Portada del sitio > TEATRO > Servicio Técnico
Grabar en formato PDF Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

Servicio Técnico

Obra ganadora del I Premio de Teatro Radiofónico de RNE y Obra Social Caja Madrid

Juan Soto Ivars

España



PERSONAJES

Loc 1: Alejandro Ingrisano

Loc 2: Amaya, Pili, Rosa

Loc 3: Clarisa

Loc 4: Elena

Loc 5: Marga

Loc 7: Voz Masculina y Delegado

Loc 8: Robot

(Una conversación telefónica con dos interlocutores. La voz del protagonista, Alejandro Ingrisano, suena limpia. La de las operadoras telefónicas se escucha con el efecto sordina del teléfono. Tono de llamada. Se marcan cinco números, con las características tres notas de las teclas telefónicas)

Robot: Buenos días. Ha contactado usted con el deptartamento de información y servicio técnico de Telenet. Si usted desea realizar una consulta relativa a nuestros servicio de telefonía, pulse uno. Si desea realizar una consulta relativa a nuestros servicio de conexión a internet, pulse dos. Si dese (sonido de la tecla 2) Ha contactado usted con el servicio de información y asistencia técnica para internet de Telenet. En este momento todos nuestros operadores están ocupados. Por favor, permanezca a la espera. (Suena UGO de Mark Mothersbaug y con la música de fondo) Por favor, no cuelgue. En breves momentos nuestros operadores atenderán su llamada. Muchas gracias.

Ingrisano: (A alguien que hay por ahí) Nada tío, me mandan esperar

Amaya: Buenos días, servicio de información de Telenet, le atiende Amaya. Le recuerdo que el precio de la llamada es de tres euros con cincuenta céntimos de euro por minuto. ¿En qué puedo ayudarle?

Ingrisano: Buenos días, mire, queríamos contratar la tarifa Wikiki Jofaine, la de mil millones de megas de banda ancha.

Amaya: Está bien, caballero. ¿Podría facilitarme su nombre para dirigirme a usted con él, si es tan amable?

Ingrisano: (Ruborizado) Claro, sí, perdone. Me llamo Alejandro Ingrisano.

Amaya: Muchas gracias don Alejandro. Había dicho usted que quería contratar nuestros servicios en internet, ¿no es así?

Ingrisano: Sí.

Amaya: ¿Y tiene usted actualmete contratado cualquiera de nuestros servicios de internet?

Ingrisano: Sí, tenemos la tarifa... Pro Cuclimaxi, y la queremos ampliar a la de mil millones de megas.

Amaya: Está bien, señor Ingrisano. Le paso con el servicio de contratación, aguarde unos instantes si es tan amable.

Vuelve a sonar la música de Mothersbaug unos segundos solamente)

Pili: Buenos días, servicio de contratación de Telenet, le atiende Pili. ¿En qué puedo ayudarle?

Ingrisano: Hola, mire, queríamos contratar la tarifa
Wikiki Jofaine esa.

Pili: Está bien, caballero. ¿Podría facilitarme su nombre y apellidos, si es tan amable?

Ingrisano: Sí. Je je, esto es como un deja vú.

Pili: ¿Cómo dice?

Ingrisano: Nada, nada. Me llamo Alejandro Ingrisano Carmona-Pastrana, con guión entre Carmona y Pastrana.
Pili: ... Disculpe, don Alejandro, no he entendido bien su primer apellido, ¿podría deletreármelo si es usted tan amable?

Ingrisano: Sí, claro: i latina, ene, gé, erre, i latina otra vez, ese, a, ene, o. Y luego Carmona Pastrana con guión enmedio.

Pili: ... Muchas gracias don Alejandro. ¿Podría facilitarme ahora su número de identidad?

Ingrisano: Sí, es 485465, letra equis.

Pili: Muchas gracias, señor. Según nuestros datos, usted contrató en dos mil trece nuestra tarifa Pro Cuclimax, así que lo que solicita es una ampliación del servicio.

Ingrisano: Sí, eso es.

Pili: Está bien. Le informo que la normativa de la empresa cambió en junio de dos mil catorce y ahora nuestros clientes deben cumplimentar una encuesta para contratar o ampliar los servicios Telenet.

