Portada del sitio > LITERATURA > Artículos literarios > II. LA CONTIENDA DEL LÍBANO
{id_article} Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

II. LA CONTIENDA DEL LÍBANO

Casi sesenta años enzarzados.

Camilo Valverde Mudarra

ESPAÑA



En el intervalo, la actividad diplomática sigue su curso, Hezbolá se agazapa e Israel, expectante, mira y se defiende.

En el frente sur, la defensa israelí prosigue su lucha con Hamás y con la problemática Autoridad Nacional Palestina (ANP). Sin duda, la intromisión de Hezbolá, en el entramado palestino, les resultará un obsequio altamente nocivo, que habrán de desechar, si les alumbra alguna visión política. La ANP, al permitir que Jáled Méshaal, migo deferente de Damasco, pupilo privilegiado de Teherán y sacristán sigiloso de la milicia de Hamás, actúe de "portavoz único del pueblo palestino", en la crisis del rehén Gilad Shalit, muestra su disloque; pero mayor locura aún viene a ser dejar que el siniestro jeque Hasan Nasrallah, acólito de Irán, mueva los hilos de este avispero en la zona, al frente de Hezbolá, facción manifiestamente terrorista.

En medio, hostigado y acuciado, Israel no tiene respiro, se ve obligado a responder y atacar las ciudades del sur e infraestructuras libanesas del norte.Sidón apareció poblada de octavillas israelíes con la invitación, a la población, de abandonar sus casas, en que guerrilleros de Hezbolá se escudan y ocultan. En la parte de Baalbeck, la aviación israelí cortó las vías de acceso del valle a las montañas del Líbano; bombardeó el norte de Beirut y arruinó dos puentes en la provincia de Akkar, fronteriza con Siria e inutilizó la ruta que lleva a los célebres cedros del Líbano. Al mismo tiempo, los aviones israelíes hubieron de acudir, al frente sur, contra objetivos del Frente Popular de Liberación de Palestina, en la ciudad de Qusaya-Kfar Zabad, en el valle de la Beka y contra fuertes posiciones de ataque de la Resistencia Islámica en el sur de ese mismo valle.

En la Franja de Gaza, la población palestina malvive en la miseria, falta de sustento, medicinas y recursos energéticos. Esta gente dedicada al acoso, insurrección y atentado, sin trabajar la tierra, empeora en constante crisis desde que Estados Unidos y la Unión Europea suspendieron sus ayudas económicas al gobierno palestino, tras ganar Hamas las elecciones y bombear la aviación israelí la única planta energética de la zona. La pobreza raya en el 80% y el desempleo en el 40% de la gente. A ello, se une que el odio, la venganza y el fanatismo, agravando la situación, lleva a este pueblo a fustigar continuamente e incitar las incursiones del ejército israelí, los bombardeos y las restricciones, en lugar de arar y sembrar los campos y las huertas.

Pendiente sólo de las ayudas occidentales ahora suspendidas, arrastran el hambre sin cobrar un sueldo en varios meses. Otros, los compatriotas pudientes esperan en las fronteras la oportunidad de prestarles ayuda, obstaculizada por el clima bélico que ellos mismo suscitan. "Todos los actores humanitarios que están trabajando en los territorios palestinos coinciden, en las desastrosas consecuencias de la política de embargo económico impuesta por Israel y la comunidad internacional", según la ONG Médicos del Mundo. Los hospitales, sin medios ni existencias, están paralizados en la impotencia; los quirófanos cancelan toda la cirugía y los laboratorios, sin energía eléctrica, suspenden los servicios y la provisión de vacunas; informes de la Organización Mundial de la Salud señalan un aumento del 160% de las infecciones gastrointestinales y los casos de cólera. La hambruna, la miseria y la desolación por la escasez de nutrientes y proteínas, a causa de la prohibición israelí de ejercer la pesca y de la provocación terrorista en la costa de Gaza, debilitan y merman la salud y la vida de los palestinos. Son ya muchos, unos seiscientos mil, los que penden de la asistencia humanitaria.

Los niños, siempre los niños, los más débiles, los oprimidos, representan el 34% de las víctimas del conflicto. Los trastornos psicológicos y los abortos espontáneos causados por la tensión y las bombas sonoras, al romper los cazas la barrera del sonido, atormentan el oído y el espíritu ya largo tiempo. Ante la lucha entre Israel y Hezbolá y demás facciones terroristas, que dificulta el trabajo y la dedicación a las labores agrícolas, absorbidos y absortos en su yihat, se teme que las donaciones se agoten, y el hambre campee por doquier. El pasado junio, la Unión Europea anunció la creación de un "mecanismo de ayuda internacional temporal", por el que la oficina de Mahmud Abbas, ha recibido 329 millones de euros. Pero estas ayudas son insuficientes, para paliar la miseria del pueblo palestino.

Mientras tanto, las fuerzas internacionales de "refuerzo inmediato" de la FINUL se entretienen en sus largos preparativos para acudir al Líbano, en la misión acordada y encomendada por Naciones Unidas.

Lo cierto es, que, en estas condiciones, de continuo enfrentamiento, no es posible meramente vivir; es algo impensable soportar, en el cada día, el estado de guerra, terrible el anochecer y amanecer entre metralla. Llevan casi sesenta años enzarzados. Desde el día siguiente de la proclamación del Estado Israelí, la Liga Árabe le declaró la guerra. El ritmo constante es la lucha de los judíos para defender su supervivencia, y el de los palestinos, el ataque, el acoso y el terror. No se acuerdan unos y otros, no quieren saberlo, que la vida humana es frágil, difícil y muy corta, “ríos que van a dar en la mar”, “vemos lo presente, cómo en un punto s’es ido e acabado”, avisa J. Manrique; las glorias pasan, los imperios perecen y judíos e musulmanes, saturados de odio y fanatismo, también caerán revestidos de venganza.

Sólo los puede salvar, el que Yahvé y Alá los ilumine para detenerse y encontrar la luz del consenso, el calor de la convivencia y los brazos de la paz.

Camilo Valverde Mudarra

Este artículo tiene © del autor.

247

Comentar este artículo

   © 2003- 2018 Mundo Cultural Hispano

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 11

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3643680 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 470 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0