Portada del sitio > LITERATURA > Ensayos > ARTE: EN BUSCA DEL ETHOS ESTÉTICO
{id_article} Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

ARTE: EN BUSCA DEL ETHOS ESTÉTICO

Fernando Alberto Vargas (Le Profetus)

Fernando Vargas Valencia

COLOMBIA



"… Plegue al cielo que el lector, enardecido y momentáneamente feroz como lo que lee, halle, sin desorientarse, su abrupto y salvaje sendero por entre las desoladas ciénagas de estas páginas sombrías y llenas de veneno…"
Lautréamont ("Los cantos de Maldoror")

ARTE: EN BUSCA DEL ETHOS ESTÉTICO

(LO ERÓTICO SOCIAL)

Por Fernando Alberto Vargas

 

"… Plegue al cielo que el lector, enardecido y momentáneamente feroz como lo que lee, halle, sin desorientarse, su abrupto y salvaje sendero por entre las desoladas ciénagas de estas páginas sombrías y llenas de veneno…"

Lautréamont ("Los cantos de Maldoror")

Partimos de la puntual afirmación de Antonin Artaud: "El arte tiene un deber social que es el de dar salida a las angustias de su época". El arte es una expresión colectiva, es una reafirmación del ser social y por ende ha de satisfacer una necesidad biológica: la de la libertad.

"Únicamente la palabra libertad tiene el poder de exaltarme. Me parece justo y bueno mantener indefinidamente este viejo fanatismo humano. Sin duda alguna, se basa en mi única aspiración legítima. Pese a tantas y tantas desgracias como hemos heredado, es preciso reconocer que se nos ha legado una libertad espiritual suma. A nosotros corresponde utilizarla sabiamente. Reducir la imaginación a la esclavitud, cuando a pesar de todo quedará esclavizada en virtud de aquello que con grosero criterio se denomina felicidad, es despojar a cuanto uno encuentra en lo más hondo de sí mismo del derecho a la suprema justicia".

André Breton (Primer Manifiesto Surrealista)

"La mano que conduce la pluma vale tanto como la que maneja el arado"

Arthur Rimbaud

El arte no es una simple interpretación del mundo en símbolos o un placer para la vanidad de las gentes que lo saben todo, o que prefieren cerrar sus ojos ante la exagerada luz de la verdad. El arte comunica la verdad, es decir, la hace común. El arte debe redimir al hombre.

Pero ¿Qué clase de hombre debe redimir el arte y cómo podemos demostrar dicha postura de redención?

"¡Ojalá que la voluntad de verdad signifique para vosotros que todo sea transformado en algo pensable por el hombre, visible para el hombre, sentible para el hombre! ¡Llegad hasta las fronteras de vuestros sentidos!"

Nietzsche ("Así Habló Zarathustra")

Uno de los más importantes librepensadores del siglo XX, Herbert Marcuse, en su trabajo "Un Ensayo sobre la Liberación" (Escrito en pleno auge de los movimientos políticos y culturales de izquierda en Europa y Norteamérica y de Liberación Nacional en los países del "Tercer Mundo") ha intentado, a través de una interpretación elocuente de los postulados de Freud, reivindicar el papel social del arte y su función libertaria. Este tipo de demostraciones han existido, a nivel artístico, en el trabajo mismo de los artistas.

Los textos y en especial las vidas y exuberancias de músicos, pintores y escritores, representan un testimonio de la lucha por la reivindicación del hombre a través del lenguaje estético. Como lo veremos en Marcuse, representan la búsqueda de un fin que tiene que ver con lo bello, con la armonía, con una sociedad entendida como "obra de arte", es decir, representan el Ethos Estético.

Como toda sublevación de una versión o forma de verdad impuesta o situada en un espacio y un tiempo determinados ("Fácilmente aceptamos la realidad, acaso porque intuimos que nada es real", Borges), los artistas, como grandes estandartes de gran variedad de revoluciones humanas, son perseguidos. En el caso concreto de la literatura, los grandes incendiarios del lenguaje, de la forma y de la moral imperantes han sido, literalmente, decapitados en su tiempo y reafirmados en la posteridad. La condena al revolucionario es la muerte, el repudio, o la locura. En el campo de la literatura, reina la última.