Ingrisano: Ajá... ¿Qué tipo de encuesta?

Pili: Serán preguntas sobre su situación a nivel económico y otras sobre algunos aspectos de su vida. Le informo también de que todos nuestros clientes deben responder a la encuesta, y de que según nuestro criterio de flexibilidad, usted es libre de no un máximo de dos, conservando su derecho a contratar o ampliar nuestros servicios. Así mismo le informo de que los datos desprendidos de la encuesta están protegidos por nuestra política de privacidad, y que usted podrá borrar su registro de respuestas si se diera de baja de nuestra compañía. ¿Ha entendido correctamente las condiciones, señor Ingrisano?

Ingrisano: Sí, vamos, creo que sí...

Pili: ¿Acepta usted voluntariamente las condiciones y me da permiso para comenzar a hacerle la encuesta?

Ingrisano: Bueno, sí...

Pili: Muchas gracias, señor Ingrisano. Primera pregunta: ¿Vive usted solo o con otras personas?

Ingrisano: Con un par de compañeros, un chico y una chica.

Pili: ¿Viven juntos por una razón de conveniencia, trabajo, amistad u otra razón?

Ingrisano: Podríamos decir que amistad.

Pili: Señor Ingrisano: ¿Podría usted decirme de dónde obtiene sus ingresos económicos, si es tan amable?

Ingrisano: Yo... bueno me gano la vida con dinero de... subvenciones y eso.

Pili: Disculpe, no he entendido muy bien a qué se refiere. ¿Son ayudas públicas por deficiencias físicas o psíquicas de su persona o alguno de sus familiares?

Ingrisano: No... bueno... son premios y... y esas cosas.

Pili: ¿A qué tipo de premios se refiere, señor Ingrisano?

Ingrisano: Pues verá... yo escribo.

Pili: Premios de escritura, ¿es así?

Ingrisano: Literarios, sí.

Pili: Muchas gracias, señor Ingrisano. ¿Es ese su único medio de financiación?

Ingrisano: La verdad es que mi padres me ayudan, es como un colchón, más o menos.

Pili: Transferencias paternales, ¿es así señor Ingrisano?
Ingrisano: Sí...

Pili: ¿Mantiene usted relaciones íntimas o sexuales con alguna de las personas con las que vive en este momento?

Ingrisano: Seño-Señorita, ¿tengo que contestar a esa pregunta? No veo que tiene de

Pili: Como le he dicho, usted tiene la posibilidad de dejar dos preguntas en blanco.

Ingrisano: ¿Y cuántas quedan?

Pili: El número de preguntas depende de sus respuestas, señor Ingrisano.

Ingrisano: Ah... Vaya... Pues... Bueno, pues sí, las tengo.

Pili: ¿Esa persona es de sexo femenino o de sexo masculino?

Ingrisano: Es que no veo qué tienen estas preguntas de importante para contratar un servicio de internet. ¿Podemos pasar a las siguientes?

Pili: Como usted desee, señor Ingrisano. ¿Confirma usted que desea pasar a la siguiente pregunta, teniendo sólo una respuesta en blanco por delante?

Ingrisano: Yo... Bueno, joder, no sé, ¿qué me aconseja usted?

Pili: Don Alejandro, yo no soy quién para aconsejarle, usted tiene libertad para dejar dos preguntas que a su juicio deban quedar en blanco en la encuesta, así que la decisión es suya.

Ingrisano: Pues... Bueno, la dejo en blanco.

Pili: Está bien caballero, le queda la posibilidad de dejar en blanco una pregunta más hasta el final de la encuesta. ¿Comprende bien lo que

Ingrisano: Oiga, esta encuesta, entonces ¿para qué me ha dicho que servía exactamente?

Pili: Es un método para asegurarnos de que el servicio que prestamos será retribuido de manera segura y de que nuestros clientes no utilizarán nuestros servicios con fines ilegales o peligrosos. ¿Desea usted proseguir, don Alejandro?

Ingrisano: Bueno, sí, yo...

Pili: Está bien: ¿Qué propor

Ingrisano: ¿Y la encuesta...? Perdone, señorita. ¿La encuesta ésta la hacen entonces todos los clientes?

