Portada del sitio > BLOGS Y DIARIOS > De la sidra a la queimada
Grabar en formato PDF Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

De la sidra a la queimada

AMJ



INTRODUCCIÓN.
Este relato son las vivencias ocurridas durante el verano de 2014, en un viaje realizado con mi esposa y cuñados, por Oviedo y parte de Galicia.
No es todo lo que pasó pero intento acercarme a la realidad pero siempre vista desde mi óptica.

De la sidra a la queimada.
Capítulo 1 La sidrada
Salida 16 de julio de 2014, en otros años anteriores también ha coincidido el día de salida veraniega, esta vez el conductor era yo, nos encaminamos ruta hacia Oviedo, con las paradas respectivas en carretera, desayuno, paradas reglamentarias y comida.

Lo que mas me llamó la atención de esta parada comensal es el lugar, no había ni un lugar donde sentarse, materialmente ccomí de pie el bocadillo de rigor casero y la cerveza sin alcohol aneverada, el resto de la ruta era camino y carretera y mas de lo mismo con conversaciones típicas que si peaje o no peaje, porque en España si viajas te resulta caro, primero por la gasolina y segundo por los peajes, pero hay que aprovechar el momento de esperanza de todo un año sin salir.

Entre pitos y flautas llegamos a Oviedo, el tomtom me iba indicando el camino, pero llega un momento que me dice "ha llegado a su destino", y... esto parece un pabellón polideportivo, avanzamos un poco para preguntar donde se encontraba el hotel Ayre de Oviedo, y que cateto era ese monumento arquitectónico de Calatrava, no conocía ese tipo de construcción....y pensar que me iba a meter alli dentro...!madre mía!.
Era importante salir y visitar la ciudad, lo novedoso estreno máquina de fotos, mejor dicho reestreno y mi Yoli fotos por doquier, bueno al final del verano no exagero pero está por encima de las dos mil fotos.
Llegamos a la zona de las sidrerias, movida de gente por doquier y eso que estamos en crisis, pero el verano no perdona, a ambos lados de la calle bares y restaurantes de personas tomando y bebiendo sidra, me llamó la atención la forma de escanciar, camarero brazo en alto con una botella y el otro con vaso en la parte inferior y desde lo alto y con tino cae la sidra pero solo un culin.
Nosotros llegamos y el primer problema surgió a la hora de elección del lugar nos metimos en un bar donde apenas había gente, era un sitio de bastantes años nos sentamos allí y empezamos con la cermonia del escanciado, aquello para las personas no acostumbradas le resulta un poco irrisorio porque primero bebes

un culín de sidra y nada mas escanciada, si lo dejas tiempo no tiene el mismo sabor, además bebes rápido y no cuando quieres sino cuando se acerca el camarero a escanciar, pero de esta forma cayeron tres botellas y algunas tapas sobre todo de conserva, alli descubrimos una buena ventresca de atún.

Con las mismas y el cansancio del día volvimos al hotel no sin pasar cerca del teatro Campoamor

donde se entrega los premios Príncipe de Asturias, allí nuestra imaginación volaba dsobre el gentío que habria en esas fechas.


Capítulo 2 La excelencia del románico
El segundo día de Oviedo con un desayuno en los alrededores del hotel, regular, cogemos nuestro vehículo para ir a ver los dos grandes monumentos del románico Santa María del Naranco y San Miguel de Lillo, es la segunda vez que los visito y no me canso de disfrutar de belleza de aquellos monumentos y el paraje de su alrededor incluido con sus bellos paisajes hacen que sean para mi uno de los lugares mas hermosos que he visitado. Allí se respira paz, tranquilidad, una sensación indescriptible, conozco lugares pero como este lo pondría entre los mas destacadosl.
A media mañana ya teníamos que salir de allí y a bote pronto decidimos encaminarnos hacia Avilés, bonita y pequeña ciudad con sus museo e iglesias y paseo por el casco histórico, al final nos sentamos en la plaza central para tomar una cerveza, lo mas importante que realizamos fue la visita gratuita al museo, donde me llamó la atención su historia y las fases de la construcción de su iglesia.
Vuelta a Oviedo y comida típica en el Rincón Asturiano un menú turístico que calidad precio se queda en un bien, el pescado estaba fatal, comida a gogó solo el primer plaro se salvó.
Descanso en el hotel , el tiempo nos estaba respetando para despues realizar una nueva salida nocturna y volver al lugar de la noche anterior esta vez fuimos cazados por un señor que nos ofrecía sentarnos, que vieramos el menú que estaba bien ,revuelto de setas y quesos de la zona, comparado con el mediodía calidad precio lo calificaría con un bien. Me llamó la atención el paseo por sus calles peatonales, aunque la iluminación escasa en sus monumentos que en realidad necesita Oviedo, hace que se embellezca más la ciudad.

