Portada del sitio > LITERATURA > Artículos literarios > EL LÍBANO
Grabar en formato PDF Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

EL LÍBANO

Camilo Valverde Mudarra

ESPAÑA



La fatídica fecha del 12 de julio del 2006, un nuevo encontronazo en la frontera entre el Líbano e Israel vino a destapar las hostilidades que latentes dormitaban. El ataque de Hezbollah con el lanzamiento de decenas de cohetes ’Katyusha’ y proyectiles de mortero hacia el Norte de Israel, en que murieron ocho militares hebreos y otros dos soldados fueron apresados por tal milicia chiíta libanesa, provocó la reacción violenta de Israel que calificó el ataque de ’acto de guerra’.

Bajo la tenaza de sirios e israelíes, este pequeño país poblado por cristianos y musulmanes, sólo ha conocido, desde su nacimiento como Estado en 1943, algunos escasos periodos de paz.

La situación actual del Líbano tiene unas causas remotas y próximas complejas. El Líbano surge como país, en 1943, cuando los distintos estamentos sociales logran un acuerdo pactado. El poder se repartió de acuerdo con la distribución demográfica, entre cristianos: maronitas, griegos ortodoxos, griegos católicos y otras confesiones y musulmanes: suníes, chiíes y drusos. La presidencia del Estado recayó en los maronitas, la jefatura del Gobierno fue para los suníes, una cartera ministerial al menos para los drusos y la presidencia del Parlamento fue controlada por los chiíes. Los escaños parlamentarios se fijaron en la proporción de seis cristianos por cada cinco musulmanes.

La contienda entre el Líbano e Israel debe sus motivaciones a la colonizaxión de la Gran Bretaña, que, viéndose acosada por el avispero regional, decide, en 1947, marcharse de Palestina; ya, en aquel momento, se habían iniciado las hostilidades en la ’Tierra Prometida’, entre los palestinos y los judíos que esperaraban recobrar su ’patria paterna’. Al retirase los británicos, las Naciones Unidas, ante el problema existente, resolvieron, el 29 de noviembre de ese mismo año, la partición del territorio en dos zonas: una israelí y otra palestina, nunca aceptada por los palestinos. Así, bajo tal resolución, el 14 de mayo de 1948, David Ben Gourion proclamó el Estado de Israel, pero, la Liga Árabe lo rechazó y, al día siguente, le declaró la guerra; desde entonces, las sangrientas incursiones de árabes y de facciones armadas de palestinos, contra territorio y población israelíes, no han cesado.

En la década de los años 70, se derrumbó el complicado pacto libanés, lo que incendió la guerra civil (1975-1990), cuyos efectos todavía se dejan sentir. Negándose a perder sus privilegios, los chiíes se enfrentaron con violencia a los maronitas; se agravó la hostillidad entre Siria e Israel y la enconada cuestión palestina. Al retroceder los cristianos por la presión de los palestinos y chiíes, Siria invadió el Líbano, en 1976, con 20.000 soldados, en apoyó de los maronitas y Beirut quedó dividida: al norte, los cristianos y al sur, los musulmanes. Ello causó el exilio de miles de libaneses y la quiebra de su floreciente economía. En esta situación, la OLP de Arafat, al ser expulsada de Jordania por el rey Hussein en 1970, se había refugiado en al Líbano; ocupando áreas completas del país, donde maltrató brutalmente a la población y usurpó la autoridad del gobierno libanés, se convirtió en una pesadilla, para los árabes residentes al sur del Líbano y para los israelíes; violó en repetidas ocasiones el acuerdo de cese el fuego del 1981, lanzó por las fronteras su metralla, organizó frecuentes ataques terroristas en Israel, la Cisjordania y Gaza, que mataron e hirieron a muchos israelíes, la situación en la Galilea se hizo intolerable, al verse forzados miles de civiles a huir de sus casas.

Durante este período, Israel lanzó incursiones de represalia contra las bases de la OLP en Líbano, hasta que, en junio de 1982, la OLP respondió con un ataque masivo de artillería y mortero contra la población israelí de Galilea. El ejército israelí tuvo que entrar en Líbano para extirpar a los terroristas. Al tiempo que los combatientes apoyados por Siria controlaron el país, e Israel abrió una franja de seguridad en el sur. Terminó el conflicto que se saldó con 150.000 libaneses muertos, un cuarto de la población exiliada y miles refugiados en su propio territorio. Por fin, en 1992 se logró celebrar las primeras elecciones.

Y Siria continuó moviendo los hilos de la política interna e Israel, hostigado y acosado, respondiendo militarmente. La democracia era débil y frágil, práticamente manejada por Siria, hasta que, en el 2005, se produjo el asesinato, de Rafic Hariri, que enfureció a la oposición contra el presidente prosirio Emile Lahoud, y contra Damasco, considerado partícipe del crimen; al malestar interno, se unió la presión internacional y Siria hubo de retirar, en abril de 2005, los 14.000 soldados que mantenía en el país.

Camilo VALVERDE MUDARRA

Este artículo tiene © del autor.

295

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 MUNDO CULTURAL HISPANO

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 3

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3331801 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 626 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0