Pili: Por supuesto, señor Ingrisano. Todos, desde que se implantó la nueva normativa. Y dígame, don Alejandro, si es tan amable, ¿qué proporción del tiempo que se conectará usted lo hará para consultar servicios de mensajería privada?

Ingrisano: Pues... no sé, media hora al día.

Pili: ¿Visita usted páginas sobre técnicas de piratería e interferencia en otros equipos?

Ingrisano: No, no.

Pili: ¿Es usted hipocondríaco?

Ingrisano: ¿Qué? No.

Pili: ¿Visita usted páginas web pornográficas?

Ingrisano: No... bueno, no, vamos, a veces... Pero muy poco, casi nunca.

Pili: Y de las páginas pornográficas que visita usted, ¿están algunas dedicadas al tráfico de menores o de especies animales en peligro de extinción para su uso sexual?

Ingrisano: No, no, por Dios, no.

Pili: ¿Está usted seguro de estar respondiendo con la verdad a las preguntas que se le están haciendo?

Ingrisano: Sí, sí.

Pili: Muchas gracias, señor Ingrisano. ¿Tiene usted alguna enfermedad crónica o ha sido operado en los últimos dos años teniendo como resultado la amputación o la pérdida de algún órgano o parte de sus órganos o extremidades?

Ingrisano: No... Bueno, unos puntos. No, no, vamos, no me han operado, estoy bien, vaya. Oiga, ¿quedan muchas preguntas?

Pili: Como le he dicho

Ingrisano: Ya, ya, depende. Bueno pues siga,

Pili: ¿Ha sido usted detenido por la policía por acciones ilegales dentro del territorio español en los últimos cinco años?

Ingrisano: Pues... a ver, ¿cuentan las multas de tráfico y eso?

Pili: Sí, por supuesto.

Ingrisano: Tengo una de dos mil trece, del año pasado.

Pili: ¿Debo marcar la casilla sí en delitos penales, señor Ingrisano?

Ingrisano: Si no es inconveniente, pues márquela.

Pili: ¿Si no es inconveniente para qué?

Ingrisano: Para acabar ya con esto, señorita.

Pili: Don Alejandro, usted puede terminar cuando quiera, como sa

Ingrisano: Sí, sí, siga, por favor.

Pili: Está bien. Usted admite que ha cometido delitos punibles por la regulación penal actual, de modo que usted da a entender una tendencia a la criminalidad que

Ingrisano: Oiga, no he dicho eso.

Pili: La conversación está siendo grabada en nuestros registros y usted puede escucharse decirlo si lo desea.

Ingrisano: Ya lo sé, sé que he dicho que me han puesto una multa por exceso de velocidad, pero eso no es un crimen grave, paga uno la multa y se acabó, fue un descuido.

Pili: ¿A qué velocidad y en qué tipo de via conducía usted?

Ingrisano: Iba a cinto treinta con el límite en cien, pero

Pili: Señor Ingrisano, ¿usted considera que un exceso de velocidad de treinta quilómetros por hora sobre el límite establecido por la ley no es un acto criminal?

Ingrisano: Bueno es un delito pero no un acto criminal.

Pili: Lamento decirle que en nuestros registros esa acción figura como acto criminal.

Ingrisano: Pues me parece una exageración, si lo sé no contesto.

Pili: El paso atrás no está comprendido en nuestra normativa respecto de la encuesta, don Alejandro. ¿Desea usted continuar?

Ingrisano: Vale...

Pili: Muchas gracias, señor. ¿Considera usted que lleva una vida moral?

Ingrisano: ¿Moral? Señorita, vamos a ver, depende qué moral sea esa, ¿no?

Pili: Permitame consultarlo, no cuelgue, señor Alejandro.

(Mothersbaug vuelve a sonar)

Ingrisano: Juan... Ps, Juan... Macho, me están haciendo unas preguntas raras de pelotas, ¿sabes? ... No sé, si soy marica y si trafico con animales para follármelos ... Sí, tú ríete, cabrón... No sé, dice que todos los clientes lo hacen, así que ... Pero, la verdad es que me están cabreando tío... sí... sh, calla.

Pili: Señor Ingrisano, ¿sigue usted ahí?

Ingrisano: Sí, sí.

Pili: Lamento decirle que no está especificado en el formulario qué tipo de moral.