Capítulo 3 Playa de las catedrales



Salida y desayuno desde Oviedo camino a A Coruña, primera parada en Luarca con parking gratis a la entrada del pueblo, visita andando por su puerto y los alrededores, observamos las pequeñas plaayas y los destrozos de la tormenta invernal en el muelle.
Nos dirigimos después, hacia la Playa de las Catedrales, en principio no se veía mucha gente, pensábamos en comer fuera y volver a para cuando la marea bajase que sería sobre las tres y media de la tarde, pero viendo que nos podríamos quedar sin aparcamiento decidimos comer allí en el restaurante a base de ensalada, raciones de calamares y vieras regados con un buen Albariño, cuando terminamos la marea bajó y pusimos pie en aquella maravilla de la naturaleza, rocas, arena, cuevas, playa, un lugar sorprendente, las fotografías no dan crédito a la vivencia que pasamos en aquella playa, si digo que es lo mas impresionate que he visto en muchos años me quedo corto. Es un monumento natural digno para proteger, hay una cueva donde llegan las personas y depositan un recuerdo de que han estado allí, lo encuentro inadecuado aunque sea una piedra rompe con todo tendrá que estar virgen.
Empapados pantalones y pies volvimos al coche comentando toda esta belleza, emprendiendo el viaje hacia A Coruña, quizás el peor hotel y lejos del centro por lo que una vez que dejamos las maletas partimos en taxi en tres minutos hacia el centro, llegada a plaza de Maria Pita y visita a pie por la ciudad, muy bien ambiente se respiraba allí, hasta que las inclemencias del tiempo nos hicieron refugiarnos en un bar para realizar la cena, tomarnos el pulpo y los mejillones de rigor, cabe destacar la cantidad de agua caída y despues la gran calma con que despedimos el día tomándonos un café en la plaza para regresar al hotel.
Capítulo 4 Con agua y sin cartera
La mañana desayuno en hotel con croisan, pero nos auguraba un mal día como así ocurrió, de todo, en primer lugar visitamos la torre de Hércules con alguna llovizna y entre risas y fotos, la verdad que estábamos mas solos que la una, salimos hacia Cambados, donde estuvimos en el mercado, fotografiando el pescado de distintos tipos hasta las enormes hogazas de pan que allí vendían, despues buscamos la oficina de turismo, que a veces me pregunto para que sirven, porque nosotros apenas hacemos caso, ya que en este caso la visita era relámpago como la lluvia atronadora que nos cayó que nos tuvimos que refugiar urgentemente en un bar para tomarnos un Albariño, aunque también pasamos previamente por la feria de la vieras pero eran caras no hicimos caso alguno, una vez calmada la tormenta partimos a comer hacia O Grove, mi cuñao siempre me comenta que en los viajes siempre te dan alguna estocada y aquí fue, la verdad es que fuimos como borregos al redil aquello parecía un buen lugar para tomar una mariscada, nos hicieron un buena entrada como a los toreros después de una gran faena en este caso era visitar los viveros, ver el marisco.. y después una buena presentación de dos fuentes de marisco, pero que en el fondo todo era congelado, lo único fresco eran los mejillones, calidad precio un insuficiente a la mariscada, por mi parte, ignoro la del resto. Para digerir la comida estaba cerca la isla de La Toja,

una buena visita a su Iglesia de conchas y camino hacia el hotel Trip de Santiago de Compostela, aquí fue donde a la llegada despues de dar las tarjetas del hotel me encuentro que no llevo la cartera, bajo como un desesperado buscando la misma en el coche, en la recepción, en la calle, en fin pasé quince minutos malísimos, en realidad lo que había pasado que se encontraba en un lateral del aiento del coche junto al copiloto, ¿de quién es la culpa? Vaya usted a saber....lo que se que lo pasamos todos muy mal. Una vez pasado el suceso cogimos un taxi, nos encaminamos hacia Santiago de Compostela, lo primero que hicimos fue
llegar a la catedral y abrazar al Santo, después estuvimos pateando sus calles peatonales para descansar y tomarnos una Estrella de Galicia que invité con el mayor agradecimiento del mundo, me supo a gloria por la dichosa cartera, volvimos a dar otra vuelta y entre pitos y pflautas llega la hora de la cena y volvimos a visitar una taberna que el año anterior habíamos estado allí, pulpo, pimientos de Padrón, Albariño...entre otras cosas hicieron deleitarnos y olvidar lo pasado durante este día.

