Portada del sitio > ESCRITORES CASTELLANO-MANCHEGOS Y DE LA MEDITERRANÍA > LA VENTANA DEL DOMINGO > ALEGRÍA DE VIVIR
{id_article} Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

ALEGRÍA DE VIVIR

Pedro Fuentes-Guío

España



Me gustaría hacerte reflexionar, a ti que te mueves como un mediopensionista de la vida, sobre la posibilidad que tenemos, unos más que otros, de estar muertos sin saberlo. Morirse no es un problema, pues es algo inevitable, y lo inevitable no debe darnos quebraderos de cabeza, lo problemático es vivir sin vivir, vegetar, vivir como un muerto. Mirémosnos al espejo cada mañana, pero no para comprobar si estamos bien peinados, sino para cerciorarnos de que estamos vivos, de que no somos un cadáver al que mantiene en pie la dudosa luz del día. Y si no tienes fuerzas para enfrentarte a la mirada del espejo, escucha la voz de Camilo José Cela, que te dice: "Apaga la luz para poder seguir diciendo que no a todo, nada hay tan espantoso como un cadáver iluminado, a lo mejor llevas ya muerto mucho tiempo y no lo sabes".

Ríete del espejo, coño, tú ríete de la muerte, de ti mismo, de la vida, que es un rollito de tiempo a medio pelar. No seas pendejo, desnutrido y miserable contigo mismo, ríete del sol, de la luna y las estrellas, y sobre todo de los demás, esos insensatos que no saben lo que hacen. Coge las palabras de Cela, o algunas de las dichas por los muchos humoristas que en el mundo han sido, que son variopintas y nutrientes, y hazte con ellas un sombrero de terciopelo y luna.

Bajo ese sombrero, al abrigo de penas, sinsabores y putadas, a las que hay que desterrar a puntapiés, aprende a volar, libre como una libélula; a soñar como un optimista redomado; a ser feliz, a no perder jamás la alegría, por muchos escozores que te aquejen, ya sean propios o regalados, pues la vida eres tú. Sí, tú, que seguramente ignoras que tienes un inmenso caudal de alegría en las entretelas de tu hondón más íntimo, que no lo has descubierto porque eres un podenco de la reflexión; o quizá sí lo has decubierto, pero prefieres tenerlo sepultado, oculto bajo las entretelas de un gesto adusto, falso e hipocritón.

Si no destapas el frasco de tus esencias de alegría, las echas a volar, las hueles, las das a oler, las masticas, las saboreas, te emborrachas de sonrisas y de sentido del hurgar, será porque, en lugar de un vividor, eres un gilipollas integral, un resabiado pendejo que no sabe ver el lado bello de la vida, y ni Cela te lo perdonará desde su infierno o su gloria, ni yo tampoco. Has de saber, enigma que se mira al espejo triste con deleite, que lo mismo las palabras de Cela como las mías tienen su jugo, sórbetelo; tienen su luz, ilumínate; tienen su gracia, encuéntrala, y ríete, coño, ríete de tu sombra, que intenta hacerte perder el paso, y hasta subírsete a los hombros, y olvida la negrura del último eclipse de sol. Amen.

 

 

Este artículo tiene © del autor.

318

Comentar este artículo

   © 2003- 2018 Mundo Cultural Hispano

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 7

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3643680 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 470 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0