Ingrisano: Bueno, en ese caso sí, vaya.

Pili: Muchas gracias, don Alejandro. La encuesta ha finalizado. Nuestros sistema de análisis de la personalidad ha creado un retrato robot de su conciencia que obtiene una puntuación de 5.8 sobre 10 en la tabla de aptitud y seguridad para contratar nuestros servicios. Le felicito. Le informo de que el retrato robot que hemos trazado a partir de sus respuestas y el tono de su voz puede anticiparse por defecto a muchos de sus actos, de modo que Telenet se reserva el derecho de desconexión brusca de su servicio a internet e incluso de funcionar como colaborador policial en caso de que el sistema detectase una alta probabilidad de reincidencia.

Ingrisano: ¿Reincidencia? Señorita, ya le he dicho que

Pili: Así mismo le informo de que la probabilidad de que un cliente que ha pasado nuestro examen cometa un crimen es muy baja. Le recuerdo también, don Alejandro, que usted puede borrar su retrato robot de nuestro registro cuando se dé de baja y de que según nuestra política de privacidad cualquier información íntima o secreta que nos haya proporcionado no será publicada ni distribuida por medio alguno, permaneciendo en el registro informático mientras sea catalogada como necesaria. ¿Desea usted continuar con su suscripción, don Alejandro?

Ingrisano: A ver si acabamos pronto.

Pili: Claro, señor Ingrisano. ¿Tiene su lugar de residencia cableado apto para el servicio?

Ingrisano: Pues no lo sé, señorita, no sé mucho de cableado.

Pili: Está bien, no se preocupe, don Alejandro. Nosotros podemos enviarle a un técnico para que compruebe que sus posibilidades de conectividad son adecuadas. ¿Desea usted que le ponga en contacto con el departamento técnico para la evaluación de su infraestructura?

Ingrisano: Sí, bueno, páseme.

Pili: De acuerdo, señor Ingrisano. Muchas gracias por su colaboración, ha sido un placer atender su petición de contratación de red. (Música de Mothersbaug)

Ingrisano: (Murmurando) Y estos minutos quién los paga... Nos va a salir por un pico...

Clarisa: (La música se corta) Buenos días, bienvenido al servicio técnico de Telenet, le atiende Clarisa, ¿en qué puedo ayudarle?

Ingrisano: Pues... Un momento, ¿Clarisa?

Clarisa: Sí, mi nombre es Clarisa, encantada de atenderle, ¿en qué puedo ayudarle?

Ingrisano: Soy Alejandro Ingrisano.

Clarisa: ¿Alejandro Ingrisano? ... ¿Ale...? Pedazo de mierda... Oye tío, mira: no puedo hablar ahora, tengo al supervisor todo el día encima y no me está permitido hablar con los clientes, y además no me apetece. ¿Qué pasa?

Ingrisano: Qué fuerte... Yo... Siento lo del otro día, Clara... No sabes cuánto lo siento, fue la mayor cagada de mi vida... ¿Vas a

Clarisa: Mira, no quiero oirte hablar de eso. No quiero que digas ni una palabra, ¿me entiendes? Y ya te he dicho que si me pillan hablando así se me va a caer el pelo. Hay rumores de castigos físicos en mi departamento, hay operadoras que incluso han desaparecido, así que no me jodas más, y vé al grano.

Ingrisano: Pero Clara, de verdad, quiero verte, te quiero, ¿Por qué no me coges el teléfono? Puedo ir a verte cuando

Clarisa: Caballero... (cuchicheando) Que no quiero verte, no quiero que me expliques. Si no te he cogido el teléfono antes es porque no me interesa lo que te inventes. Lo que vi es a una zorra y a ti de la mano por la Gran Vía, y eso sólo tiene un par de explicaciones: que pagaste o que tienes amantes. A mí no me

Ingrisano: Pero es que no, Clara, no puedes imaginártelo si no te explico lo que pasó, yo

Clarisa: Que no quiero que me expliques. Se acabó, y no puedo seguir hablando. Si tanto me quieres, no me metas en un lío. Los supervisores monitorean las conversaciones de las operadoras, y como pinchen ésta estoy perdida. (En voz alta) Así que dígame, señor Ingrisano en qué puedo ayudarle.