"La limpieza del individuo se afirma después del estado de locura, de locura agresiva, completa, de un mundo dejado en manos de bandidos que desgarran y destruyen los siglos."

Tristan Tzara ("Manifiesto Dadá 1918")

Es el caso de Gérard de Nerval, de Antonin Artaud, del Conde de Lautréamont, entre otros. Además, las "excentricidades" de las que son protagonistas los grandes poetas y "seductores narcisos" de la historia y la cultura humanas, hacen parte de un florilegio de protestas simbólicas donde la vida misma representa una forma de sublevación; es el caso de la lujuria del Marqués de Sade, la "muerte civil" de Rimbaud, la oreja de Van Gogh, la sífilis o el spleen de Baudelaire, el láudano y la ironía de Lord Byron, la homosexualidad de Whitman o de Verlaine, la necrofilia incestuosa de José Asunción Silva, la misoginia de Nietzsche o la bohemia desnudista de la Beat Generation. Son todas unas subversiones de lo cotidiano, son rechazos a lo indigno de lo cotidiano. Esto sin contar, por otro lado, con la lista de poetas y escritores que debatiéndose entre "lo poético y la acción", deciden unirse a las expresiones políticas libertarias de su tiempo como es el caso de Bretch, Mann, Neruda, Fuentes, Benedetti o Saramago. La subversión es la otra forma de ver el mundo. Poéticamente, es el ámbito del necio, del hombre que no confía demasiado en esa "verdad" que un sistema determinado le muestra, le impone ("Odio la objetividad grasa y la armonía, esa ciencia que encuentra que todo está en orden (…) Estoy contra los sistemas, el más aceptable de los sistemas es no tener, por principio, ninguno", Tzara). A ese mundo pertenecen los "Heterodoxos", que también son llamados "infrahombres", "población eliminable", contracultura, subclase, porción revolucionaria (entendiendo que la revolución es ética en tanto "la relación entre medios y fines es dialéctica: el fin, para que pueda ser alcanzado, tiene que estar vivo y operante en los medios" (…) el fin de toda revolución ha de ser "promover y aumentar la libertad y dicha del hombre en una comunidad, cualquiera que sea la forma de gobierno"). El escritor es el ejemplo más claro y elocuente de un heterodoxo, es un puente a la nueva versión de la vida. Todo "Heterodoxo" es relacionado con representaciones que lo igualan a lo que la actualidad del statu quo señala como "malo" o reprochable; se le relaciona con el demonio, con la brujería, con la bohemia, con las sombras en un mundo de "mucha luz" y de muchos "santos".

"Cuando nuestra alma ha hecho una vez su vendimia,

el vivir es un mal".

Charles Baudelaire

"Cada mañana y cada tarde entreabría furtivamente la puerta para contemplar a Gregorio. Al principio, incluso le llamaba, con palabras que sin duda creía cariñosas, como: ¡Ven aquí bicharraco!".

Franz Kafka ("La Metamorfosis").

En particular, existen autores que se caracterizan por la "Videncia". Este tipo de manifestaciones, más allá de sus connotaciones metafísicas o morales, representa una ruptura con los planos normales de convivencia. En el ámbito social el vidente es el que se atreve a observar lo que los demás, demasiado ocupados en solventar las necesidades creadas por el mismo sistema, no pueden observar. Por ejemplo, Rimbaud se autodetermina "Vidente" por fijarse en prostitutas, en niños pobres y harapientos, en asesinos y desposeídos. De esta forma, el mundo de las grandes ciudades representa un mundo de "negros disfrazados de blanco" ("Comerciante, tú eres negrazo; magistrado, tú eres negrazo; general, tú eres negrazo…", Rimbaud) o una farsa de ciegos que se ufanan del mito del progreso ("El mundo es la farsa que todos hemos de representar", Rimbaud; "Son dichosos quienes saben dar títulos pomposos a sus míseras ocupaciones o incluso a sus pasiones y las presentan al género humano como hazañas gigantescas. Para su salvación y bienestar", Goethe). Se plantea, en la videncia, una necesidad de reencontrar al hombre en las emociones y en los retrocesos. El vidente es el ser humano que reivindica su imaginación y la compara con la realidad encontrando entre ambas una relación dialéctica que se puede puntualizar, por ejemplo, en los sueños (Es el caso de Nerval, quien acostumbraba a describir en escritos sus visiones oníricas).

