Portada del sitio > ENTREVISTAS > EN EL TEATRO TODO ES MENTIRA
Grabar en formato PDF Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

EN EL TEATRO TODO ES MENTIRA

Carlos Téllez Espino

Cuba



Luego de veinte años sin participación en el selectivo Festival de Teatro de Camaguey, Cuba, Las Tunas empieza a vestirse de largo al obtener seis premios en esta última edición. Teatro Tuyo, una propuesta joven, con jóvenes actores y un director que hoy conversa parea nosotros, es el dueño de esa huella marcada en unas tablas que, para bien de una ciudad, existe. Porque es bueno tener a un Ernesto Parra entre nosotros ahora, podemos empezar desde el inicio…

 
Siempre he dicho que el teatro me descubrió a mí. Desde el nivel pre escolar tuve inclinaciones para la escena pues, mis juegos, mi mundo, era el de dar vida a mis soldaditos, ponerles voces y creía en eso. Por supuesto, con cinco años no sabía lo que estaba haciendo y, mi familia, que no proviene de una tradición de artistas, veía esto como “juegos de muchachos”. Fue la maestra Ondina Verdecie quien descubrió potencialidades en mí y creyó que algún día me podría convertir en actor. Ella tenía un títere de guante, Chocolate, con el que nos enseñó los colores, números y canciones. Más que una maestra, Ondina era una artista que educaba y cuando supo que yo estaba dirigiendo un grupo de teatro, me llamó a su casa y me regalo a Chocolate, lo conservaba hacía más de veinte años. Este es uno de los regalos más hermosos que he recibido en mi vida. Ella me descubrió y guió mis primeros pasos. Pero no pude estudiar arte dramático. En los noventa llegaban muy pocas carreras para esta especialidad. En mi año, cuando me encontraba cursando el doce grado, llegó una sola beca para las cinco provincias orientales. El examen se hizo en Santiago de Cuba y me avisaron el día anterior. No llegué a tiempo.
 
Hoy, ¿a quién…?
Sin dudas uno va aprendiendo de todos, desde Stanislavski hasta los Instructores de Teatro de la Casa de Cultura, desde Barba hasta Fidel Vázquez, de Brech a René Fernández y Mario Guerrero, de Meter Brook a los niños y adultos que ven mis obras. De todos vas aprendiendo y vas viendo el camino que has recorrido en sus vidas artísticas, conoces cuáles son las herramientas que han utilizado para vencer obstáculos y avanzar. El Teatro es el reflejo de la vida. En lo que vivo y experimento radica la técnica.
 
¿Cuántos personajes has hecho…? 
Con esta pregunta me obligas a responder con cifras, más de treinta. Las cifras no son buenas. En este caso, lo más importante es que esos personajes hayan llegado a las personas. Hace poco más de dos años que no actúo por mi estado de salud y aún hoy los niños me saludan como Papote, El pirata Karafate, el Come asombros o Candela, El Hado, el Rey Hedor y otros más. Cuando en la calle o en otro lugar alguien te llama por uno de esos treinta personajes, entonces las cifras tienen sentido.
 
¿Cuántas obras…?
Más de veinte. Pero, insisto, lo importante no es ese numerito, sino el numerito de personas que las han visto y has logrado entrar en sus vidas para divertirlos, conmoverlos y estimularlos a la reflexión. Que algunas de esas obras hayan calado sus sentimientos es el verdadero objetivo de una puesta en escena.
 
¿Cómo trabajas tus personajes? 
Lo primero es que yo creo en esos personajes y esa fe me da una certeza que posibilita una estrecha relación con él. Comenzamos una especie de relación afectiva, donde aprendo de él y él aprende de mí. Creo que mis mejores amigos son mis personajes, sin obviar a Norge Batista, Ángel Ramiz, Fidel Vázquez y Ángel Dovale, que también son personajes, aunque nunca los he interpretado. En el teatro todo es mentira en el sentido estricto de la palabra. Esa mentira se convierte en verdad cuando tú eres capaz de creer en ello y le dedicas mucho tiempo para que esos personajes cobren vida dentro de la tuya. Es como vivir con uno de estos amigos que te mencioné, bajo un mismo techo. Qué filosofía tan rara, ¿verdad?

