Portada del sitio > LITERATURA > Artículos literarios > GÉNESIS
Grabar en formato PDF Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

GÉNESIS

A 10 años del Poemario Cosmogónico de Víctor Arévalo Jordán (2da. Edición)

Adrián N. Escudero

ARGENTINA



En el umbral de los diez años de la segunda aparición del luminoso Poemario Cosmogónico “GÉNESIS”, de Víctor Hugo Arévalo Jordán (Santa Fe-Argentina), vayan a modo de atento recordatorio las reflexiones invocadas oportunamente por el Espíritu de la Palabra, para comentar -en urgida sinopsis- los lineamientos formalizados a modo de prefacio (T.a.: Setiembre 2006) para su segunda edición de 1996. En colaboración para MUNDO CULTURAL HISPANO - Magazin virtualCírculo Literario del Ateneo de Alicante, España - Director: Denis Roland Jurado) - Portal (http://www.mundoculturalhispano.com/spip/.-)

GÉNESIS - Prefacio

En la primera edición del presente trabajo de VÍCTOR HUGO ARÉVALO JORDÁN, realizada en 1989 bajo el auspicio de la ASOCIACIÓN CULTURAL SANTA FE “MAYA”, su prologuista, María Isabel J. Copes, señalaba en “GÉNESIS” la presencia de “un nuevo Poema de la Creación: en parte síntesis de todas las Cosmogonías”, como “resultado del conocimiento intelectual y de la compenetración emocional con los valores de las tradiciones más antiguas y arraigadas, de los pueblos que han dado la matriz de las actuales culturas”; coronando, en consecuencia, una suerte de “universalismo de nuevo cuño, en el que la Cosmogonía de las Ciencias adquiere una nueva dimensión existencial, transformándose ella misma en un nuevo Mito de Creación, en el que anida también la Destrucción, como en todos los Mitos Fundacionales de las Antiguas Civilizaciones, como un Moderno Mito Fundacional de nuestra actual Civilización”.

Tras la acertada visión de Copes, aparece dificultosa la tarea de concretar -en palabras preliminares- la bienvenida a esta segunda “reproducción” de “GÉNESIS”. Conscientes de ello, acudimos al acervo de nuestro propio cuño católico para contribuir, modestamente por cierto, a la riqueza interpretativa -por momentos insondable- de la obra de ARÉVALO JORDAN, nutrida de anhelantes interrogaciones que sólo pueden desvelar a quien, buscándose en la plenitud del Universo, se descubre Hombre. Mas no como siempre carnadura existencial, sino como proyecto trascendente del Ser espiritual que lo posesa y lo religa a su inefable Misterio: la Vida.

Ser de Todos los Hombres y Yosoy de la Eternidad, que “Dijo que todo sea / (y) nuevas formas perdidas nacieron / creadas según su fin, dijo que fue, / que es, / que será, / hablo de alturas y abismos, / esferas del bien y del amor, / y no fue posible verlo” (poema 7,versículo 27).

Y de la inmesa reflexión que conlleva aquella Cosmogonía de lo Creado, elegimos algo que, primordial a la Muerte como contraluz del mencionado Misterio-Vida, nos ha preocupado siempre y tanto como a ARÉVALO JORDAN inquieta: esto es, la pérdida del Paraíso sobreviniente a la acción de ese “alguien inquietamente escondido en la negrura infinita del Universo / (que) escuchó, / y vio la Creación, / (como) testigo asombrado, aterrorizado, humillado, / (que) vio el círculo inmenso, espléndido, / que descansa sobre sí mismo, / (como un) esplendor que ciega, inconcebible” (p.28). Y que en su infinito desatino nos introdujo fuera del horizonte del Eterno Pensamiento, para arrumbarnos en el “espejo, ilusión Universal, / donde se refleja la Creación”: Tierra de Pruebas donde “se ve que nosotros no somos sino que que / todo estaba dispuesto para que podamos ser” (p.9,v.31).

Sin duda, que otro habría sido el Plan de la Jerarquía (p.9,v.30) o de Ormuz-Ahrimán, o de Pachamac-Pachamama, o Amterasu-Tsukino Kani para nosotros, porque “El origen de los Vaciados criados, fue uno solo” (p.36, v.136-137-139): no obstante, y producto de aquel cruento desatino angelical, la dulce Cosmogonía de la explosión de amor del “Dios Incógnito” (p.29,v.97), se trastoca en COSMO-AGONÍA modelada a la derrotada imagen y semejanza de ese alguien cruel que, en su despecho, abre la ventana de los cielos, y deja pasar el Tiempo (1) para que todo suceda como la historia lo cuenta.

Sí, “Alguien buscó el pecado en la noche”, y “La noche golpeó al nostágico ocaso”. Y “Entró el veneno en la simiente / y bajaron los pies alados / por las gradas de la infelicidad” (p.41, v.150-151). Y “El Vocinglero del tiempo lloró” (p.29, v.97) y “Nos tocó morir sin ser hora” (p.32, v.112), y fueron “Entregadas las esperanzas al delirio” (p.44,v.159). “Nació entonces el maligno sorprendido / en los tiempos no muertos, / oscuros tiempos / adormecidos en el vientre eterno / de las eternidades / cuando El Gran Tiempo dormía, / en el seno de la Gran Madre Ley”.