"El sueño es una segunda vida. Jamás pude traspasar sin estremecerme esas puertas de marfil o córneas que no s separan del mundo invisible. Los primeros instantes del sueño vienen a ser la representación de la muerte. Un nebuloso embotamiento se apodera de nuestra mente, resultando imposible determinar el instante preciso en el que el yo, bajo una forma distinta, continúa la existencia".

Gérard de Nerval

"La relación entre vida y fantasía y la plasmación de la obra (es) lo que determina todas las cualidades generales de la poesía. Toda obra poética actualiza un determinado acontecer. Proyecta, por tanto, ante nosotros, la simple apariencia de un algo real, por medio de palabras".

Wilhelm Dilthey

Desde la propuesta de Marcuse, partimos de la creación o nacimiento de una NUEVA SENSIBILIDAD que se transformará en factor político encaminado a transformar la realidad en la que se vive y converge. Esta ruptura del presente representa una proyección al futuro en la que se vislumbra una SOCIEDAD VERDADERAMENTE LIBRE, que todo hombre guarda en su interior, primero como fin político y, segundo, como objeto de su imaginación donde "todo es posible precisamente por imposible", como diría Reynaldo González. En dicha sociedad libre es indispensable, a efectos de nuestro tiempo, la reivindicación del papel en el verdadero progreso humano que tienen los logros científico – técnicos. Hasta hoy, todos los avances de este tipo han servido como medios de explotación y de represión del ser humano entendido como colectividad.

"Amigos de la ciencia y la delectación,

de las tinieblas buscan el horror y el silencio"

Charles Baudelaire

Esta represión y explotación del hombre por el avance científico técnico, en el análisis de Marcuse, no es más que una reivindicación de la proposición marxiana de explotación del hombre por el hombre en el Capitalismo ("El hombre se traga al hombre", Sabines). De esta forma, las revoluciones que acontecen alrededor de esa nueva sensibilidad son diametralmente opuestas a la moral, las posturas, intereses y pretensiones del capitalismo.

"Romper dinero es una impiedad, como tirar el pan"

Jorge Luis Borges

En la etapa actual de la progresión social, la Conciencia se caracteriza por estar en un estado de pasividad que hace que la liberación se inicie desde los planos inconscientes. La conciencia opera en un plano de realidad que podemos llamar "Ordinaria" donde se juega la contingencia de los factores materiales del sistema de vida y en especial, la conceptualización lógica, el trabajo y la técnica.

En la exploración del Inconsciente descubrimos la IMAGINACIÓN y en ella, los INSTINTOS DE VIDA (Instintos eróticos). Bajo la pasividad de la conciencia, las pulsaciones que más vive el ser humano son las de la AGRESIVIDAD y las de la CULPA. Nos sentimos inconscientemente culpables de una realidad que no satisface nuestros instintos vitales y por ende reaccionamos a través de afirmaciones agresivas.

Para Marcuse, en la "Sociedad Libre", construida a través de la imaginación, habría una transformación del tiempo de trabajo y una SUBLIMACIÓN de una nueva racionalidad. En esta sociedad habría una unidad irrompible entre el pensamiento poético (Arte) y el pensamiento científico (Técnica), habría lugar a una verdadera inteligencia científica a través de lo ESTÉTICO. Lo estético en sus dos connotaciones: Lo percibido por los sentidos (Sensibilidad objetiva) y el Arte (Sensibilidad subjetiva).

En esta representación encontramos una negación total del sistema imperante: Fin de dominaciones y servidumbres. Si bien esta ruptura está definida a través de la fantasía, es decir es UTOPÍA, para que se transforme en praxis es necesaria la lucha (Unión entre movimiento político y movimiento artístico) que transforme la moralidad y la cultura, monopolio de los valores estéticos dominantes.