Capítulo 5 ¡Ostras el carril bus!
Esta vez no desayunamos cerca del hotel sino que preferiamos buscar una ruta turistica sin autopista por los pueblos de Galicia para llegar a Vigo, al principio buscando gasolinera topamos con un bar y allí desayunamos, después llovizna, niebla, poblados, un paisaje para ver y descubrir, con poco tráfico y circulando con prudencia se va muy bien, siempre respetando las señales, desde aquí en vío un mensaje para que se respeten las señales de tráfico en todas las carreteras, no por ello a mi llegada a Vigo tuve un error garrafal y me metí cien metros en carril bus, era domingo no tenía mas remedio, pero no deja de ser un error por mi parte....
Una vez aparcado el coche nos fuimos al paseo Marítimo y puerto, visitando la zona centro de Vigo, apenas había gente al ser domingo, el turismo era escaso y los buscadores de gente para los restaurantes se hacían la competencia para conseguir comensales uno de ellosJuan el polaco nos cogió par poder tomarnos unas ostras que fue lo mas destacado. En Vigo compramos vino Albariño y poco más. El regreso lo cimos en autopista porque nos urgía volver de nuevo a Santiago y visitar los lugares del día anterior, es la cuarta vez que voy a Santiago para mi tiene algo especial que no me canso de ir allí, repetimos cena en Obarril y casi nos cierran la puerta del parking a las once de la noche, descanso y hotel.






Capítulo 6 De las murallas a la noche cervantina

Salimos temprano camino para Lugo, desayuno bastante tarde porque no hay muchos lugares donde parar, carretera bastante transitada hasta llegar a la muralla de Lugo, bonita ciudad, que por cierto
en esta fechas seguía con la huelga de basura, pero en la zona amurallada estaba bastante limpia, por eso del turismo, bonita y grandiosa catedral,

gran plaza central y excelentes murallas para realizar un paseo soleado porque esta vez la lluvia nos dejó en paz, tras bajar de las murallas nos acercamos al comercio donde realizamos las últimas compras vinatera y queseras, para después buscar las viandas y satisfacer nuestros estómagos con unas esquisitas y sabrosas zamburiñas entre otros

manjares de Luga, la tarde me deparaba un largo recorrido hasta llegar a Alcaláde Henares, nos sorprendío el hostal Bari por su vistas exterior, pero ocurrió algo sorprendente fue primero que tuvimos que pagar antes de ver las habitaciones y después que el hostal estaba totalmente reformado un diez en calidad precio para el hostal, aunque se encuentra a unos veinte minutos del centro pero fue lo suficiente para visitarl la ciudad, no me esperaba lo bonito y maravilloso que eran sus fachadas de las Universidades, así como el paseo por su calle Mayor, que preciosidad, un lugar excelente no para estar unas cuantas horas sino para visitarlo mas a conciencia, tras quedarnos con el plano de la situación tomamos un refrigerio en la "Cuadra de Rocinante" mención especial es su queso manchego, esta noche cervantina nos dejaría a las puertas de la casa de Cervantes que al siguiente día visitariamos


Capítulo 7 La despedida
Era 22 de julio y estaba ya todo cantado, tras el desayuno que no aconsejo tomar en el hostal Bari, emprendimos de nuevo la visita en Alcalá, paseamos por los mismos lugares de la noche anterior pero con otra ilumninación, el calor se hace notar en esta zona, y tras unas cuantas horas de estar viendo Alcalá y sus monumentales fachadas, Universidades museos y murallas, emprendimos el camino de regreso, con unas paradas para comer y tomar algún refrigerio, llegamos sobre las seis de la tarde a Almería, en la puerta de casa de mis cuñados nos dimos un gran abrazo los cuatro en señal de lo bien que lo habíamos pasado y los momentos felices vividos durante estos días de convivencia tanto de camino, carretera y hotel.
Epílogo la queimada
El día 24 de julio nuestros cuñados tuvieron la amabilidad de invitarnos a celebrar su aniversario de bodas que en realidad era el veintitres pero por esto de reunir a todo el personal se celebró durante esta fecha, tras una copiosa comida regada con Albariño y quesos manchegos entre otros la noche terminó con una gran queimada como recuerdo nostálgico de nuestro paso por Galicia.
POSDATA Quedáis emplazados para realizar el año próximo la ruta a Bilbao y demás.......



Ver en línea : http://anmaju4.blogspot.com/2014/08...

Este artículo tiene © del autor.

14

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 MUNDO CULTURAL HISPANO

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 10

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3316932 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 764 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | Conectarse | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0