Portada del sitio > ENTREVISTAS > Yo soy periodista a tiempo completo
{id_article} Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

Yo soy periodista a tiempo completo

Carlos Téllez Espino

Cuba



Para escribir necesito ciertas condiciones, principalmente tranquilidad. Por eso me gusta hacerlo en la alta noche, cuando en casa todos duermen y no corro el riesgo de que me molesten. Demoro una barbaridad en sentarme a la máquina y busco constantemente pretextos para no hacerlo. Es que la cuartilla en blanco impresiona, ¿sabes? Pero cuando por fin me siento y me meto de lleno en el tema, me entrego en cuerpo y alma.

Y ese cuerpo y alma se trashuman en las líneas que escribe. Quien lee al periodista Juan Morales Agüero en cualquier medio para el que colabora, siente que no lo están engañando, aun cuando no se este de acuerdo con lo que se esta leyendo. Porque Juan Morales es, también, un hombre noble, consecuente consigo mismo, un singular que se pluraliza en cada lector, a tiempo completo.

 

Has dicho que el periodismo es un rompecabezas, pero también que es el mejor oficio del mundo... ¿Como concilias esta aparente contradicción?

"El mejor oficio del mundo", tal y como dijo alguna vez Gabriel García Márquez. Una manera de expresar públicamente sentimientos y puntos de vista. El periodismo es una suerte de rompecabezas, donde quien lo ejerce toma fragmentos de la realidad para armar después un material a tono con lo que sus destinatarios esperan siempre de una noticia, es decir, objetividad, precisión criterio y veracidad. Si el texto resultante carece de tales ingredientes, entonces no es periodismo.

Se trata también de una profesión que exige seriedad, consagración y profesionalidad, porque, como el periodismo suele generar líderes de opinión con acceso a grandes masas, un reportaje puede igualmente provocar confusión o claridad en la medida en que esté mal o bien concebido o enfocado.

Algunos han llamado al periodismo "el cuarto poder", por su capacidad de movilizar e identificar a sus receptores en torno a una idea. Yo creo que, en efecto, es un arma poderosa. Pero, arma al fin, hay que manejarla con mucho cuidado para que no se dispare sin ton ni son en la primera escaramuza.

Trabajas todos los medios: la radio, la TV, la prensa escrita, la prensa digital. ¿Cuál es el preferido?

En efecto, he colaborado en todos, principalmente durante los últimos años. Cada uno de ellos tiene su encanto y su mística, pero debo reconocer que continúo enamorado como el primer día de la prensa escrita, porque se empalma de maravillas con mi temperamento de persona puntillosa y perfeccionista, siempre en busca de la palabra más exacta, clara, precisa y expresiva a la hora de esbozar una idea concreta sobre la cuartilla en blanco, algo difícil de intentar en el resto de los medios por la inmediatez que los caracteriza.

En un semanario, por ejemplo, puedes tomarte cinco días para escribir un reportaje de una página. Durante ese tiempo puedes buscar elementos nuevos, entrevistar a protagonistas, insertar tablas estadísticas, pulir el discurso... Pero en el reporterismo televisivo o radial tal lujo es a veces quimérico, aunque, excepcionalmente, se le pueda encargar a alguien un trabajo con ese corte. Claro, la agilidad es algo consustancial a la prensa, con independencia de su naturaleza. No olvides que el periodismo es literatura bajo presión. O prosa de prisa, como dijo Guillén.

Ya te digo, en mi opinión, la prensa plana ofrece a sus ejecutores la posibilidad de disfrutar más. Tal vez sea un defecto de fábrica en mi formación profesional, pero yo necesito tiempo para escribir. Concibo al periodismo como una carrera de largo aliento, no como un torneo de velocidad. En esto se puede aplicar la enseñanza de un viejo refrán: "vísteme despacio, que estoy de prisa". Suelo desconfiar de quienes escriben a ritmo supersónico, porque dejan muchas cosas en el tintero.

¿Son los temas los que te obligan a escribirlos desde un género específico, o decides tú el género?