"Una especie de energía que brota del aburrimiento y de la fantasía; y aquellos en los que se manifiesta tan inesperadamente son, por lo general, los seres más indolentes y más soñadores".

Charles Baudelaire

Los instintos primarios del hombre son, según Freud, dos: EROS y TANATOS, instinto del placer e instinto del terror. En la modernidad ha reinado, por así decirlo, el instinto del Tanatos, es decir el de la muerte, en tanto es el único que, para existir, requiere de represión. Muchas posturas han afirmado que si un instinto primario requiere represión, es indispensable que haya represión a nivel social. El Eros es el instinto de vida. A través de la manifestación artística, del Ethos Estético, se reivindica el instinto del Eros y esto representaría el nacimiento de un mundo erótico, es decir: Sensual, lúdico, sereno y bello ("No queremos el genio al servicio de la muerte", Arango). El valor clásico de lo estético es el que opera en este evento: Estético como carácter objetivo (ontológico) de lo bello, como consumación, y también como valor biológico, es decir, lo vitalmente útil (Nietzsche).

"El arte era una guerra, un esfuerzo agotador, para el cual los hombres de hoy ya no tienen resistencia (…), el Eros que se había adueñado de ellos"

Thomas Mann ("La Muerte en Venecia")

"Aceptada esta decisión, la misión es esta:

No dejar una fe intacta, ni un ídolo en su sitio. Todo lo que está consagrado como adorable por el orden imperante (…), serpa examinado y revisado. Se conservará solamente aquello que esté orientado hacia la revolución y que fundamente, por su consistencia indestructible, los cimientos de la sociedad nueva".

Gonzalo Arango (Primer Manifiesto Nadaísta)

Existen dos conceptos que limitan la imaginación: La razón y la sensibilidad. Ambos se socializan a través del lenguaje. El artista ha de transformar el lenguaje (comprendido por el vocabulario de la dominación que hace estructurales expresiones como "Terrorista", "violencia", etc.) para lograr una comunicación de la nueva conciencia (negación radical de lo establecido). Para Marcuse, esto sucede con el Movimiento Surrealista en lo poético, y con las expresiones de las minorías negras a través del Blues y del Jazz, en el lenguaje musical. Ambas posturas representan una "reversión metódica de la significación", como ocurrió con el acto simbólico de Mayo francés de 1968, en el que los estudiantes le daban flores a los policías o las colocaban en las puntas de sus armas.

Las exigencias de la sensibilidad son históricas. La sensación primaria maneja el telón que impone la sociedad actual: "La sociedad suministra el mismo universo general de la experiencia". Liberar dicha sensación es un acto de rebeldía en el que se produce la disolución de la percepción ordinaria y ordenada.

El cambio social representa la unión entre la NUEVA SENSIBILIDAD y la NUEVA RACIONALIDAD (Unión arte – ciencia). La imaginación del artista se torna productiva y sería la mediadora entre la sensibilidad y la razón teórico – práctica. Sería arte. La sociedad (Estado natural del hombre) sería una obra de arte, una UTOPÍA.

"Superior (…) el arte (...) es a la naturaleza: (…) ésta queda transformada por la imaginación, es corregida, embellecida, refundida".

Charles Baudelaire

Varios de los conceptos racionales que podrían operar en la expresión política de dicha sociedad como obra de arte son la solidaridad, la cooperación, el humanismo, el bienestar, la congruencia entre necesidad individual y necesidad social, la organización y la libertad. Todas ellas expresadas en metáforas, oximorones y metonimias en poemas y escritos de heterodoxos como Poe, Apollinaire, Pessoa, Goethe o Kafka.

De esta forma, los grandes artistas se convierten en enemigos del sistema, son exiliados de cierta contingencia (Como los poetas del 27), aunque generalmente, los enemigos del sistema son creados, falsos y dichos, son, como los denomina Marcuse "Infrahombres", es decir, grupos humanos o simples personajes que deben ser creados para excusar guerras o intervenciones militares y económicas.

"La oscuridad había sido pereza diabólica y la claridad insuficiencia contenta de la criatura".

