaciones benéficas trabajan desinteresadamente en favor de la dolida sociedad humana marginada: inmigrantes, razas humilladas por la prepotencia de los hombres blancos, grupos étnicos olvidados, cuando no masacrados por los inconfesables intereses minoritarios. Pintar con palabras o con pinceles un cuadro representativo de la miseria humana, es algo que todos podemos hacer con mayor o menor acierto. Lo que resulta más difícil es plasmar, en el lienzo o en el folio, la abnegación y el sufrimiento de quienes inmolan su bienestar, e incluso en muchos casos sus propias vidas, en beneficio de los más desprotegidos. Esto quizá se deba a que, inmersos en la miseria del mundo, comprendemos la causa del dolor que tanto nos agobia y entristece. Sin embargo, ¿qué podemos saber de la soledad del guerrero si la mayoría de nosotros creemos, por pura conveniencia, que escribiendo madrigales contribuimos a salvar el mundo? Yo no digo que la poesía no haya sido y sea una poderosa arma defensiva de la Humanidad. Lo ha sido y lo seguirá siendo, aunque sólo en la pluma de los arriesgados, comprometidos poetas, solidarizados con la pobreza. Éstos son los guerreros intelectuales. No la mayoría de los políticos, que, siempre prestos a recibir homenajes, prebendas y canonjías, se presentan a los ojos del votante como salvadores de la Patria: porque necesitan del sufragio universal el apoyo para esquilmar la economía de los pueblos. Estos últimos citados son los guerreros satánicos, santificados en el altar mayor del Parlamento.
La soledad del guerrero es el lastre existencial que dejamos los que, con un abanico pericón, aventamos el compromiso de ser fieles a las revolucionarias ideas que no practicamos. Después, para mitigar nuestro cobarde fracaso, escribiremos loas a la Musa que nos inspira bellos versos al amor de la lumbre. Sin saber que el Amor que tanto manoseamos es, en la práctica cotidiana, una caricatura de sí mismo.
"La soledad del guerrero": un título para un bello poema, que espero salga del corazón de algún poeta comprometido con la soledad.

Este artículo tiene © del autor.

977

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 MUNDO CULTURAL HISPANO

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 9

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3336325 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 606 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0