Siempre he pensado que cualquier género es susceptible de emplearse en cualquier tema. Desde luego, a partir de sus dimensiones informativas y de su trascendencia social. Hay temas que solo ameritan una nota de 20 líneas, y eso el periodista experimentado lo percibe enseguida. Pero otros piden a gritos un reportaje, o un comentario, o una crónica, o una entrevista... Si no se toma en cuenta esto, el receptor suele decir enseguida: "Caramba, pero aquí faltan elementos, me he quedado con los deseos de conocer otros detalles". En el periodismo es peligroso quedarse corto. Aunque tampoco conviene elevar demasiado la varilla. No hay tema para un género ni género para un tema. Son las singularidades del hecho mismo las que compulsa a emplear determinada técnica de redacción.

Te pongo un ejemplo: un ciclón. Lo primero que se publica es una nota informativa. En ella el periodista hace pública la inminencia del ataque de ese fenómeno atmosférico. Luego entrevista al jefe de la Defensa Civil en la provincia para conocer las medidas que se adoptan para atenuar los daños. En otra edición puede que escriba un artículo con datos y detalles acerca de otros ciclones que nos han afectado en igual época del año. Después escribiría un reportaje en algún lugar golpeado seriamente por las ráfagas. Y hasta podría concebir una crónica basada en la solidaridad y el altruismo de una mujer que compartió su leche de pecho con un recién nacido ajeno en medio de la ventisca. Como vez, un mismo tema se puede tratar con varios géneros diferentes. Hay de parte y parte.

¿Qué no se puede permitir un periodista?

Lo primero que no debe permitirse es mentir. Eso los lectores no lo perdonan. Una sola mentira impedirá después que se crean mil verdades. Equivocarse es diferente, porque la comunicación humana es una eterna puerta abierta al equívoco. Es decir, me equivoco y rectifico. Ahora, mentir tiene otra connotación. La mejor pluma puede desacreditarse en un abrir y cerrar de ojos con solo deslizar una mentira en su artículo. Ciertos periodistas pecan a veces de idealistas, y se empecinan en creer que las cosas no son como son en la realidad, sino como ellos quisieran que fueran y ahí mismo pierden el sentido de la perspectiva. Otro peligro es la desproporción. No se debe calificar de extraordinario lo ordinario. Un cantante que recién comienza no es un maestro, y a veces, en un exceso de euforia, le endilgamos ese rango que, evidentemente, todavía no es el de su talla. De igual manera, la asistencia de cien personas a un acto público no constituye una concentración multitudinaria. Sí, solemos caer en ese tipo de desproporciones. Y en otras muchas, claro. En sentido general, Carlos, el periodista debe ser objetivo, pero sobre todo veraz. Ah, y no imponer criterios, sino facilitar elementos para que quien lo lee llegue a sus propias conclusiones, como dice un colega de la tele. La ética es harina de otro costal. Violarla en esta profesión es renunciar a su esencia misma.

¿Cómo empezó Postales Tuneras??

Postales Tuneras vió la luz en un espacio de siete líneas en la sección Variedades, que escribí durante ocho años en el periódico 26. Con el transcurso del tiempo, comenzaron a desbordar su cauce, y entonces alcanzaron dimensiones de reportajes en las páginas de Juventud Rebelde. Luego irrumpieron en la televisión, cesaron por un tiempo y ahora están nuevamente en la pequeña pantalla. A mí me fascinan esos temas que tienen que ver con la historia curiosa de la ciudad. Y a la gente también, te lo aseguro. Los periodistas andamos a veces tan ocupados con el presente que nos olvidamos del pasado. Eso no es justo. ¿A qué tunero no le interesa conocer cómo se construyó su parque principal? ¿O pinceladas biográficas de sus principales personajes? ¿O cuándo llegaron a su territorio los grandes inventos del pasado siglo? Esas preferencias deben ser tenidas en cuenta a la hora de concebir una publicación o una programación, porque le aportan frescura y equilibrio a sus espacios. Postales..., realmente, nació con el propósito de rescatar de los archivos facetas olvidadas del devenir de una ciudad que ya tiene 210 años de fundada. Yo disfruto una enormidad cuando me pongo a concebirlas. Y tengo una satisfacción adicional: la colaboración sistemática de la gente. Gracias a eso nunca me falta material. Olvidaba decirte que hace un par de años reuní un grupo de esos trabajos y se lo entregué a la editorial Sanlope, que lo publicó en un libro con ese mismo nombre: Postales Tuneras. La edición se agotó en menos de una semana. Eso demuestra la aceptación que tienen esos temas en el pueblo.