Ingrisano: ...

Clarisa: ¿Señor Ingrisano? ¿Podría decirme el motivo de su llamada si es tan amable?

Ingrisano: Clara, para. Tengo que hablar contigo. Sueño contigo todas las noches. Cada vez que te llamo por teléfono estoy temblando porque no lo coges, es como si no hubiera nadie en el mundo. Eres la última persona viva y llamarte es la única forma de comprobar que no me he quedado totalmente solo. Clara... Eres la mujer de mi vida; lo hice mal pero perdiéndote he sabido lo que vales. Tienes que volver, tienes...

Clarisa: (Voz llorosa) ¿Algo más, señor Ingrisano?

Ingrisano: Cógeme el teléfono. O mejor: voy a recogerte. Clara, voy a estar en la puerta esperándote, vas a darme la última oportunidad. Clara, Clara, por Dios, una única oportunidad...

Clarisa: Vale Alejandro... No sigas, luego... A las once salgo...

Ingrisano: Sí por Dios... ¿Dónde trabajas?

Clarisa: No puedo decirlo.

Ingrisano: Vamos, Clara, dímelo, estaré allí esperándote.

Clarisa: Vale. Vale, te lo digo, pero no hables más. Me pones en un aprieto. Está en

Voz masculina: Señorita Clarisa. Le recuerdo a usted que está expresamente prohibido por nuestro ordenamiento interno facilitar a los clientes la dirección de nuestras instalaciones.

Clarisa: Dios...

Voz masculina: Así mismo, le informo de que usted ha incumplido durante esta conversación veinticuatro normas, y que tres de estas normas tipifican su falta como muy grave. Por favor, señorita Clarisa, no se mueva. Nuestros agentes de seguridad han sido avisados y acuden a su puesto de trabajo. Quédese quieta y no hable más.

Clarisa: Oiga, espere, por favor, ha sido una casualidad, no se imagina... Mierda. ¿Oiga? ¡Mierda!

Ingrisano: Joder... ¿Clara? Tranquila. Qué borde tu jefe tampoco es para tanto ¿no?

Clarisa: ¿Borde? No sabes lo que pasa... Alejandro, no sabes lo que va a pasarme ahora.

Ingrisano: ¿Te he metido en un lío? Tía lo siento...

Clarisa: Te lo he dicho. Alejandro, te he dicho que no siguieras hablando.

Ingrisano: Lo siento. Lo siento...

Clarisa: Dios... Estoy muerta.

Ingrisano: ¿Qué dices? ¿Quieres decir que te van a despedir?

Clarisa: Digo que estoy muerta. Se acabó. Vendrán a por mí y

Ingrisano: Venga, Clara, que ya verás que no, ¿qué van a hacerte? Es ridículo... Como mucho te echará una bronca tu jefe y

Clarisa: No conoces esto, Alejandro. No sabes nada. Oye... seguramente no estaré a las once en la puerta. Si no estoy allí a las once márchate. No trates de encontrarme.

Ingrisano: Clara, no te asustes tanto, te espero allí y verás que

Clarisa: Mierda.

Voz masculina amortiguada: Señorita Clarisa, acompáñenos.
Clarisa: Adiós, Alejandro. Todo nos ha salido mal, pero (Música de Mothersbaugh)

Ingrisano: ¿Clara? ¡Clara! ¿Qué pasa ahí? ¡Clara! ¿Me estás oyendo, tú, el que hablaba antes?

Robot: En estos momentos todas nuestras operadoras están ocupadas. Por favor, permanezca a la espera.

Ingrisano: ¡Óyeme, tú! ¡Como le hagáis algo os juro que...! ¡Voy a llamar a la policía ahora mismo!

Robot: Todas nuestras operadoras se encuentran ocupadas. Por favor, no cuelgue.

Ingrisano: Nadie me escucha. Bueno... Calma. Esto es ridículo del todo. Vaya ambiente de trabajo. ¿Pero cómo puede asustarse así Clara? Joder qué le habrán dicho...

Marga: Buenos días, le atiende Marga, ¿en qué puedo ayudarle?

Ingrisano: ¿Marga? Oye, mira, antes de nada una cosa: sé que no eres idiota, así que por favor no me hables como una máquina, ¿vale?

