Portada del sitio > BLOGS Y DIARIOS > Me esdoy boniendo balo
Grabar en formato PDF Imprimir este artículo Enviar este artículo a un amigo

Me esdoy boniendo balo

Nepomuk



Me estoy poniendo enfermo. Por etapas. Anoche estaba enfermo hasta los tobillos. Esta mañana ya me llegaba por las rodillas, y ahora mismo estoy enfermo más o menos por la cintura. Creo que para mañana por la mañana ya estaré enfermo por las orejas y podré tomarme aspirinas, sonarme los mocos, hablar con la B y circular por casa con el pijama y el chullo. Jon K. suelta un chorrito de risa, cada vez que me ve pasar con el pijama y el chullo en la cabeza. Le da una especie de emotividad descojonada. De esas que mitad te ríes, mitad te enterneces. El chullo es lo que más me quita el frío del mundo mundial. Y es un chullo de verdad. Del altiplano. Me lo trajo mi amigo peruano el año del último terremoto. No le pilló el terremoto por un pelo, así que siempre pienso que es una especie de chullo de la buena suerte.

Llevo todo el día barruntando mi resfriado yo solo en casa. Jon Karlos trabajaba, Simón estaba con un amigo, y Pedro tenía la primera invitación de cumpleaños de su vida. De la niña sorda de su clase. La que le gusta. Me ha pedido que le ayudase a peinarse los tres pelos que le salen siempre disparados en la coronilla. Me ha parecido muy tierno, pero mira tú a quién va a pedir ayuda sobre pelos... Al rey de las cabezas anarquistas. Se los he aplastado con colonia y un cepillo, como he visto hacer a las madres en las películas. Al final iba con los tres pelos igual de tiesos, pero mojados. Soy un padre de acogida un poco desastroso ¿no? No importa. Iba guapo. Por la ilusión. La ilusión nos vuelve guapos. Como si nos encendieran por dentro.

Han celebrado el cumpleaños en un Mc Donalds. Yo me he despedido de él y luego en vez de irme, me he sentado en una mesa, a una distancia prudencial y estratégica, para poder verle sin que él me viera a mí. Por una parte quería que se sintiera solo e independiente, pero por el otro estar cerca para poder ayudarle si entraba en otra de sus crisis, como el día de la función de Navidad. Así que ahí me he quedado durante las dos horas del cumpleaños. Comiendo patatas fritas hasta el infinito y más allá. Y no ha pasado nada. Al contrario. Todo el rato han estado la niña y él, jugando los dos con la misma DS muertos de risa, y apartados del resto de los niños. Ahí hay feeling. Te lo digo yo. Luego ya se han metido todos en el cine y he vuelto a casa, dando por finalizada mi labor de espía comepatatas. Le acaba de traer Karlos a casa hace un rato. Está feliz.

¿Ves? Te lo repito: el amor salva el mundo.

Ver en línea : http://nepomundos.blogspot.com/2015...

Este artículo tiene © del autor.

4

Comentar este artículo

   © 2003- 2015 MUNDO CULTURAL HISPANO

 


Mundo Cultural Hispano es un medio plural, democrático y abierto. No comparte, forzosamente, las opiniones vertidas en los artículos publicados y/o reproducidos en este portal y no se hace responsable de las mismas ni de sus consecuencias.

Visitantes conectados: 5

Por motivos técnicos, reiniciamos el contador en 2011: 3314136 visitas desde el 16/01/2011, lo que representa una media de 756 / día | El día que registró el mayor número de visitas fue el 25/10/2011 con 5342 visitas.


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0