Portada del sitio > LITERATURA > Artículos literarios > GARPE Y YO
Grabar en formato PDF Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

GARPE Y YO

César Rubio Aracil

España



 

     Si el arte de vivir consiste en ordenar el colorido de la existencia, Garpe es un artista consumado. No sólo porque nuestro amigo domine la variedad cromática, sino también por el rasgo característico de sus pinceladas, siempre atentas a la captación de los matices vitales. Pero no creamos que pretendo hacer una fácil apología de sus virtudes pictóricas ni, menos aún, desplegar con mis palabras los valores afectivos que me unen a su persona a través de la amistad. Garpe, alopécico afortunado (luego diré por qué), merece mayor consideración. Un hombre como él, rechoncho pero entrañable, capaz de sacarles la lengua a los ángeles rubios y de reconciliarse con sus demonios, insisto, se hace acreedor de un trato especial, y a ello voy a dedicar mi atención.

     Conocí a Manolo (Garpe para los amigos) hace un par de años, poco más o menos. Me fue presentado como pintor, y en su mirada franca pude atisbar a modo de un flash melancólico: fina tristeza enmarcada en un espacio de sutiles percepciones. O tal vez sucedió que aquel día no supe distinguir entre sus sentimientos y los míos. En cualquier caso, dicho encuentro supuso para mí un hallazgo de alto valor humano. Luego, poco a poco, suspendidos de las hebras poéticas y de los filamentos pictóricos, entre güisqui y oníricas percepciones, fuimos hilvanando nuestro futuro amistoso que, en ocasiones, celebramos con la variedad gastronómica de su experiencia culinaria. ¿Acaso -nos preguntamos a veces- un buen arroz con pata carece de la gelatina poética, necesaria para que el beso se adhiera a la más almibarada expresión anímica? ¡Claro que no! Porque todo en esta vida, desde el azul mediterráneo hasta la culminación del arroz a banda, tiene el valor artístico que cada sensibilidad pueda ofrecer a la variedad manifestada. Por eso Garpe y yo, cuando nos embriagamos de “golfería”, sabemos que más allá de la palabra y del trazo sobre el lienzo late el ánima mundi de nuestras alegrías. Y cuando, entre sorbo y sorbo (de café o de Calisay) admiramos un hermoso desnudo, le hacemos una pedorreta a la moralina y aplaudimos al coño enmarcado de arabescos.

      Garpe, ya digo, sabe pintar la vida a la manera bohemia, y utiliza sus acuarelas con la sabiduría de un hindú enclaustrado en su caverna solitaria. ¿Qué mejor pintura que la expresión pagana, cuyos pigmentos restablecen el orden cromático, hoy adulterado por la vanidad y la ambición crematística? ¿Para qué necesita Manolo el dinero, si su calva recibe más besos que la Virgen de la Pata al Hombro? ¡Ya quisiera yo tener menos pelo y más libertad! Como la de él, que sabe amar a Kenya con la inocencia del niño y guardar en su memoria, eternamente juvenil, el recuerdo de la ternura. ¡Ya quisiera yo ser impronta de unos labios caribeños! Sin lujuriosas remembranzas, con la plenitud de la caricia impresa en su divinizado cráneo. Humano, siempre redentor de humillaciones y calvarios, nuestro entrañable monfortino, que guarda la melancolía en el fondo de sus arcanos, se nos muestra alegre para que sepamos arrancar de la vida un suspiro de satisfacción. Así su nieto, a quien adora por algo más que amor, debe saber que su abuelo, lírico y sentimental, complaciente y obsequioso, no sólo sabe dar color a la existencia, sino también abrir surco en el pedregal.

César.

P.-S.

Manuel García Pérez "Garpe" es uno de los más representativos y talentosos acuarelista de la escuela alicantina contemporánea.

info portfolio

IMG/garpe_puro.jpg

Este artículo tiene © del autor.

470

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 MUNDO CULTURAL HISPANO

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 6

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3313470 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 762 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0