Con el tiempo el ser humano se va especializando, porque el mundo del conocimiento y de la creación es muy abarcador, imposible de atraparlo en una sola vida. ¿Es la crónica entonces el género por excelencia de Juan Morales?

Interesante pregunta. Mira, yo leo periódicos desde que era un niño. Y siempre sentí un especial interés por ciertos tipos de materiales que, en mi opinión, estaban escritos de una manera diferente a los demás. Decía para mí: "Caramba, que lindo está esto". Y los recortaba para mi archivo. Todavía conservo unos cuantos de esos recortes salidos de la pluma de Víctor Joaquín Ortega, un excelente periodista deportivo que por entonces escribía en Juventud Rebelde una sección llamada Momentos. Y a propósito de Víctor Joaquín, tuve la dicha de conocerlo personalmente en las sesiones del último congreso de la UPEC y le conté de aquel interés mío por sus trabajos. ¿Quién me lo iba a decir? Pero bueno, yo no había hojeado jamás un manual de periodismo. Sin embargo, algo me decía que aquella forma de redactar era lo máximo. Lo confirmé cuando comencé a estudiar la carrera en la Universidad. Resultó que esos materiales que mi paladar de lector habían magnificado tanto se llamaban... ¡crónicas! Mejores o peores, he escrito muchas sobre los más diversos asuntos durante mis años de ejercicio profesional. Y te voy a hablar con franqueza: ¡ese género me encanta! Posee unas potencialidades expresivas que lindan con lo increíble. Aunque tiene sus peligros, pues, si te dejas arrastrar por las emociones, puedes fácilmente caer en la cursilería. Y otra cosa importante: la crónica convierte al periodismo en algo más que información, porque no muere al día siguiente. Ahí están para demostrarlo las de García Márquez, tan actuales como cuando salieron del rodillo de su máquina hace 30 años. Mi mayor satisfacción dentro del periodismo me la acaba de dar una crónica que escribí sobre mis pequeñas hijas hace cuestión de unos pocos meses: el Primer Premio en el Concurso Nacional de Crónicas.

¿Qué temas te faltan por escribir y en que géneros serian?

En mi computadora tengo una carpeta que se llama Trabajos en Proyecto. Contiene más de cien temas diferentes y casi no pasa un día sin que agregue uno nuevo. Me motivan todos, independientemente de su perfil. Solo les exijo que sean interesantes y que aporten algo nuevo a quien me haga el honor de leerlos cuando se publiquen. Yo soy periodista a tiempo completo, es decir, aunque esté de vacaciones no permito que un buen tema pase de largo sin que intente atraparlo.

Cuando me enamoro de un tema, trato de conocerlo a fondo. Ahora dispongo de Internet, donde está, como decía Martí, "desde la nube hasta el microbio". Pero desde hace muuuuuuchos años me cree en mi casa mi propia Internet: varias cajas de zapatos repletas de recortes de periódicos y de revistas sobre los más heterogéneos asuntos, todos bien clasificados y organizados. En ese singularísimo archivo encuentro a veces lo que la red de redes me niega.

Tengo tantas temáticas sobre las cuales me gustaría escribir en algún momento que a veces me estreso al revisarlas. La mayoría aguarda pacientemente en una "cola" para ser tenida en cuenta cuando el tiempo me lo permita. ¿Géneros? Bueno, puedes estar convencido de que la crónica será nuevamente llamada a filas. Y tal vez varias entrevistas de personalidad, que también me apasionan, porque permiten hurgar en el mundo interior del entrevistado hasta extraer de allí toda la información que necesitan los lectores sobre sus ídolos favoritos.

Yo me inicié en el periodismo por mi afición por los deportes, específicamente por el fútbol. Le cerré mis fronteras a otros sectores y durante años fui ortodoxamente monotemático. Pero hoy te digo que ya el tema deportivo no me interesa tanto como en aquella época, aunque lo aborde alguna que otra vez. Ahora me cautivan los asuntos culturales, históricos, costumbristas, profesionales, en fin... La vida es así, amigo, dialécticamente imprevisible. No se le puede atajar.