Marga: Está bien, caballero. ¿Podría facilitarme su nombre para poder dirigirme a usted?

Ingrisano: Me llamo Alejandro y acabo de escuchar a una mujer asustada, a una mujer que conozco y que siempre ha sido valiente. Temblaba sólo porque un supervisor la ha pillado hablando conmigo. Marga, ¿has dicho que te llamabas Marga?

Marga: Exacto, don Alejandro.

Ingrisano: Bien, bien. Marga, dime una cosa: Estaba muy asustada, decía que iba a pasarle algo. ¿Qué sabes acerca de este asunto?

Marga: Disculpe, no estoy autorizada a responder a esa pregunta, don Alejandro.

Ingrisano: Entiendo... Entiendo, tú estás igual de asustada. Trabajáis encima de una trampa que puede cerrarse sobre vosotras en el momento más inesperado, ¿no? Entiendo...

Marga: Don Alejandro, ¿podría decirme cuál es el motivo de su consulta?

Ingrisano: Marga. Necesito hablar con tu supervisor, con un jefe de sección, con quien sea. Necesito saber dónde está Clara Hernández. ¿La conoces?

Marga: (Llorosa) Lamento decirle, don Alejandro, que para contactar con un delegado de sección el único camino posible es a través del departamento de reclamaciones, donde nuestras operadoras están facultadas para pasarle con un supervisor. Pero le advierto de que una llamada llega a un delegado de sección sólo cuando llama un cliente fuera de sí. ¿Desea usted que le pase con el servicio de reclamaciones?

Ingrisano: Gracias Marga. Debes ser una persona estupenda. Pásame con el maldito departamento, improvisaré. ¿Crees que Clara estará bien?

Marga: Paso su llamada, don Alejandro. Permanezca a la espera. (Música, brevemente)

Rosa: Buenos días, departamento de reclamaciones, le atiende Rosa, ¿en qué

Ingrisano: ¡Para! ¡Estoy hasta los cojones de tanto departamento! ¿Me entiendes? Sé que estás trabajando y que eres una mandada, pero no puedo conectarme a internet y mi teléfono tampoco funciona, así que ponme con tu supervisor, venga.

Rosa: Disculpe, señor. Voy a comprobar si su servicio de internet y telefonía ha sido dado de baja por error. Bien. Nos llama usted desde el teléfono que dice que no funciona, ¿no es así?

Ingrisano: A ver... (duda) Lo que tienes que hacer es ponerme con tu superior. Mi problema es que me tienen ya mareado haciendo tantas preguntas y ayudándome tan poco. Uno paga y paga y es como tirar el dinero por el váter; tengo un servicio de internet que no funciona y estoy cansado de hablar porque me estáis tomando el pelo y me sacáis el dinero por los cuatro costados. Seguro que no sabes ni cómo me llamo.

Rosa: Pues no, señor, si usted no me dice

Ingrisano: Alejandro Ingrisano. I, ene, gé

Rosa: Ingrisano, sí, lo he entendido, no es necesario que lo deletree, muchas gracias. Bien, ahora sé exactamente quién es usted. Su retrato robot puede anticiparse a cada una de sus palabras. Usted está enfadado con nosotros porque considera que está perdiendo su tiempo y su dinero, y hay en lo que dice algo que oculta. De hecho usted está experimentando una reacción nerviosa. Señor Ingrisano, no cuelgue, por favor.

Ingrisano: ¿Qué? ¿Que no cuelgue? Muy bien, es muy bonito, me preguntáis cuatro mamarrachadas y luego os creéis que estáis en posesión de mi mente. ¿Pues sabes qué te digo?

Rosa: Según su retrato robot, hay una alta probabilidad de que usted profiera insultos y obscenidades. Pero tranquilícese y guarde la compostura, se lo ruego.

Ingrisano: Mira, que me pongas con tu superior, ¡Que me pongas con tu superior!

Elena: ¿Alex? ¿Alex?

Ingrisano: ¿Y tú quién coño eres ahora?

Elena: ¡Alex! ¿Qué te pasa? ¡Soy Elena, tío!