 

 
Que tipo de títeres prefieres…
Existen diversas técnicas de animación, donde cada títere posee una anatomía específica, con particularidades y recursos expresivos propios. Según las características del texto y de la puesta en escena es que selecciono con qué técnica se va a trabajar. Esto implica un entrenamiento por parte de los actores para dominar de forma acertada las posibilidades dúctiles del títere.

 
Por qué el Clown 
Esta pregunta requiere toda una entrevista para ella sola, pues el clown es un misterio. Te la respondo en síntesis. Creo que todo actor, si quiere probar que lo es, debe interpretar un personaje clown. Muchos tienen miedo a hacerlo y lo confiesan. Otros lo subvaloran, que es una manera de no reconocer el miedo que sienten ante la idea y otros lo desacreditan al ponerse un par de zapatones, una nariz roja y una ropa con colorines pensando que eso es un clown. Creo que los que tienen cualquiera de estas tres aptitudes son, en buen cubano, “verdaderos payasos”, pues un clown debe tener la grandeza del genial Charlot o del enigmático Trompoloco, o del inolvidable Oleg Popov. Los que temen, subvaloran o se disfrazan de payasos, no tienen la más mínima capacidad de reconocer la inmensidad de estos actores. Como deseo que mis actores y yo seamos algún día inmensos, seguimos los pasos de estos grandes, esforzándonos por ser verdaderos clown.
 
El  personaje que quisieras hacer y no has hecho.
Hasta ahora los que he querido hacer los he hecho.
 
¿Cómo decides las obras que Teatro Tuyo va a montar?
He descubierto que mis espectáculos poseen una tridimensionalidad teatral. Esto significa que, ante una puesta en escena dirigida por mí, el público se divierte, se conmueve y reflexiona. Cuando veo que una obra escrita por alguien reúne estas características o yo se las puedo aportar, entonces la escojo. Si no aparece en ese momento, que lleva meses y decenas de obras leídas, entonces termino escribiendo una. Si el teatro aún existe como fenómeno artístico y ha sobrevivido a los descubrimientos e inventos como el cine, la TV o Internet es porque tiene algo que decirnos, porque su dramaturgia aborda un tema en el que el público se ve reflejado e interactúa con ese discurso escénico. Los creadores tenemos esa responsabilidad, debemos presentar obras donde la comunidad a la que perteneces se sienta representada. Creo que el trabajo artístico de un teatrista comienza cuando eres consciente de la realidad que te rodea y su problemática. Nuestro oficio está en llevarlo a la escena. No sólo porque trabajamos para un público, sino porque, también, sin público no hay teatro. Sufro mucho cuando veo espectáculos tan alejados de lo que le pasa a los cubanos y en particular a los tuneros. A veces se quiere ser universal tratando de obviar el medio y el resultado es que el medio te obvia a ti. Lorca reflejó en sus obras todo el lenguaje y folclor del sur español, fue un localista de pies a cabeza, gracias a eso ahora es universal.
 
Qué es el teatro para Ernesto Parra.
Lo mismo que el agua para el pez, mi hábitat.
 
Qué significa para ti Teatro Tuyo
Los padres entenderán mi respuesta, un hijo.
 
Qué le falta por hacer a Ernesto Parra y a Teatro Tuyo.
Todo. Cada paso que damos nos sirve como meta y punto de partida. Siempre estaremos por hacer algo mejor.
 
El teatro en Cuba y en las Tunas…
En Cuba, va. En Las Tunas… va.

 
Si te dieran la posibilidad de hablar ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, ¿qué dirías?
Que parte del dinero que invierten en los gastos de reuniones que, como casi siempre, no resuelven nada, nos lo donen para ver si le ponemos un tabloncillo al Cine Teatro Luanda de aquí de Las Tunas, Cuba, el que está cerrado debido a las pocas condiciones técnicas que ofrece para el trabajo actoral, así como para adquirir el aforo, los equipos de sonido y luces, pues nosotros hacemos teatro sin tener un teatro. ¿Crees que alcance el presupuesto? Creo que los doce premios que obtuvimos en el 2006, así como el hecho de contar con un público que nos sigue en cada función avalan esta petición. 
 

info portfolio

Este artículo tiene © del autor.

1675

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 Mundo Cultural Hispano

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 3

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3398566 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 537 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | Conectarse | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0