¿Nunca has intentando, ni secretamente, hacer literatura?

Je je je... Bueno, sí, secretamente sí. Tengo guardados dentro de una vieja maleta varios cuentos, que es el género literario que más aprecio y disfruto después de la novela. Los escribí durante diferentes etapas de mi vida. Algunos tienen más de 30 años, ¿qué te parece? Nunca se los he mostrado a nadie y no sé si algún día lo haré. ¡Cuestión de pudor! Esos cuentos son el resultado de leer tanto a buenos cuentistas, sobre todo a Onelio Jorge Cardoso y a Guy de Maupassant.

En mi librero tengo a otros autores que también me marcaron, como Horacio Quiroga y Antón Chejov, por ejemplo. Mira, cuando yo tenía 20 años de edad ya me había leído a casi todos los clásicos: Zola, Víctor Hugo, Balzac, Joyce, Cervantes, Shakespeare... Leía como un desenfreno rallano en la locura. Antes habían pasado por mis manos centenares de novelistas del oeste y todo lo de Verne, Salgari, Dumas, Stevenson... También alguna poesía, aunque no tanta. Yo creo que esas lecturas me compulsaron en algún momento a intentar hacer pininos literarios, lo cual no pasó de ahí. Eso sí, el hábito de lectura lo tengo cada día más solidificado. Es una adicción crónica de la cual me sentiré siempre sumamente orgulloso

Pero te diré algo: me parece que el buen periodismo es también literatura legítima. El periodismo es la literatura de la cotidianidad. Con la diferencia de que su punto de partida está en la realidad, no de la ficción. Y mira, un excelente periodista y escritor norteamericano, Truman Capote, escribió una novela magnífica titulada A sangre fría a partir de un hecho noticioso real. No tuvo que ir a la ficción para escribir su historia, signada desde principio a fin por la técnica de la novela. Entonces, ¿no crees que el buen periodismo es también buena literatura?

P.-S.

Currículo de Juan Morales Agüero, Licenciado en Periodismo por la Universidad de Oriente en 1993

1979: Ingresa en el Movimiento de Corresponsales Deportivos Voluntarios en la provincia de Las Tunas.

1981: Obtiene el Primer Expediente en el VI Curso Nacional para reporteros del Semanario Deportivo LPV, en Santiago de Cuba.

1982: Obtiene el Primer Premio en Reportaje en el Concurso Nacional de Corresponsales Deportivos Voluntarios, en Pinar del Río.

1984: Obtiene el Primer Premio en Entrevista en el Concurso Nacional de Corresponsales Deportivos Voluntarios, en Las Tunas.

1984: Obtiene el Primer Premio en Reportaje en el Concurso Nacional de Corresponsales Deportivos Voluntarios, en Las Tunas.

1988: Obtiene el Primer Premio en Artículo en el Concurso Nacional de Corresponsales Deportivos Voluntarios, en Ciudad de La Habana.

1988: Matricula Licenciatura en Periodismo en la Universidad de Oriente, como estímulo a su labor como corresponsal voluntario.

1989: Dirige el último semestre de vida editorial de la revista Mambí, órgano de los estudiantes de la Universidad de Oriente.

1993: Se gradúa como Licenciado en Periodismo en la Universidad de Oriente, con Índice Académico de 4,67.

1993: Comienza su carrera profesional en el semanario tunero 26 en calidad de redactor - reportero de prensa.

1994: Cursa el Postgrado “Imagen corporativa de la prensa provincial”, auspiciado por el Departamento de Periodismo de la Universidad de Oriente.

1994: Alcanza la evaluación de Positivo en la etapa correspondiente según lo estipulado en la Resolución Ministerial 19.

1995: Participa en el Taller Nacional “Efectos negativos del bloqueo norteamericano sobre la prensa cubana”, en Ciudad de La Habana.

1995: Publica Colaboración Periodística en la sección “Crónicas” de la revista capitalina Bohemia.