Ingrisano: ¿Elena? ¿Cómo que

Elena: ¿Qué te pasa? ¿Para qué me llamas? ¿Estás bien? ¿Qué ha pasado?

Ingrisano: No, no, un momento. ¿Qué haces tú ahí? ¿Eres el puto supervisor?

Elena: Alejandro, ¿qué estás diciendo?
Ingrisano: Clara estaba hablando conmigo, estábamos a punto de arreglarlo, y se la han llevado y está convencida de que va a pasarle algo. ¿Qué sabes? Venga.

Elena: ¿Clara? Alex me estás asustando.

Ingrisano: ¡Joder! ¡Yo sí que estoy asustado! ¿Qué coño pasa? ¿Estás metida en todo ésto o qué? ¿Eres parte de ellos o no?

Elena: Alex, ¿qué dices? Me acabas de llamar. Estoy en mi casa, cariño

Ingrisano: ¡No me llames cariño! Clara nos vio de la mano y ahora se la han llevado. ¡No te hagas la tonta! ¿Qué es...? ¡Ah! ¡Ya lo tengo! ¡Tú no eres Elena, eres un robot también! ¡Eh, no me engañáis! ¿Oyes? ¡Esos trucos los conozco!

Elena: Pero nene, ¿qué me estás diciendo?

Ingrisano:¡Lo que oyes, zorra robot! ¡Y será mejor que Clara salga a las once de la noche por la puerta de vuestra cochiquera sana y salva si no quieres que

Elena: ¿Si no quiero que qué? ¿Eh? Tú te has vuelto loco. Me llamas a mi casa y empiezas a comportarte como un maníaco. ¿A qué viene ésto? Mira, Alejandro, no hay quien te aguante, siempre has sido un neuras con tus rollos de escritor, pero conmigo no juegues, ¿eh? Nada de juegecitos, marica. Vete a la mierda. Si tanto quieres a Clara vuelve con ella. Hijo de puta-

Ingrisano: ¿Elena? Esto no puede ser... No puede ser verdad...

Delegado: ¿Qué es lo que no puede ser verdad, señor Ingrisano?

Ingrisano:¿Qué? ¿Quién está ahí ahora? ¿Quién eres?

Delegado: Mi nombre no es relevante, señor Ingrisano. Soy el delegado de reclamaciones, el escalón más alto al que un usuario de nuestros servicios puede llegar en una reclamación telefónica a Telenet. Le felicito. Recibo muy pocas llamadas al año. Ahora cálmese, respire hondo. Ha llegado usted al final, yo soy el máximo responsable de este departamento, casi podría decir que soy un alto cargo de la toda la sección. Estoy seguro de que podré ayudarle, así que dígame, ¿cuál es el problema?

Ingrisano: Lo sabes muy bien... Vosotros sois... sois unos asesinos...

Delegado:¿Asesinos? ¿A qué viene esa acusación, señor Ingrisano? Le recuerdo que es usted quien tiene el historial manchado con actos criminales, usted mismo lo ha admitido en su encuesta. No, no, no... ¿Es eso bonito, señor Alejandro?

Ingrisano: Estáis... estáis locos... ¿Qué tiene que ver Elena en esta mierda? Habéis pinchado su llamada para despistarme, para debilitarme, para confundirme... Pero.. Pero yo no soy idiota. Vosotros podéis dominar los cables de teléfono pero no podéis enmarañar mi mente. Dímelo ya, cerdo. ¿Qué le habéis hecho a Clara? ¿Dónde la habéis metido?

Delegado: Tranquilícese. Vamos, está muy nervioso, jadea... Calma, señor Ingrisano... ahora ya está todo bien. Se estará refiriendo usted a nuestra operadora Clarisa Hernández, que hoy ha cometido tres faltas muy graves, y usted, señor Ingrisano, se enfurece cuando ha sido por su culpa. Usted ha sido quien la ha estado presionando para hablar más de la cuenta, para incumplir nuestra política de servicios telefónicos, pensada para hacer a nuestros clientes la vida más fácil...

Ingrisano:¿Y a quién le importa eso? ¡Hijo de la gran puta! ¿Qué habéis hecho con Clara? ¡Voy a llamar a la policía!

