Portada del sitio > LITERATURA > Poesía > EL MAGNOLIO
Grabar en formato PDF Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

Esta vez me quede esperando la aurora,

por primera vez, en mucho tiempo, sentí

el frío de la mañana.

 

Sentado, bajo el magnolio, fui recordando

colores olvidados, aromas perdidos, formas

y volúmenes arrinconados.

 

 Volví a sentir como la ciudad se despertaba

y noté , más fuerte, el frío de la mañana.

 

Los pájaros llenaban el cielo con sus trinos.

Las fuentes cantaban en las plazas.

Se olía a pan recién hecho, a leche caliente,

a calles mojadas.

                  (Risas de niños, suspiros,

                   miradas perdidas, guiños,

                   luces olvidadas)

Seguí sentado, viviendo y muriendo

en cada segundo, recreándome, gozando

con cada color, con cada sombra recuperada.

  ¡ Que fría es la mañana!

Un pétalo de magnolia vino a cubrir mi mirada.

El sol dejó de ser luna.

Sentí tu mano caliente.

¡Que fría es la mañana!

                       En Baza a 12 de noviembre del 2001

Este artículo tiene © del autor.

271

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 MUNDO CULTURAL HISPANO

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 23

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3315576 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 761 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0