1995: Alcanza la evaluación de Positivo en la etapa correspondiente según lo establecido en Resolución Ministerial.

1996: Obtiene el Primer Premio en el Concurso Provincial de Periodismo “Ubiquel Arévalo Morales”, en la categoría de Prensa Escrita.

1996: Alcanza la evaluación de Excelente en la etapa correspondiente según lo establecido en Resolución Ministerial.

1996: Comienza a colaborar sistemáticamente en Trabajadores, de quien llega a ser su corresponsal en Las Tunas.

1996: Inicia una Colaboración Periodística con la emisora provincial Radio Victoria.

1997: Alcanza la evaluación de Excelente en la etapa correspondiente según lo establecido en Resolución Ministerial.

1997: La Asamblea Municipal del Poder Popular de Las Tunas le confiere el reconocimiento Premio de la Ciudad en la categoría de Periodismo.

1997: Obtiene el Primer Premio en el concurso de Crónicas con motivo del Bicentenario de la ciudad de Las Tunas.

1997: Seleccionado Vanguardia Nacional del Sindicato de Trabajadores de la Cultura.

1997: Obtiene el Primer Premio en el Concurso Provincial de Periodismo “Ubiquel Arévalo Morales”, en la categoría de Prensa Escrita.

1997: Elegido Miembro de la Presidencia Provincial de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC) y presidente de su delegación de base.

1998: Alcanza la evaluación de Excelente en la etapa correspondiente según lo establecido en Resolución Ministerial.

1998: Ratificada su condición de Vanguardia Nacional del Sindicato de Trabajadores de la Cultura.

1999: Asiste como Invitado al IV Congreso de la Asociación de Médicos del Caribe (AMECA), en su sección de Comunicación Social.

1999: Asiste como Delegado de la provincia de Las Tunas al VII Congreso de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC).

1999: Alcanza la evaluación de Positivo en la etapa correspondiente según lo establecido en Resolución Ministerial.

1999: Cursa Diplomado Internacional en el Instituto Internacional de Periodismo “José Martí”, de Ciudad de La Habana.

1999: Asiste como Invitado a la sesión de clausura del VIII Congreso de la Federación Latinoamericana de Periodistas (FELAP), clausurado por Fidel.

1999: Asiste como Invitado al VI Encuentro Iberoamericano de Periodistas, celebrado en la capital paralelamente a la VI Cumbre Iberoamericana.

1999: Recibe como Estímulo del Comandante en Jefe una computadora personal con todos sus accesorios.

1999: Ratificada su condición de Vanguardia Nacional del Sindicato de Trabajadores de la Cultura.

2000: Participa en la Tribuna Abierta por la libertad del niño Elián González celebrada en la ciudad de Manzanillo.

2000: Publica una crónica en la revista Habanera, editada por el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP).

2000: Designado corresponsal del diario capitalino Juventud Rebelde, órgano donde desarrolla una activa labor profesional.

2000: El Sindicato de los Trabajadores de la Cultura le confiere la categoría de Vanguardia Provincial del sector.

2001: Alcanza la evaluación de Positivo al concluir la etapa correspondiente, según Resolución Ministerial al respecto.

2001: Resulta Nominado por Las Tunas para aspirar al Premio Nacional Anual “Juan Gualberto Gómez” de Prensa Escrita.

2001: Obtiene un Premio en el Festival Provincial de la Prensa Escrita y su sección Variedades obtiene el Premio de la Popularidad.

2001: Participa en el Segundo Festival Nacional de la Prensa Escrita como miembro de la delegación de Las Tunas.

2002: Obtiene el Primer Premio en Prensa Escrita en el Concurso Provincial de Periodismo Ubiquel Arévalo Morales.

2002: Viaja por seis meses a la República de Guatemala en misión de cobertura periodística. Recorre miles de kilómetros entre las montañas y publica más de 60 trabajos en periódicos cubanos y guatemaltecos.

2002: Obtiene un Premio en el Festival Provincial de la Prensa Escrita en la categoría de Reportaje.

2002: Integra el Jurado que evaluó los trabajos del Premio Provincial de Periodismo Escrito de la provincia de Camaguey.