José Lezama Lima

En los últimos siglos, aparecen las "Vanguardias" cuya gran característica ha sido, precisamente, la convergencia de los elementos libertarios que intentamos esgrimir. Mencionamos en particular: el Movimiento DADÁ y el movimiento SURREALISTA en Europa, la BEAT GENERATION en Norteamérica, y el NADAÍSMO en Colombia. Todos se caracterizan por resultar una sublevación o protesta violenta y poética contra lo establecido por un orden asesino de hombres. En particular, los dos primeros movimientos nacen en el marco de las entreguerras lo que produce desconcierto, nausea y nihilismo ("Nada nos falta porque nada somos", Pessoa); y es precisamente, a través de estos movimientos, donde se configura totalmente la indicación nietzscheana de que el nihilismo es un presupuesto para el humanismo: Habría que reivindicar al ser humano aniquilado por estupideces patrióticas, nacionalistas y bélicas. La BEAT se caracteriza fundamentalmente por ser el preámbulo al Hippismo, en Estados Unidos. En particular representan una búsqueda de alternativas morales y culturales ante la gran bancarrota del portentoso occidente (y de su cultura decadente) producida por las guerras y por las crisis del capitalismo. De esta forma, buscan en las posturas religiosas de Oriente nuevas vías de conciencia. Metían de todo (desde ácidos hasta peyote), como bien nos informa Elmo Valencia, y encontraban en sus "viajes" instantes individualistas de liberación. En Colombia (y no sólo aquí; movimientos de este tipo, que son convergencias sureñas entre lo surrealista y lo beat-o, aparecen en Argentina, Venezuela, Brasil, etc.), el Nadaísmo representa un ruptura con el parroquianismo característico de un país que, como advierte Carlos Fuentes (refiriéndose a América Latina), es "la ruina de un castillo feudal disfrazado de un edificio capitalista de cartón piedra". De esta forma, el consumo de marihuana, la tempestad de remedadas simbólicas contra los grandes lugares de la moralidad del país "del Sagrado Corazón" o los escritos burlescos y desafiantes, representaron la subversión de un orden vetusto, coherente con lo que arriba señalamos.

La forma más política a través de la cual se han logrado comunicar los escritores, y en especial, los movimientos de vanguardia, ha sido el "Manifiesto". Y estas tendencias han logrado penetrar en la conciencia a través de este tipo de escritos que generalmente son colectivos.

Tal parece que dicha sensibilidad ha calado en varios sectores de la sociedad. De allí, me atrevo a decir, surge el movimiento de Resistencia contra la Globalización, y, en especial, los Foros Sociales Mundiales. En estos espacios se produce una lógica de participación en la que distintos sectores alternativos cobran fuerza y operan a través de la expresión simbólica, y se hace más colectiva esa proposición de sensibilidad que procuramos suministrar y esta postura de duda frente a la magna racionalidad occidental ("La lógica es una complicación. La lógica siempre es falsa. Ella tira de los hilos de las nociones, palabras, en su exterior formal, hacia objetivos y centros ilusorios", Tzara) que aparece desde los grandes poetas simbolistas.

"La Victoria consistirá ante todo

En ver muy a lo lejos

En ver todo

De cerca

Y en que todo tenga un nombre nuevo"

Guillaume Apollinaire

Este artículo tiene © del autor.

5320

2 Mensajes

  • > ARTE: EN BUSCA DEL ETHOS ESTÉTICO 11 de diciembre de 2006 05:18

    Excelente!

    repondre message

  • ARTE: EN BUSCA DEL ETHOS ESTÉTICO 2 de octubre de 2007 08:35, por santiago smith

    Hola, Fernando, te escribe Santiago desde Argentina, en mi llegada durante este tiempo he tenido una visión un poco fascista, estructural y funcionalista que me ha hecho alejar de las novedades narrativas, no sin dejar de escribir; ahora miro tu ensayo y encuentro muchas cosas de algún brevísimo ensayo que escribí sobre el existencialismo en el arte valiéndome de las corrientes del prerrafaelismo, el surrealismo, de la beat generation, y del nadaismo. Vaya una coincidencia.

    repondre message

Comentar este artículo

   © 2003- 2014 MUNDO CULTURAL HISPANO

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 20

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 2565264 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 1014 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0