Portada del sitio > ENTREVISTAS > LAS VOCES TODAS
Grabar en formato PDF Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

LAS VOCES TODAS

Entrevista a Aleybis Araúz y a Argibaldo Acebo

Carlos Téllez Espino

Cuba



Respirar de otra manera, única y coral... Unirse en canto hace que los seres humanos mejoren. Respirar con Euterpe a través de quien lo dirige,  Aleybis Araúz, a través de quien, además, canta, Argibaldo Acebo, cuando ya la guitarra del concertista descansa, es proponerse un diálogo, coral, único, al aire libre.

 

Aleybis, en el año 1992, cuando te gradúas de la Escuela Nacional de Arte y regresas a Las Tunas a trabajar  en el Centro Provincial de la Música Barbarito Diez... Fue el Maestro Cristino Márquez quien te pide crear el coro profesional de la provincia, el primero que existiría en Las Tunas, ¿no es así?

 

Fue una gran responsabilidad. Yo llegué recién graduada de la Escuela Nacional de Arte y Cristino Márquez, que era el Especialista que atendía el Departamento de Desarrollo de la Música me dijo, o  casi  impuso, que mi tarea era la de crear el primer coro profesional de Las Tunas. En ese tiempo le respondí que no podía, pues para dirigir una agrupación coral de ese nivel se debía  ser graduado del Instituto Superior de Arte. Entonces fue cuando me contestó que yo sí podía dirigir un coro, y que eso se iba lograr entre él y yo. Así  se empezaron a dar los primeros pasos. Quiero decirte que los primeros cantores fueron los propios trabajadores del Centro Provincial de la Música, con aptitudes para el canto, pero sin conocimientos sobre lo coral, eran oficinistas, económicos, secretarias... El primer trabajo que hicimos fue participar en un festival de música que por esos tiempos se realizaba en Las Tunas,  en marzo de 1993. Oficialmente, en septiembre de ese año, sale a la luz el coro con el nombre de Euterpe, con cantores con más conocimientos sobre esta música que aquellos que integraron la primera hornada. Por eso siempre he dicho que a Cristino Márquez le debemos que haya coro en Las Tunas. El fue el brazo impulsor. Yo le decía que hacía falta cualquier cosa y él respondía que mi tarea era la dirección coral, que lo demás lo resolvía él, y de verdad que lo resolvía.

 

Aleyvis, cuando se va a crear un coro, es obvio que lo primero es encontrar las voces adecuadas, que tengan los conocimientos sobre esta música o, al menos, las condiciones para cantarla. Cómo ha sucedido eso con Euterpe durante estos años.

 

En Las Tunas no había tradicional coral, al menos en el sentido profesional del término. Sí hubo siempre coros de aficionados, gracias al trabajo de la maestra Alma Rodríguez, pero eran aficionados que iban y venían y por lo tanto fue muy difícil ir encontrando personas con condiciones vocales y calificadas musicalmente. Había muy pocos graduados del nivel medio de música, con conocimientos, pero no formados vocalmente. Para un coro, esto es muy difícil. Por ejemplo, las sopranos, esas voces agudas, son muy difíciles mantenerlas por años, con ese timbre, esa tesitura. Es una tarea de empeño de cada cantor, por ello las voces van, vienen... Cómo encontrar un barítono, este ha sido otro de los temas peliagudos para Euterpe.

 

Y ahí fue donde apareció Argibaldo Acebo, casi fundador, aún hoy voz barítono de Euterpe...

 

Fue en enero de 1994. Soy casi fundador de Euterpe.

 

¿Ustedes se conocían de antes?

 

Nos conocimos de la escuela primaria, en la Escuela de Arte. Ella estudiaba piano, yo guitarra.

 

Argibaldo, como concertista trabajas, por supuesto, sólo, sin embargo, para el trabajo coral hay que integrarse a un grupo, aunque en este también, en esencia, se haga un montaje musical. Cómo se ha dado en ti   ambos modos de enfrentar la música.

 

Es un desdoblamiento. El trabajo como concertista, como dices, es netamente individual. Todo criterio estético parte entonces de mí mismo, el estudio, el trabajo de mesa con las partituras y su incorporación al instrumento es a partir de mi mismo. En el coro uno debe integrarse totalmente a un colectivo y fusionarse en ese todo. Se pone la parte de uno, pero en un coro las voces son el instrumento musical, y el director el instrumentista, el que guía. Lo que sucede es que a veces es muy difícil para el ser humano perder su personalidad, su yo en la música, y para lograr integrarse hay que perderla. Ha habido momentos en que no he coincidido, como músico, con el criterio de Aleybis, pero me he tenido que supeditar, por un problema ético y de respeto a la directora, que es mi esposa además.