2002: Resulta Nominado por Las Tunas para aspirar al Premio Nacional Anual “Juan Gualberto Gómez” de Prensa Escrita.

2003: El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Cultura le confiere la condición de Vanguardia Nacional.

2003: Forma parte del Jurado en la prueba de aptitud para los estudiantes de duo décimo grado aspirantes a la carrera de Periodismo.

2003: Alcanza la evaluación de Excelente al concluir la etapa correspondiente a 2002, según resolución ministerial al respecto.

2003: Realiza Presentación del título “Noam Chomsky en La Jornada” en la Feria Internacional del Libro de Las Tunas.

2003: Imparte docencia en el Diplomado de Reorientación al Periodismo, en las asignaturas Teoría de la Entrevista y Teoría del Reportaje.

2003: Categorizado con calificación de 5 ante un tribunal docente para desempeñarse como Profesor Adjunto de la Enseñanza Superior.

2003: Realiza Oposición en el Trabajo de Diploma de una estudiante universitaria que se recibió como Licenciada en Periodismo.

2003: Escribe y conduce el programa televisivo Postales Tuneras en el telecentro provincial Tunasvisión.

2003: Escribe y mantiene una sección sobre temas costumbristas tuneros en Tiempo21, la página web de Radio Victoria, la emisora provincial.

2003: Escribe una sección costumbrista sobre historia local en la emisora municipal Radio Manatí, La Voz del Faro.

2003: Elabora y presenta Ponencia en el Primer Encuentro Territorial de Periodismo Digital, celebrado en el mes de Julio en la ciudad de Holguín.

2003: Gana el Gran Premio y los Primeros Premios en Artículo, Reportaje y Crónica en el IV Festival Provincial de la Prensa Escrita.

2003: Obtiene el Primer Premio en Prensa Escrita en el Concurso Provincial de Periodismo Ubiquel Arévalo Morales.

2003: Delegado al V Festival Nacional de la Prensa Escrita celebrado en Ciudad de La Habana.

2003: Profesor Adjunto de la Carrera de Comunicación del Centro Universitario de Las Tunas.

2003: Tutor y consultor de estudiantes del Curso de Reorientación hacia el Periodismo.

2003: Alcanza la evaluación de Positivo en la etapa correspondiente según lo establecido en Resolución Ministerial.

2004: Obtiene Mención en Prensa Digital en el Concurso Provincial de Periodismo Ubiquel Arévalo Morales.

2004: Obtiene Mención en el Segundo Evento Científico de Historia de la Prensa en Las Tunas.

2004: Obtiene el Primer Premio en el Concurso Juan Gualberto Gómez, auspiciado pos la delegación de la UPEC de Puerto Padre.

2004: Obtiene Premio en Periodismo de Investigación en el VI Festival Provincial de la Prensa Escrita.

2004: Alcanza la evaluación de Positivo en la etapa correspondiente según lo establecido en Resolución Ministerial.

2005: Obtiene el Primer Premio en Prensa Escrita en el Concurso Provincial de Periodismo Ubiquel Arévalo Morales.

2005: Obtiene el Primer Premio en Prensa Digital en el Concurso Provincial de Periodismo Ubiquel Arévalo Morales.

2005: La editorial Sanlope, de Las Tunas, le publica el libro Postales Tuneras, el cual se agotó en las librerías en menos de una semana.

2006: Obtiene el Primer Premio en Prensa Escrita en el Concurso Provincial de Periodismo Científico “Maximiliano Curbelo”

2006: Obtiene Mención en Prensa Escrita en el Concurso Provincial de Periodismo Ubiquel Arévalo Morales.

2006: Miembro del Jurado en el Festival de Base del Telecentro TunasVisión, que presidió el realizador Rudy Mora.

2006: Primer Premio en el Concurso Nacional de Crónicas auspiciado por la Unión de Periodistas de Cuba de Cienfuegos.

2006: Obtiene Premio en Prensa Escrita en el concurso de crónicas con motivo de los 210 años de la fundación de la ciudad de Las Tunas.

Este artículo tiene © del autor.

1141

Comentar este artículo

   © 2003- 2018 Mundo Cultural Hispano

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 13

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3656521 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 404 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0