Delegado: (Amenazante) Estimado cliente. Compórtese. Deje de gritar; no soluciona nada con su histeria, caballero. Recibo muy pocas llamadas y siempre me cuesta mucho tranquilizar a nuestros clientes. Le repito que ha sido usted quien ha insistido a la señorita Clarisa, y finalmente ha terminado venciendo sus reservas, ha hecho que ella hable más de la cuenta y estaba ya dispuesta a dar la dirección de una de nuestras centralitas. Ella conocía bien nuestra normativa, firmó un contrato y se comprometió a no traicionarnos, era parte de la compañía y cuando un órgano falla, hay que amputar. ¿Qué quiere reclamar, si ella misma le advertía que podía meterse en problemas si seguía por esa vía? No sea cobarde. Es una persona miserable, es un mentiroso, señor Ingrisano: Usted dijo que vivía con dos personas y en realidad tienen una habitación vacía porque la señorita Clarisa abandonó su domicilio al descubrir su adulterio. ¿Nos culpa a nosotros? La señorita Clarisa, después de marcharse de casa, estuvo dos semanas durmiendo en los albergues de nuestra fundación para mujeres maltratadas porque no tenía a dónde ir. Allí la contratamos y le dimos un sueldo. ¿Y todavía quiere verter en nosotros su sentimiento de culpa? Ha sido usted quien ha arruinado su vida y su trabajo. Usted.

Ingrisano: Esto es... Es una pesadilla...

Delegado: (Otra vez amistoso) Vamos, no se ponga así... Estoy seguro de que podré solucionar su problema dentro de muy poco tiempo. Figúrese: un delegado de departamento. ¡No es cosa fácil dar con uno! Se diría que somos una minoría silenciosa en la compañía. No más departamentos, no más esperas. Soy algo así como una llave maestra. De hecho, mi servicio técnico personal ya se ha puesto en camino hacia su casa. ¡Los técnicos más eficaces de la compañía! Calle Pizarro, número ocho, si no me equivoco.

Ingrisano: Tú... tú eres un maníaco... Sois todos unos perturbados... Jugáis con la psicología muy bien, sois unos expertos en hacer perder los estribos a la gente normal, pero dime una cosa. ¿Qué vas a hacer cuando la policía sepa lo que habéis hecho con Clara? ¿Tampoco saben ellos dónde está tu puto despacho?

Delegado: Un momento señor Ingrisano, ¿no es eso que suena donde está usted una furgoneta? ¡Es maravilloso! ¿Serán mis operarios?

(Suena un timbre)

Delegado: ¡Ya vé, señor Ingrisano, estimado cliente! ¡Ahí los tiene!

(Suenan golpes en la puerta)

Delegado: ¡No espere usted más, vamos! ¡Ellos estarán encantados de llevarlo a usted con su querida Clara! Me pregunto si sabrá darle explicaciones, si ella lo perdonará por todo el daño que usted le ha hecho.

Ingrisano: (Suena un timbre) ¿Qué es todo esto? Una trampa... es absurdo... uno paga y paga y acaba metiéndose en una (Suena un timbre) trampa (Estruendo de golpes en la puerta, madera rota, voces, griterío) ¿Quiénes sois vosotros? ¡No! ¡Juan, sálvate! ¡Espera! ¡Por favor, espera! ¡Ah! ¡Socorro!

Delegado: Señor Ingrisano, he estado encantado de atender su reclamación. ¿Alguna otra consulta o reclación, señor Ingrisano?

Ingrisano:¡Noooo! (la voz, ya lejos del auricular) ¡Nooooooo!

Delegado: Como desee, señor Ingrisano. Muchas gracias por elegir nuestros servicios. En nombre del equipo Telenet, le deseo que usted pase un buen día.

(Tono telefónico de comunación cortada)

P.-S.

Esta obra fue representada en La Casa Encendida (Madrid) y emitida por RNE·3 el día 20 de diciembre de 2006.

Este artículo tiene © del autor.

1795

1 Mensaje

  • Servicio Técnico 22 de marzo de 2008 03:25, por mortadelo y filemón

    Seguramente habra tenido muy buen comentario en la revista El Crítico.
    Una crítica exelente, todo queda en familia.

    repondre message

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 MUNDO CULTURAL HISPANO

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 24

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3316491 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 772 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0