 

Aleybis, como directora de Euterpe estás trabajando  con creadores, personas que tienen un dominio de la música. ¿Te resulta difícil que todo funcione como un todo único? Lo digo porque Euterpe tiene catorce cantores.

 

Solamente el hecho de dirigir algo es ya una responsabilidad y es muy difícil. Hay siempre quien tiene su criterio y no resiste supeditarlo al del director, a mi concepción estética de una obra. Hay que tener mucha paciencia y deseo de trabajar para dirigir un coro. Yo me entrego mucho, a cada situación, a cada cantor y a veces es muy difícil trabajar  también porque lo haces con profesionales, con fuertes individualidades, que conocen su oficio... Yo, que soy una persona sobre lo flemático, he tenido que imponerme en ocasiones, claro, sin dejar de escuchar a los demás.

 

¿Y cómo ha sido dirigir a Argibaldo, que, además, es tu esposo?

 

Yo eso lo tengo bien definido. Antes de mi relación con ella yo fluía de lo mejor en el coro. Luego, sin darme cuenta, por un tiempo empezó a aparecer el ego del músico y tenía entonces que llamarme a mi mismo y decirme, es tu pareja, pero es la directora del coro. Era una lucha, por momentos, entre el músico y el esposo. Pero me dejaba fluir, me dejo, y entonces volvía, vuelve,  todo a la normalidad.

 

Argibaldo es de los menos impulsivos, de los menos aferrados cuando se trata  de compartir criterios musicales en Euterpe.

 

Catorce cantores son en Euterpe, de ellos ocho mujeres y seis hombres. ¿Es que al sexo femenino se le da más fácil el canto coral?

 

No es que sea más fácil. Yo creo que la mujer es un poquito más entregada, en el sentido de la consagración, de no fumar, no beber licores, no trasnochar. Pero los cantores de Euterpe todos somos una familia, nos queremos mucho. Incluso, los que ya no están ni siquiera en la provincia, cuando regresan nos visitan y se preocupan por Euterpe. Lo que sucede también es que en Las Tunas hay menos hombres interesados en el canto coral.

 

Si hay una cosa que ha marcado a Euterpe es, sin dudas, la poesía. En su repertorio aparecen textos de los cubanos Nicolás Guillén, Juan Cristóbal Nápoles Fajardo, El Cucalambé y José Martí, del español Federico García Lorca y del uruguayo Mario Benedetti... ¿Es que la poesía posibilita el arreglo musical para el canto coral?

 

Sí, la poesía lo posibilita muy bien. En los inicios del siglo veinte lo coral en Cuba sólo se dedicaba a la música tradicional cubana. Hacia finales de la segunda mitad de este siglo, se  busca una mayor complejidad a  través de la poesía, en los poetas más contemporáneos de esos tiempos. Euterpe siguió esos pasos, no se centralizó sólo en la música tradicional. Por suerte hubo autores que trabajaron esta línea, como Beatriz Corona, Guido López Gavilán, Electo Silva. De los poetas de Las Tunas no tenemos nada montado, porque no hay compositores aquí para la música coral, aunque sobre ello Euterpe quiere  empezar   a trabajar ya.

 

Argibaldo tiene una pasión secreta, que hoy  develo aquí. Este amigo es un apasionado de la poesía, la lee y  hasta la escribe, aunque muy escondido, y nunca ha querido mostrarlas.

 

La poesía es mi pasión, digamos, empírica, en la propia esencia de mi persona. Yo pienso, por lo general, poéticamente. Yo me conduzco en la vida, pienso, actúo lo más que puedo desde el punto de vista poético,  y por naturaleza. Soy así desde niño, fui creciendo en ese, para mí, mundo bello de la poesía, de la literatura, además de la música. En mi se fusiona todo eso y me dejo llevar, me dejo fluir en la poesía, aunque pienso no sea mi fuerte para exteriorizarlo ante un público.

P.-S.

ESTA ENTREVISTA FUE REALIZADA PARA LA REVISTA CULTURAL LA TERTULIA, TRANSMITIDA PARA LA TELEVISION TERRITORIAL DE LAS TUNAS, CUBA, TUNAS VISION, EL LUNES 7 DE AGOSTO DE 2006, BAJO LA CONDUCCIÓN DE JULIO GOMEZ MOLINET, Y EL GUION Y LA DIRECCION DE CARLOS TELLEZ ESPINO.

Este artículo tiene © del autor.

1094

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 MUNDO CULTURAL HISPANO

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 18

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3332375 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 622 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0