Todos los planos y la hondura poética de esta obra medulosa, pero diáfana, aún desde la hermenéutica de sus símbolos míticos, que afirma: “He aquí que el universo es la gran poesía del verbo conjugado, no declamado aún”, queda plasmada finalmente en un verso del inquietante poema 51 (v. 190), que dice: “¡Ay! Yo vine... no sé cómo pero vine, / sólo vi el sendero errado por las estrellas, / y vine”.

Al saludar pues este sustancioso rebrote Arevaliano, no puedo sino agradecer -como desterrado habitante del Edén-, el haberme permitido reflexionar con él y bajo el demiúrgico consuelo de la Palabra, acerca de mi propio derrotero como hombre, junto a “mis sandalias para el camino / con mis nostalgias, mi oscuridad, / mi presente, mi pensamiento; / (porque) no vine solo; / (aunque) hasta cuándo mi camino, / hasta dónde / no lo sé” (p. 51, v. 193).-

ADRIÁN N. ESCUDERO - Santa Fe (Argentina), Noviembre de 1996 (Ta.:Setiembre 2006).

Sobre el tema del Tiempo, el articulista escribió en 1995 y como parte de un conjunto de cuentos denominado “APOCALIPSIS BANG (Las siete Parábolas de la In-Creación), el microrrelato titulado:

SEGUNDO DÍA: Parábola del Destierro o Cuestión de Tiempo (Gén. 3,19)

A César Actis Brú

Creemos que fue S-Tan quien abrió la ventana y dejó escapar al tiempo. Fue aviesa traición. Los sellos se desataron como látigos mientras el tiempo se escurría como una masa incontenible de energía difusa y multidimensional...

Quiso vengarse, tal vez, de nuestras fanfarronas existencias, de nuestros rostros elásticos y sonrientes, primicias de lo eterno e inasible para él.

Detrás de su reja de vejez inexorable, a pesar de haberlo logrado, pudo más la envidia de lo inalcanzable que el orgullo (¿la alegría?) de lo creado. Mal dios, este Tan.

Qué lástima. Las horas -que no conocíamos- son ahora como un ácido voraz que corroe las entrañas y, a espasmódicos movimientos nos transforma en otros Tan, viejos y cansados, sin la esperanza de la infinitud que, artificialmente, él infundiera algún día en nuestras vidas...

Y cuando el fermento de los alimentos ingeridos en la alquimia de una desaparecida juventud, se libere, espontánea y grosera de nuestros cuerpos, el corazón dirá ¡basta!, y estaremos muertos.

Y nadie volverá o podrá encerrar otra vez al tiempo en este mundo.

Nosotros, desterrados habitantes del Edén, lo suscribimos...

ADRIÁN N. ESCUDERO - Santa Fe (Argentina), 21-09-95.
Editado en la Antología “Mesa de Cuentistas” - Asociación Santafesina de Escritores (ASDE) y la Subsecretaría de Cultura de la Provincia de Santa Fe (Argentina) - Enero 1996 y dedicado a Edgardo A. Pesante, in memoriam. Pág. 67/68.
Mención de Honor en el Certamen Literario Internacional “44º Aniversario del Club de Leones de Buenos Aires” (Asociación Internacional de Clubes de Leones Distrito “O-4” - Argentina). Declarado de Interés Cultural por la Secretaría de Cultura de la Nación y auspiciados por la Gobernación del Distrito “O-4”, Secretaría de Cultura del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Embajada de España y Organización de los Estados Americanos (OEA) - Octubre de 1999.
Editado en el Tomo III de la Antología “Cuentistas Argentinos de Fin de Siglo” (Editorial Vinciguerra SRL) - Buenos Aires, Noviembre 1999. Pág. 76.-

P.-S.

ADRIAN N. ESCUDERO - Santa Fe (Argentina). Breviario curricular: Nacido en SANTA FE (ARGENTINA) (1951) - Autor de los libros de cuentos editados: “LOS ULTIMOS DIAS” (1977); “BREVE SINFONIA Y OTROS CUENTOS” (1990) y “Doctor de Mundos I - EL SILLON DE LOS SUEÑOS” (2000); continuado en saga con “Doctor de Mundos II - VISIONES EXTRAÑAS” (Inédito, 2005-2006) y “Doctor de Mundos III” - LOS ESPACIALES (2005, en desarrollo); así como, entre otros, de los libros de cuentos inéditos: “NOSTALGIAS DEL FUTURO” - Antología Fantástica (Ficción científica) (La Botica del Autor, 2005); “MUNDOS PARALELOS y Otros Cuentos para un Semáforo” - Colección de Realismo Mágico (La Botica del Autor, 2004-2006, en desarrollo); “DESDE EL UMBRAL - Terrores Cotidianos y de los otros” - Colección de Horror (La Botica del Autor, 2005-2006, en desarrollo); LA TORRE DE LOS SUEÑOS (Y LOS SUEÑOS DE LA TORRE) (La Botica del Autor, 2005, en desarrollo), y “EL EMPERADOR HA MUERTO y Otros Relatos” - Colección de Realismo Mágico (La Botica del Autor, 2005, en desarrollo); todo sobre relatos inscriptos bajo registro en la Dirección Nacional del Derecho de Autor (Ministerio de Justicia y Culto de la Nación). Domicilio particular: Obispo Gelabert 3073 - (3000) Santa Fe (Argentina) - Te.: (0342) 455-4811 - E.mails: adrianesc@fibertel.com.ar y adrianesc@hotmail.com.-

Este artículo tiene © del autor.

397

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 Mundo Cultural Hispano

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 10

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3386506 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 492 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0